Brazil_Flag

Llegamos por fin a la última cita del Campeonato. Una temporada que ha durado nueve meses, nos ha llevado por 4 continentes y 19 países. Si comparamos este año con el anterior, 2013 sale claramente perdiendo. Ha habido menor número de ganadores, menor número de polemans, menor número de pilotos diferentes que han subido al podio…y así con la gran parte de las estadísticas. Lo mejor de la temporada fue, probablemente, el inicio. Sin coches dominantes, varios pilotos de distintas escuderías pudieron repartirse las victorias sin que faltase la emoción en ninguna de ellas. Todo cambió cuando Pirelli decidió modificar sus neumáticos a mitad de temporada (en teoría, se hizo en pro de la seguridad). Algunos equipos (y en particular Red Bull), se beneficiaron del cambio y empezaron a mejorar sus actuaciones. Otros, como Ferrari, no supieron adaptarse y han ido dando palos de ciego desde entonces. Desde el parón veraniego, Sebastian Vettel lo ha ganado todo: ocho victorias de ocho posibles para el alemán, superando así las 7 de Ascari y Schumacher y convirtiéndose en la mayor racha de triunfos consecutivos en Fórmula 1. Si gana también este fin de semana, igualará el récord de victorias en una temporada que ostenta el mismo Schumacher.

No sólo está eso en juego: muchos pilotos pelean por escalar posiciones en el Mundial. Entre ellos, Mark Webber, que querrá despedirse de la Fórmula 1 de la mejor manera posible e intentará conseguir la tercera plaza que ostenta Hamilton. El inglés cuenta con 6 puntos de ventaja sobre el australiano y 4 sobre Kimi Räikkönen que, con su abandono, ha descafeinado un poco la lucha. Por detrás, Di Resta, Hülkenberg y Pérez lucharán por la décima posición (tan sólo hay 7 puntos entre el escocés y el mexicano); Vergne intentará demostrar su valía y ganarle la partida a Ricciardo (13 puntos del francés por los 19 del australiano) y Gutiérrez pelará con ambos Williams por la 16ª plaza.

También habrá muchas miras puestas en ver quien se hace finalmente con la segunda posición del Mundial de Constructores, ahora en manos de Mercedes pero amenazada por Ferrari y Lotus. Los alemanes cuentan con una distancia considerable (15 puntos), pero los pilotos de la Scuderia ya han dicho que no van a Brasil para divertirse, a pesar de que sea un objetivo muy ambicioso. Los italianos no podrán despistarse y tendrán que mirar también por el retrovisor, dado que Lotus se encuentra a 18 puntos e intentarán asaltar la tercera plaza. No es la única pelea entre equipos: Marussia y Caterham intentarán, por todos los medios, asegurarse la décima posición, la última remunerada por la FIA.

No faltarán emociones y el espectáculo está asegurado, así que te recomiendo que no te pierdas la carrera más emocionante del Mundial. Recuerda que podrás seguir los entrenamientos libres, la clasificación y la carrera con todo lujo de detalles a través de nuestro Twitter dedicado a la Fórmula 1: @PitLane_F1. Además, nuestros redactores se encargarán de contarte todo lo que ocurra con los previos, las crónicas y los análisis más completos de cada equipo en nuestro blog. ¡Síguenos y no te quedes atrás!

Así es Interlagos

Brasil

El circuito de Interlagos forma parte del Campeonato Mundial de Fórmula 1 desde el año 1973 cuando el héroe local, Emerson Fittipaldi, se adjudicó el Gran Premio inaugural. En 1978 el Gran Premio de Brasil se trasladó a Rio de Janeiro, para volver a Interlagos al año siguiente y en 1981 regresar definitivamente a Rio. En 1990 la Fórmula 1 volvió al Autodromo Jose Carlos Pace y, desde entonces, es un fijo del calendario. El circuito es rápido y va en sentido contrario a las agujas del reloj. Tiene una superficie muy bacheada y los desniveles del trazado hacen que sea una pista muy exigente para piloto y coche. Otro factor importante históricamente en Brasil es la climatología que suele ser inestable, dando lugar a carreras épicas.

La recta de tribuna es el punto más rápido del trazado -se alcanzan velocidades de 310 km/h-, y conduce a la primera curva, cerrada a la salida y que se debe trazar en segunda. Si se toma adecuadamente, se puede aprovechar al máximo la salida para recuperar tracción, de forma que la entrada en la S de Senna se realiza buscando el exterior en la salida de las curvas y cerrando el viraje hacia el vértice interior de éstas. Después viene la curva Do Sol, bastante abierta y de izquierdas. A su salida se inicia la Recta Oposta. Aquí se acelera hasta los 290 km/h en sexta. Al final, la curva Descida do Lago requiere reducir hasta tercera, para volver a acelerar rápidamente a la salida.

Tras una recta se traza la curva Ferra Dura en cuarta. Es un viraje bastante abierto que permite acelerar pronto para ir a la chicane formada por las curvas Laranja y Pinheirinho, cerradas y seguidas, a las que se entra en segunda pero que se pueden trazar en tercera. Se sale de ambas en cuarta, para acelerar durante un corto tramo en el que se llega a 210 km/h. La siguiente curva, Bico do Pato, requiere de una fuerte frenada hasta reducir a 70 km/h, en primera. A continuación, la curva Mergulho, una curva rápida que se toma en cuarta. Se llega entonces a Junçao, que se toma en tercera. Se sale de esta curva en segunda, para realizar un giro rápido que conduce a la Subida dos Boxes, otra curva bastante rápida que se puede tomar en cuarta. Luego viene una recta en la que se llega a 280 km/h en sexta. La última curva del circuito es un viraje muy abierto, Arquibancadas, donde no hay que reducir velocidad, y a continuación la recta de tribuna.

Ediciones anteriores

  • Temporada 2012

PicMonkey CollageEl GP de Brasil de la temporada pasada fue uno de los más emocionantes de los últimos años. El título estaba entre Sebastian Vettel y Fernando Alonso, con una diferencia entre ambos antes de la última cita de 13 puntos a favor del alemán. Acabó siendo de 3 y gracias. Ninguno de los dos empezó bien la carrera, pero fueron remontando. Alonso consiguió acabar segundo, pero no le valió de nada porque su rival entró en meta en sexta posición, llevándose así su tercer título consecutivo y convirtiéndose en el tricampeón más joven de la historia.

  • Temporada 2008

La carrera de Brasil fue la más emocionante de toda la temporada. Era la última cita del año y aún no se había decidido el título. Felipe Massa debía ganar la carrera y esperar que Lewis Hamilton fuese sexto o peor para alzarse con el Campeonato. El brasileño hizo lo que tenía que hacer y se llevó el triunfo con facilidad. Cuando él cruzó la línea de meta, Hamilton era sexto, por lo que en el box de Ferrari celebraron la victoria. Nada más lejos de la realidad. Hamilton se las arregló para pasar a Timo Glock en la última curva y llevarse el Mundial bajo la bocina, para decepción y enfado de la Scuderia.

Dos zonas independientes de DRS

2013 Brazilian Grand Prix   Circuit Map   Federation Internationale de l AutomobileEn años anteriores sólo había un zona en la que activar el alerón trasero móvil, pero este año la FIA ha decidido añadir una más. La primera zona de detección estará ubicada en el ápice de la curva 2 y los pilotos podrán activarlo 20 metros después de la curva 3. El segundo punto de detección estará 30 metros después de la curva 13 y se podrá activar el DRS 60 metros antes de la curva 15.

Previsión del tiempo

La pasada temporada se vivió la carrera más espectacular del año en Interlagos gracias, precisamente, a la mala climatología. El tiempo aquí siempre es imprevisible, así que las predicciones en ningún caso hay que tomarlas como seguras. Este viernes se prevé que las temperaturas ronden entre los 18º de mínima y los 24º de máxima, con un 69% de probabilidad de lluvia a la hora de los primeros entrenamientos libres y un 57% a la hora de los segundos. El sábado se espera que desciendan las temperaturas y se sitúen entre los 17º de mínima y los 20º de máxima, con un 32% de probabilidad de lluvia a la hora de la Clasificación. El domingo las temperaturas rondarán los 17º de mínima y los 23º de máxima, con una probabilidad de lluvia del 23% a la hora de la carrera.

Horarios del Gran Premio

horarios_brasil_2013