Después de un año que se recuerda como el peor desde hace más de tres décadas para la escudería británica, con resultados decepcionantes y complicaciones técnicas (menor presupuesto por falta de patrocinios, “fuga de cerebros”…), McLaren no da muestras de que todo ello haya pasado, y en medio de un año de transición para ellos ante el cambio de motorista del año que viene (abandonarán Mercedes para ser motorizados por Honda), presentan un monoplaza atrevido e interesante. McLaren (a priori) está de vuelta.

 PresentaciónMP4-29 Woking

 (Presentación MP4-29 en Woking, vía Sutton)

 

A la escudería británica no parecen haberle pesado sus problemas, y han respondido al mal tiempo como lo que son, una de las grandes. El proyecto de 2014 no era un proyecto para tomárselo a la ligera, y pese a que McLaren probará suerte con los experimentados japoneses de Honda a partir de 2015, el equipo aún motorizado por Mercedes muestra su ambición con este MP4-29, un monoplaza que promete dar muchas sorpresas, como las que ya nos hemos llevado.

En PitlaneF1queremos repasar los conceptos principales de este intrigante monoplaza. Este es el arma de los de Woking:

 

El morro

 MP4-29 nose

(Morro del MP4-29, vía Sutton)

 

Como ya os imaginabais, empezamos obligadamente por la “nariz” del nuevo McLaren. En este caso, vemos el concepto que más se ha repetido en toda la parrilla.

A diferencia del Ferrari y el Mercedes, el McLaren opta por un descenso muy suave desde la parte alta del chasis, por lo que ya no vemos ese escalón pronunciado en la parte delantera del monoplaza, si no una caída paulatina y suave, que acaba con un carenado de la parte delantera, con una estructura mucho más fina en la parte final del mismo; no obstante, la, digamos, “protuberancia” del MP4-29, es de las menos acusadas de los monoplazas de la parrilla que han utilizado este concepto (como decimos, el favorito por mayoría de las escuderías).

A priori es de las mejores soluciones para no perder demasiada cantidad de flujo bajo el monoplaza, aunque no por ello ha de ser mejor que otras. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, la filosofía de cada monoplaza es distinta y McLaren ha optado por este diseño porque ha de ir en consonancia con el resto del paquete aerodinámico.

 

Parte delantera

 MP4-29 delantera

(Parte delantera del MP4-29, vía Sutton)

 

En esta zona del monoplaza, vemos primeramente que los de Woking han decidido abandonar la suspensión delantera pull-rod para volver a la push-rod, tras los malos resultados obtenidos por la primera en la pasada campaña, que comprometieron sobremanera el reglaje de la parte delantera del monoplaza, una de las causas por las que McLaren tuvo una paupérrima temporada.

En segundo lugar, vemos el ya característico alerón delantero, disminuido en 150 mm (75 mm en cada extremo), muy trabajado, señal de que McLaren ha llegado con gran parte de los deberes hechos a la pretemporada.

Por último, destacar la colocación de las cámaras de la FOM. En este caso, y a diferencia de Mercedes y Ferrari, McLaren ha optado por una disposición recta, en la misma zona que lo hiciesen alemanes e italianos.

 

Parte lateral

 MP4-29 lateral

(Lateral del MP4-29 en Jerez, vía Sutton)

La zona de los bargeboards y los deflectores sigue un camino parecido a la de la pasada campaña, con modificaciones claras pero no demasiado grandes. Vemos como el deflector lateral de los pontones se queda en una sola pieza al lateral de los mismos, y los apéndices para ganar velocidad en el flujo y redirigir el mismo que el año pasado se encontraban sobre los pontones, decrecen en número y cambian algo su disposición y separación.

Mención especial (y ya es un clásico) a la refrigeración del monoplaza. Si bien la toma superior de aire no es demasiado grande, sí lo son los pontones (como ya pasara con el Mercedes W05), señal de que la refrigeración no está del todo controlada, teniendo que sacrificar por ello parte del estilizado de la coke bottle, sensiblemente más gruesa que equipos como Ferrari (ya visto), Red Bull o Lotus, entre otros.

 

Parte trasera

MP4-29 trasera

 (Parte trasera del MP4-29 en Jerez, vía Sutton)

Al igual que nos pasó con Mercedes, el MP4-29, si destaca por algo es por su trabajada zaga, de la cual podemos decir que probablemente sea la más conseguida y la que más soluciones diferentes y propias posee.

En primer lugar, vemos el típico escape único y central y, en el caso de los de Woking, las salidas para la extracción de aire caliente (proveniente de la unidad propulsora), están situadas en paralelo al mismo (a diferencia de las soluciones adoptadas por Mercedes y Ferrari).

La sujeción del alerón trasero (muy continuista exceptuando la reducción de sus dimensiones por el reglamento), es única y central, colocada encima del escape, una solución muy interesante.

Pero el plato fuerte viene en las suspensiones traseras, que si bien siguen siendo pull-rod, no cambiando en este aspecto, McLaren ha decidido crear una especie de doble beam-wing (recordemos que el ala-viga ha sido eliminada esta temporada) sobre los brazos traseros de sus supensión.

Esta solución, que ha despertado muchas opiniones (desde el interés de James Allison hasta el escepticismo de Adrian Newey), ha sido sin duda la comidilla del paddock en la presente pretemporada. A simple vista, es una solución que debería de generar bastante carga aerodinámica en el tren trasero (algo fundamental con las restricciones en alerón trasero, beam-wing y la pérdida de los escapes Coanda), pero que también debe de generar mucho drag (resistencia al aire), con lo que nos preguntamos si es tan útil como parece a simple vista.

Expertos aseguran que la “suspensión mariposa” del MP4-29, soluciona este problema reaccionando de una manera u otra según la velocidad que lleve el monoplaza, “abriéndose” a altas velocidades (lo que reduce el drag) y manteniéndose en su posición original en curvas de media y baja velocidad, generando la carga aerodinámica necesaria para un mejor paso por curva. Sin duda, independientemente del funcionamiento real y la prestación que otorgue (algo que aún no podemos juzgar), es el elemento a tener en cuenta por excelencia.

Por último, en la presentación no pudimos ver el difusor, pero en la imagen precedente vemos una de Jerez, donde vemos un difusor no muy “rompedor” (aunque no tiene que serlo), pero sí con el característico corte en “v” que hemos podido ver en Mercedes o Ferrari, aunque menos pronunciado.

 

 

Puesta en escena

Las alarmas saltaron el primer día de los test de Jerez, cuando McLaren anunciaba que no saltaría al revirado trazado jerezano por un problema hidráulico. Pero la alarma se quedó en anécdota. McLaren fue el tercer equipo que más rodó y siempre en tiempos competitivos, teniendo sólo un incidente con Kevin Magnussen, pero nada relacionado con la fiabilidad, tema crucial esta temporada.

MP4-29 piñazo

 (Accidente de Kevin Magnussen en Jerez, vía Sutton)

 

Como curiosidad, esta imagen de los sensores colocados por McLaren sobre el alerón trasero, solución única de medición:

pitots RW

(Sensores de medición sobre el alerón trasero del MP4-29, vía Sutton)

 

Así pues, como podéis observar, los de Woking van a por todas en la complicada temporada que se avecina. ¿Creéis que volverán por sus derroteros y volverán a ser una escudería a tener en cuenta?

 

 

@jgarciaillanf1