Imagen

Por Ana Vázquez (@alu_02). El futuro piloto de Red Bull Racing, Daniel Ricciardo, se encuentra a la espera de su nuevo reto, competir con el tetracampeón del mundo Sebastian Vettel. Dos años de edad y cuatro títulos mundiales son las principales diferencias entre el alemán y el australiano, que ya ha estado practicando en el simulador de la que será su escudería la temporada que viene. El piloto, con sólo 24 años, pasará a ser el sustituto de Mark Webber. Un australiano por otro australiano.

Ricciardo, a pesar de la presión que tiene encima y que sabe que todas las expectativas estarán centradas en él, confesó para la publicación SpeedWeek que está “tan emocionado como un niño pequeño”. Daniel prometió al periódico Die Welt que también ayudaría en 2014  a defender el título mundial en el campeonato de constructores y que aprendería mucho de Vettel. “Yo sé que tengo la mejor referencia de la Fórmula 1 con Sebastian. Tengo mucha curiosidad por ver cómo me comparan con él”.

“Creo que Sebastian siendo campeón del mundo cuatro veces tiene mucha más presión que yo. Si nuestro coche es lo suficientemente rápido para la victoria, todo el mundo esperará de él que recupere el título”, dijo. “Sin embargo, yo no soy más que un conductor joven. Nadie espera que pueda derrotar a Sebastian. Sin embargo, voy a intentarlo, por supuesto “.

Bromeando sobre el tema, Daniel comentaba que veía a Vettel en forma, carente de toda debilidad, “tal vez debería mezclar algo en su comida“, dijo riendo. Desde el respeto, Ricciardo estará viendo a su “maestro” de cerca y lo tratará de imitar lo mejor posible.

Daniel Ricciardo y Sebastian Vettel se conocen desde hace siete años y siempre se han llevado muy bien. “Yo sé que él es un piloto extraordinario que merece absolutamente cada uno de sus cuatro títulos. No hay absolutamente ninguna duda. Pero yo llegué a conocerlo fuera de la pista y sé que tiene los pies sobre la tierra y que no se considera a sí mismo como muy importante”, mientras lo describe, el piloto de Toro Rosso se va dando cuenta de que cada vez existen más paralelismos entre él y Vettel.

Desde afuera pueden ser diferentes pero sin embargo, en carácter son muy similares. “Él parece ser un tipo gracioso.También trato de ser un tipo gracioso, así que sin duda nos reiríamos mucho juntos. Trata de mantener su vida privada tanto como sea posible fuera de la pista. Él viene aquí para hacer su trabajo y no a ser grabado por las cámaras. Me gusta la actitud de Sebastian respecto a este tema”.

Una verdadera amistad entre compañeros de equipo siempre es difícil, sin embargo, habiendo pertenecido a la Academia Red Bull e incluso habiendo coincidido un par de veces juntos, hace las cosas más fáciles.  La amistad entre compañeros de equipo, según Ricciardo, “va desde ir al cine hasta hablar de los deportes o de los problemas con la novia”. El piloto cree sinceramente que esta relación es difícil en una misma escudería porque “ambos pilotos quieren ganar y siempre hay alguien que tiene que perder”.