La temporada 2013 de Fórmula 1 pone rumbo a su recta final encarando la penúltima carrera del año en el circuito de las Américas, en Austin. Es el segundo Gran Premio que se corre aquí, en un circuito que gozó de la inmediata aceptación entre los pilotos.

Con el Campeonato de pilotos y constructores en el bolsillo, a Red Bull solo le queda relajarse y  hacer su carrera mientras mira cómo los demás equipos luchan por las últimas posiciones golosas de los campeonatos. Mercedes, tiene 11 puntos de ventaja sobre Ferrari, aunque se podría pensar que su mayor amenaza es Mercedes, quien ha anotado muchos más puntos en las últimas carreras. Por otro lado, Fernando Alonso parece el más apto para quedarse con el subcampeonato de pilotos con Kimi fuera de combate.

F1 Grand Prix of USA

Así llegan los pilotos de Red Bull a Estados Unidos

Sebastian Vettel puede disfrutar sin presiones de esta carrera como flamante campeón del mundo, en la cual, el año pasado partió de la primera posición y llegó segundo a la línea de meta, después de que Hamilton le arrebatara el lugar más alto del podio.

“El año pasado fuimos todos resbalando bastante porque la pista estaba todavía muy nueva, sobre todo en el tramo estrecho y sinuoso cerca del final. A veces, era casi más estilo rally que Fórmula Uno, porque era muy resbaladizo! La sección de la cuesta empinada al principio es particularmente difícil . El año pasado me tomó bastante tiempo orientarme y para posicionar el coche correctamente”.

Por su parte, Mark Webber, llega a Austin en una posición más comprometida, situándose en la quinta posición del mundial con 166 puntos. En la anterior edición de esta carrera, el piloto aussie consiguió la tercera posición en la parrilla de salida, pero su coche dijo basta, por lo que no pudo terminar la carrera.

“Es un verdadero mérito de todos los involucrados en la organización del evento inaugural (el año pasado) que fue tan bien. Y Austin es una gran ciudad, así que no veo ninguna razón por la que la F1 no puede obtener un verdadero punto de apoyo en los EE.UU. en este lugar. Se trata de una pista de carreras increíble, se veía bien en el papel y estuvo a la altura de las expectativas. Es realmente estimulante conducir aquí, con un montón de curvas rápidas y algunas grandes ondulaciones. Había algunas preocupaciones iniciales acerca de la longitud del primer sector porque es largo y tiene un montón de curvas consecutivas. Pero creo que está bien, es muy difícil porque es rápido y hay que ser muy preciso, ya que es muy difícil de recuperar el impulso perdido si cometes un error”.

Red Bull, con los deberes de 2013 hechos y con matrícula de honor, sigue con hambre de victoria, como bien lo demuestran las siete victorias consecutivas que han conseguido con Vettel. Esperando acabar la temporada por todo lo alto, no bajará los brazos e irá a por el máximo, como nos tienen acostumbrados los Campeones del Mundo.

Nos leemos en @PitLane_F1 y en mi Twitter @CristiAndalucia