Si algo está aportando esta pretemporada es una amplia y dispar imagen en cuanto a los diseños de los monoplazas, motivado por los radicales cambios en el reglamento, en especial en temas aerodinámicos. De todos ellos, el más arriesgado ha sido el nuevo Caterham CT05, el primer monoplaza diseñado y construido íntegramente en el Centro Técnico de Leafield y que estará en manos de Kamui Kobayashi y el joven debutante Marcus Ericsson.

12191180813_ea556267c8_b

El equipo malayo ha sido de los últimos en presentarse hoy en Jerez y ha dejado a todo el mundo con la boca abierta. Su diseño, desde luego, no ha pasado inadvertido para nadie por lo exagerado de su frontal, en dos planos -muy similar al del año pasado- y coronado con una exagerada protuberancia en su extremo, junto a unos voluminosos alerones delanteros.

El equipo de diseño de Caterham se tomó al pie de la letra lo de la necesidad de entrada de flujo de aire y optó por la solución más “imaginativa”, aunque no precisamente la más vistosa desde el punto de vista estético. En definitiva, un diseño que le convierte por derecho propio en el más feo de todo el paddock, con mucha diferencia.

El debut del nuevo Caterham CT05 en el circuito español, además de bastante precipitado (el equipo no terminó de montar el monoplaza hasta la tarde), hay que decir que no ha sido muy afortunado. El primero en tomar los mandos del nuevo monoplaza ha sido el debutante Marcus Ericsson. Sin embargo, su paso por el circuito de Jerez en el día de hoy ha sido más que efímero, pues el joven piloto sueco sólo ha podido dar una vuelta al trazado, debido a distintos problemas técnicos.

Pese a todo, el director del equipo Cyril Abiteboul se ha mostrado muy optimista sobre el futuro próximo del equipo, al que ve con muchas posibilidades de abandonar el “farolillo rojo” de la clasificación de constructores cosechado el pasado año.

“Creemos que el CT05 es un buen punto de partida para nosotros para hacer frente a la nueva normativa y sus desafíos asociados, en particular en términos de fiabilidad. Tenemos un montón de gente talentosa en Leafield que ha trabajado incansablemente para dar vida a este coche y todo el mundo ha jugado un papel importante en ayudarnos a superar todos los objetivos que nos habíamos fijado”, dijo el responsable deportivo del equipo Caterham.

Abiteboul añadió que “no sabremos dónde estamos realmente en relación con los otros equipos hasta la primera carrera, pero creemos que hemos respondido a los desafíos planteados por las nuevas regulaciones. También tenemos muy buenas razones para ser positivos acerca de cómo se va a desarrollar el coche a lo largo de la temporada que se avecina“.

Por su parte, Mark Smith, director técnico del equipo explicó los cambios y sobre todo el por qué de su aparatosa nariz: “A pesar de los grandes cambios en las reglas introducidas esta temporada, nuestra filosofía en el diseño fue un poco diferente a lo habitual al tratarse de un coche totalmente nuevo. Hemos tratado de maximizar el rendimiento aerodinámico y mecánico dentro de la normativa. Sin embargo, no hemos puesto un énfasis especial en ello debido a que lo hemos puesto realmente sobre sobre la reducción de peso y, teniendo en cuenta cómo será de importante la fiabilidad, hemos sido un poco más conservadores en las áreas que rodean al nuevo motor (sistemas de refrigeración, tubos de escape, la gestión del calor, etc).”

12190926405_ab99efa559_b

En el debate suscitado acerca del diseño y la funcionalidad del extremadamente osado diseño del frontal del Caterham CT05, Smith se posiciona claramente a favor de lo segundo frente a lo más o menos lograda estética de su morro.

“El morro del coche es fácilmente identificable por tener que descender a la altura obligatoria, por lo que hemos tenido que aplicar una nariz adicional e inusual por encima. El propósito de esto es principalmente aerodinámico. Esta parte delantera del coche es la que, obviamente, va a inspirar más debate, pero nos hemos centrado en la optimización de las estructuras de flujo alrededor de la nariz, la parte frontal del chasis y la anchura reducida en el área del alerón delantero, todo en respuesta a los cambios en el reglamento de este año. Sin embargo, vamos a comenzar a realizar pruebas sin esperar ninguna respuesta definitiva, ya que estamos a la espera de evaluar soluciones alternativas que iremos implementando a lo largo de esta temporada“, concluyó Smith.

Fuente de las declaraciones y las imágenes: Caterham