La temporada 2013 ha terminado para Marussia como la mejor de su corta historia tras vencer a sus rivales de Caterham en el Mundial de Constructores gracias a la decimotercera posición que consiguió Jules Bianchi en el Gran Premio de Malasia. Los anglo-rusos supieron aprovechar al máximo el mal inicio de temporada que tuvo Caterham para conseguir la décima plaza en el Mundial, algo que ya estuvieron a punto de conseguir en 2012.

Un comienzo “movidito”

Los de Banbury, con graves problemas económicos antes de empezar la pretemporada, solo tenían anunciado un piloto, Max Chilton, cuando presentaron el MR02 el 5 de febrero. Al día siguiente, anunciaron el fichaje de Luiz Razia para completar su alineación de pilotos. El brasileño participó en dos días de test en Jerez pero, antes de llegar a Montmeló, Marussia decidió rescindir su contrato debido a que sus patrocinadores no habían efectuado el pago pertinente al equipo.

Así, Marussia volvió a quedarse sólo con Max Chilton hasta que anunciaron el fichaje de Jules Bianchi en el penúltimo día de test en Barcelona. El francés perdió la batalla con Adrian Sutil por un asiento en Force India y tuvo que conformarse con rodar los dos últimos días de test en Montmeló para acostumbrarse al MR02.

La llegada del galo al equipo terminó siendo a largo plazo una pieza clave en el desarrollo de la temporada de Marussia, pues encabezó la parte de atrás durante toda la temporada y consiguió la décima posición del Mundial de Constructores para su equipo.

Una temporada de altibajos para Marussia

Marussia seguía con problemas antes de empezar la primera carrera de la temporada en Australia. En esta ocasión se debió a que Bernie Ecclestone les negaba los derechos de imagen por no haber firmado el Pacto de la Concordia. Al final todo se solucionó y los monoplazas anglo-rusos pudieron aparecer en todos los televisores del mundo al igual que los demás equipos.

El Gran Premio de Australia dio muy buenas esperanzas a los de Banbury tras ver que el MR02 tenía mejor ritmo que el Caterham, con Jules Bianchi haciendo un muy buen debut al terminar en decimoquinta posición. La situación se repitió en Malasia, cuando Bianchi alcanzó el mejor resultado de la temporada con un decimotercer puesto.

A partir de ahí, los de Caterham empezaron a recuperar el terreno perdido con los de Marussia y, al igual que sucedió en años anteriores, volvieron a tomarles la delantera, aunque por suerte para los anglo-rusos, los de Leafield no tuvieron la oportunidad de arrebatarles el décimo puesto en el Mundial de Constructores. Como dato destacable, sólo en las dos últimas carreras Jules Bianchi pudo terminar por delante de los dos Caterham.

Objetivos cumplidos: ahora mirando para 2014

En Marussia están muy satisfechos con cómo ha salido la temporada 2013, además de cumplir con los objetivos principales han cumplido otros que no se habían propuesto, como pasar a la Q2 con ambos coches (lo consiguieron en el Gran Premio de Bélgica gracias a las condiciones meteorológicas adversas de la pista). De cara a 2014 pretenden conseguir tal hazaña con regularidad.

Este año los coches de Marussia fueron los últimos que montaron motores Cosworth V8, ya que el fabricante inglés no participará en la nueva era V6 Turbo. Así, los monoplazas anglo-rusos serán propulsados por motores Ferrari V6 en 2014, mientras que sus rivales de Caterham seguirán usando los propulsores Renault durante la próxima temporada.

La temporada 2013 para los pilotos de Marussia

  • Jules Bianchi (19º, 0 puntos): El piloto francés consiguió el asiento de Marussia a última hora tras perder la oportunidad de correr para Force India este año, y no pudo ser mejor sustituto de Luiz Razia. Demostró su talento consiguiendo el mejor resulatdo de la temporada en su segunda carrera, y además derrotó a los pilotos de Caterham en los momentos más difíciles del MR02. A la espera de tener un mejor asiento en los próximos años, Bianchi renovó con Marussia para seguir corriendo con ellos en 2014.
  • Max Chilton (23º, 0 puntos): El piloto inglés no ha destacado en su temporada de debut por sus resultados en pista, sino por su fiabilidad en ella. Aunque el británico tenga el dudoso honor de cerrar el Mundial de Pilotos, ha demostrado ser un piloto muy fiable al conseguir el nada despreciable récord de terminar todas las carreras en su primera temporada con un equipo como Marussia. No se sabe si continuará con los anglo-rusos en 2014, pero lo más probable es que no haya cambios en la formación de los de Banbury para el próximo año.

Fuente de las imágenes: Marussia