dcd1312my41

Esta temporada cabría pensar que un piloto ha destacado sobre todos los demás gracias a sus victorias, sus récords y su recién revalidado título mundial. Y ese no es otro que Sebastian Vettel. Pero, si es así, ¿por qué minutos antes de la última carrera en Brasil llegó a ser Trending Topic en Twitter #GraciasFernando? El piloto español sólo ha ganado 2 carreras frente a las 13 de su rival y se ha subido al podio en 9 ocasiones mientras que el alemán lo ha hecho en 16. Y ya no hablamos de los títulos mundiales de uno y otro: 2 hace 7 temporadas frente a 4 en los últimos años de forma consecutiva. Si lo ponemos así, obviamente el de Heppenheim sale ganando. Pero la afición y el reconocimiento mundial no sólo se basan en cifras para apoyar a uno u otro.

526465_610205172342293_1463675243_nEs difícil decidir cuál ha sido la mejor victoria de Fernando Alonso en Fórmula 1. La mayoría de la gente pensaría en Valencia 2012 cuando, saliendo desde la undécima posición, ganó la carrera gracias a una demostración de talento y poderío. Otros dirían que fue Monza 2010, saliendo desde la Pole; o el triunfo de este año en Barcelona saliendo quinto, cuando las estadísticas decían que en Montmeló es imposible ganar no saliendo entre los tres primeros. El de Oviedo ha logrado victorias de todas las formas posibles, mientras que si miramos las de Vettel nos damos cuenta de que todas son prácticamente iguales. Es difícil también quedarse con una, pero por algo completamente diferente. El motivo es que Seb no ha ganado nunca saliendo cuarto o peor y todas sus victorias han sido, en mayor o menor medida, muy cómodas. No se trata de desmerecer al alemán, se trata de lo que consigue uno con un coche claramente inferior y lo que consigue otro con el mejor coche de la parrilla 4 años seguidos. El mérito de Sebastian está ahí, pero como el mismo Alonso ha dicho esta semana, “Vettel tendrá problemas si tiene el cuarto o quinto coche y no consigue ganar. Entonces sus cuatro títulos serán un problema para él”.

Remitiéndonos a las pruebas y siendo objetivos, hay que decir que el Red Bull ha permitido a sus dos pilotos luchar siempre por las victorias en los últimos 4 años, pudiendo haber excepciones (que cuesta encontrar). En cambio, la situación de Ferrari ha sido a la inversa. Las excepciones son los GP’s en los que Alonso y Massa han podido luchar de tú a tú con el resto por la primera posición y la constante son las carreras en las que se han visto obligados a competir con rivales teóricamente inferiores.

Elogios de propios y extraños

BFlWILUCAAEU9RIDe un tiempo a esta parte, se ha  convertido en costumbre elogiar a Alonso por su trabajo estos últimos años. No es para menos. El asturiano demuestra carrera tras carrera de lo que es capaz. Como Adrián Campos dijo en su día: “Cuando tiene un coche para llegar a los puntos, se sube al podio. Cuando tiene uno que puede llegar al podio, consigue vencer. Si tiene un coche que puede ganar, lucha por el Campeonato”. Puede que su mentor se quedase corto aquel día. En 2012 no tuvo un coche para ganar y, en cambio, estuvo a punto de hacerse con su tercer título gracias a dosis iguales de constancia, trabajo y talento.

Los elogios no vienen sólo de personas conocidas en el mundo de la Fórmula 1. También vienen de la afición (y no sólo del sector alonsista). El ovetense sale ovacionado de cada circuito que pisa, algo que no pueden decir todos. En un último gesto de agradecimiento, la afición se dirigió a él en las horas previas al GP de Brasil y consiguió hacer llegar a TT en Twitter: #GraciasFernando. He querido recoger dos tweets que vienen en consonancia con todo esto:

@joseluisf1: “Por tu profesionalidad, por tus ganas de ganar, por no rendirte nunca, por tratar de ser el mejor en todo y conseguirlo” #GraciasFernando

@IrisMarman: #GraciasFernando por hacernos vivir, llorar, sentir auténtica pasión por la F1. Siempre serás nuestro ETERNO CAMPEÓN.

Sólo me queda por decir: Gracias Fernando. Algún día les diré a mis hijos: “Yo vi correr a Fernando Alonso”.

Imágenes: Sutton