La primera carrera de la temporada nos dejó algunos récords y estadísticas interesantes, sobre todo por parte de los novatos. Pero no sólo ellos fueron los protagonistas. Los pilotos de Mercedes y el equipo de las flechas plateadas también se hicieron un hueco en la historia de este deporte el pasado fin de semana.

Australia.jpg

Nico Rosberg consiguió la cuarta victoria de su carrera en Fórmula 1 el pasado domingo. Iguala así a Dan Gurney, Bruce McLaren y Eddie Irvine, y se queda a tan sólo un triunfo de igualar a su padre, Keke Rosberg. Esta victoria es la segunda que consigue en un Gran Premio que anteriormente ya había ganado su progenitor, que cruzó la línea de meta en primera posición en Adelaida 1985 a los mandos de un Williams.

Es la primera vez que Nico es líder del Mundial de Pilotos, convirtiéndose así en el piloto número 59 en lograrlo. El ritmo que impuso durante las 57 vueltas de carrera le hicieron dominarla de principio a fin, algo que ya consiguió hacer en Mónaco en 2013. En Australia también consiguió la quinta vuelta rápida de su carrera deportiva en Fórmula 1 y es la primera vez que logra victoria y vuelta rápida en la misma carrera. Otros 65 pilotos lo habían hecho antes, siendo uno de ellos su padre.

La victoria de Rosberg fue la número 100 para un motor Mercedes en la Fórmula 1, convirtiéndose en la cuarta marca que llega a la cifra redonda. Antes lo hicieron Ferrari, Ford-Cosworth y Renault. Curiosamente, un día antes, Lewis Hamilton había conseguido la Pole número 100 para un motor de la marca alemana. El 44, dorsal del inglés, es el número más alto que consigue la primera posición en una clasificación desde que Jean-Pierre Jarier lo lograse con el 55 en el GP de Canadá de 1978. Fue la Pole número 32 para el piloto inglés, que iguala a Nigel Mansell. Por desgracia para él, de esas 32 primeras posiciones en parrilla, 20 de ellas no las ha convertido en victoria.

El de Mercedes es precisamente el antecesor del siguiente hombre récord. Kevin Magnussen igualó al Campeón de 2008 en la posición en la que se clasificó en el GP de su debut con McLaren y también en la posición en la que cruzó la línea de meta: tercero. Más tarde ascendió a la segunda plaza por la sanción a Daniel Ricciardo, por lo que finalmente el danés superó a Hamilton y se convirtió en el piloto con mejor debut de toda la historia de McLaren. Lewis fue el último piloto en subir al podio en su debut antes de Magnussen, que el pasado fin de semana se convirtió en el vigésimo tercer piloto en conseguirlo.

dpl1416ma125

También fue el primer danés en subir a algún cajón del podio, dado que ni su padre (Jan Magnussen), ni Nicolas Kiesa, ni Tom Belsø lo habían logrado en ninguna de sus participaciones. Así, Dinamarca se convierte en la 28ª nación en subir al podio. Otros cinco países han visto a sus pilotos subir al podio una única vez: Mónaco (Louis Chiron en Mónaco 1950), Rodesia (ahora Zimbabue; John Love en Sudáfrica 1967), Portugal (Tiago Monteiro en Estados Unidos 2005), Rusia (Vitaly Petrov en Australia 2011) y Venezuela (Pastor Maldonado en España 2012).

Bautizado por algunos como Magnum, el joven piloto nacido en Roskilde, estuvo a punto de batir el récord de piloto más joven en subir al podio, que sigue en poder de Sebastian Vettel. El alemán se estrenó en Italia 2008 con 21 años, 2 meses y 11 días, mientras que Kevin lo hizo en Australia con 21 años, 5 meses y 11 días. El tercero en discordia es Fernando Alonso, que subió al cajón en Malasia 2003 con 21 años, 9 meses y 23 días.

Otro que consiguió un podio importante fue Jenson Button, aunque no estuviese en la ceremonia por no haber sido descalificado aún Ricciardo. El inglés llegó a la cifra redonda de 50 apariciones en el cajón, algo que otros 13 pilotos habían logrado antes. Los puntos que consiguió también ayudaron a que McLaren sea líder del Mundial de Constructores, cosa que no ocurría desde China 2012.

Si no hubiese sido por Toro Rosso, la racha de Renault de 100 GP’s consecutivos puntuando se habría acabado. La marca del rombo lleva desde Bélgica 2008 metiendo al menos uno de sus coches en los puntos, racha parecida a la de Mercedes (desde China 2008) y Ferrari (desde Japón 2009), aunque aún muy lejos de las 228 carreras consecutivas (Canadá 1967 – Países Bajos 1983) del motor Ford-Cosworth entrando en los puntos.

Daniil Kvyat fue uno de los pilotos que ayudó a que continuase la racha de Renault gracias a su novena posición en Australia. Esos 2 puntos han hecho que el ruso sea el piloto más joven en puntuar en toda la historia de la Fórmula 1, arrebatándole el récord al mismísimo Sebastian Vettel:

Daniil Kvyat (26/04/1994) – 2014 Gran Premio de Australia: 19 años, 329 días
Sebastian Vettel (03/07/1987) – 2007 Gran Premio de Estados Unidos: 19 años, 354 días
Jaime Alguersuari (23/03/1990) – 2010 Gran Premio de Malasia: 20 años, 17 días
Jenson Button (19/01/1980) – 2000 Gran Premio de Brasil: 20 años, 72 días
Ricardo Rodríguez (14/02/1942) – 1962 Gran Premio de Bélgica: 20 años, 128 días
Sebastien Buemi (31/10/1988) – 2009 Gran Premio de Australia: 20 años, 154 días
Nico Rosberg (27/06/1985) – 2006 Gran Premio de Bahréin: 20 años, 263 días
Chris Amon (20/07/1943) – 1964 Gran Premio de los Países Bajos: 20 años, 314 días
Felipe Massa (25/04/1981) – 2002 Gran Premio de Malasia: 20 años, 331 días
Sergio Pérez (26/01/1990) – 2011 Gran Premio de España: 21 años, 121 días

Además de perder ese récord, Seb puso fin en Australia a una racha de 9 victorias consecutivas, 11 podios seguidos y 13 carreras liderando, al menos, una vuelta.

s1_1.jpg

Fuente: StatsF1 y F1Fanatic | Fuente de las imágenes: Elaboración propia, Sutton y XPB.