La segunda carrera del campeonato vuelve a demostrar que el Ferrari F14-T es un coche poco competitivo. Fernando Alonso repite el cuarto puesto de Australia, ganando una posición gracias también a los problemas de Ricciardo. Por su parte, Kimi Räikkönen fue 12º después de una carrera difícil llena de mala suerte.

salidagpmalasia

Así se van los pilotos de Malasia:

Fernando Alonso: volvió a sacar el máximo rendimiento a su monoplaza. Lo justo para ser el quinto mejor coche de la parrilla. Ganó una posición después de los problemas de Daniel Ricciardo, que tuvo que abandonar la carrera.

Arrancó la carrera con neumáticos blandos y volvió a sufrir en los primeros metros de carrera, al igual que en el Gran Premio de Australia.

alonsomalasiaLos momentos de más trabajo para el asturiano en carrera, llegaron en la vuelta 12, cuando luchó mano a mano contra Ricciardo justo a la salida del pit lane y en las últimas tres vueltas, que tuvo que superar en pista a Hulkenberg con una gran maniobra. El alemán tenía las gomas más desgastadas que el español y esto facilitó las cosas al de Ferrari. Aun así, acabó la carrera a 35 segundos del ganador.

Fernando Alonso cierra el segundo gran premio en tercera posición en la clasificación general (24 puntos), uno menos que Hamilton y a 19 del líder, Nico Rosberg.

Kimi Räikkönen: gran premio para olvidar. El finlandés tuvo una salida complicada y pinchó en una de sus ruedas a causa de un toque con Magnussen. A partir de ahí tuvo que pelear en las últimas posiciones de parrilla. Después de los abandonos y algún adelantamiento en pista cruzó la meta en duodécima plaza.

El finlandés se queda noveno en la clasificación general con los seis puntos (los mismos que Felipe Massa) que sumó en el gran premio de Melbourne.

Así se va Ferrari de Malasia:

El Ferrari sigue sin opciones de optar al podio este año. El F14-T es más lento que Mercedes y Red Bull y en carreras como las del domingo es complicado que podamos ver a uno de ellos entre los tres primeros clasificados.

Además, ha vuelto a demostrar los problemas en salida. Es de los coches más lentos en los primeros metros de carrera. Los de Maranello son terceros en la clasificación mundial (30 puntos), por detrás de Mclaren (43) y Mercedes (68).

Impresiones del Gran Premio:

  • Fernando Alonso: “Los puntos obtenidos hoy son el resultado de un fin de semana sin problemas, en el que las pequeñas mejoras funcionaron como esperábamos y en el que el coche ha mostrado una gran fiabilidad. Definitivamente tenemos que trabajar aún mucho, porque a la vez que nosotros damos pasos adelante, los demás también lo hacen, pero todo el equipo está dando el máximo para reducir las distancias. Todavía hay mucho que aprender en estas primeras carreras, aunque lo de que necesitamos mejorar nuestra velocidad no es ningún secreto, como se pudo ver en mi lucha con Hulkenberg. Pude alcanzarle gracias a que mis neumáticos eran más nuevos, pero está claro que necesitamos mejorar nuestro rendimiento ya desde la próxima carrera. Hará mucho calor en Bahréin y los compuestos serán más blandos. Esto podría suponer una ventaja para nosotros, porque aquí con los neumáticos más duros resbalaban mucho. Además, gracias a los datos que hemos recopilado durante los entrenamientos de invierno, podremos extraer más potencial, aunque esto será igual para todos”.
  • Kimi Raikkonen: “Estoy muy decepcionado por el resultado de esta carrera, porque hice una buena salida pero luego el toque con Magnussen dañó mi neumático trasero derecho, con lo que tuve que hacer una parada extra. Esto acabó con cualquier posibilidad de pelear por una buena posición. Tras el accidente, el comportamiento del coche no volvió a ser el mismo, dado que la rueda dañó el fondo provocando la pérdida de carga aerodinámica. Con mi primer juego de neumáticos tuve algunas complicaciones y solo tras la última parada, cuando monté los medios, me fue mejor, pero para entonces ya era demasiado tarde. Difícil decir cómo hubieran ido las cosas sin aquel problema, porque nuestros rivales fueron muy rápidos, pero quizás podría haber terminado cerca de Fernando. Ha sido un día realmente desafortunado, pero en general nos las arreglamos para mejorar nuestro rendimiento y ahora tenemos que concentrarnos en los aspectos positivos de este fin de semana y trabajar para poder mejorar ya desde la próxima semana, en Bahréin.
  • Pat Fry: “El resultado de la carrera de hoy tiene dos caras: mientras que Fernando pudo dar el máximo una vez más, la carrera de Kimi se vio comprometida ya desde el principio. En el primer caso, se trataba de manejar el tráfico y el rendimiento de los neumáticos: mientras intentábamos adelantar las paradas para adelantar a Ricciardo, al mismo tiempo teníamos que defendernos de Hulkenberg, que iba por detrás de Fernando pero con otra estrategia. En cuanto a Kimi, un toque con el McLaren de Magnussen le obligó a hacer una vuelta entera a muy poca velocidad, hasta alcanzar el pit-lane y poder cambiar sus neumáticos. Pese a la diferencia de resultados, ambos tuvieron un buen ritmo, razonablemente parecido al del grupo de coches que iban detrás de Mercedes. El F14 T sigue creciendo y demostrando una buena fiabilidad, pero sabemos que no es suficiente. Sabemos también que estamos trabajando en la dirección correcta, pero si queremos reducir la distancia que nos separa de los líderes, tenemos que dar un gran paso adelante. Baréin se anuncia como una de las carreras más difíciles del campeonato; la gestión del consumo de combustible jugará un papel fundamental”.

kimimalasia

Notas del autor:

Mal sabor de boca una vez más para los aficionados de Ferrari. El F14-T sigue siendo el quinto coche de la parrilla cuando Fernando Alonso saca el máximo rendimiento. La salida parece la asignatura pendiente este año. En Australia y en Malasia hemos visto un coche lento en los primeros metros de carrera. Paso atrás de Ferrari en este aspecto.

El ritmo de carrera deja mucho que desear. El ritmo de Ferrari es bajo. Sólo hay que ver la distancia en la línea de meta de Fernando respecto a los coches que rodaban por delante. El ejemplo más claro del bajo rendimiento del Ferrari lo encontramos en la carrera de Kimi. Si bien es cierto que su coche se vio perjudicado en el toque con Magnussen, Räikkönen sufrió un mundo para superar en pista a equipos como Lotus o Caterham.

 

Fuentes declaraciones e imágenes: Web Ferrari