Según fuentes cercanas al equipo, el actual director de la escudería Mercedes podría dejar el equipo al finalizar la temporada tras no conseguir renovar su cargo al frente de la escudería alemana.

ImagenRoss Brawn ya aseguró hace tiempo que su renovación con el equipo estaría ligada a la adjudicación de un alto cargo, manteniendo su estatus. Tras meses de negociación, las conversaciones entre ambas partes están en punto muerto y las creencias del equipo no ayudan a llegar a un acuerdo. Los germanos creen que tener un sólo director, como actualmente tienen, es un concepto del pasado y que las complejidades de la competición en la actualidad exigen que más de una persona lleve las riendas del equipo. De esta forma, Paddy Lowe que fue fichado el pasado invierno para sustituir a Brawn de forma inmediata, compartiría el cargo de director con actual director ejecutivo, Toto Wolff. 

El futuro del inglés no tiene un objetivo claro, ya que Mercedes estaría dispuesto a ofrecerle un cargo menor, aunque Ross Brawn no está dispuesto a aceptarlo. Así que ahora toca esperar a que finalice la temporada, ya que no se plantea aceptar otro puesto hasta que no finalice su papel actual. Y según algunos rumores y las relaciones pasadas, McLaren podría ser una opción para el inglés tras la vuelta de Honda en 2015 o incluso se le ha colocado en la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), por su unión con el actual presidente,Jean Todt, que trabajó con Brawn en Ferrari, ocupando el puesto de director ejecutivo.