El equipo italiano Toro Rosso se siente con optimismo ante el primera gran premio nocturno de la temporada en el Circuito de Sakhir tras haber conseguido un buen rendimiento en Australia y Malasia, y echando en falta un poco más de buena suerte.

Así llegan los pilotos al Gran Premio de Bahréin.

  • Jean-Eric Vergne: El piloto francés llega a Bahrein tras sufrir un abandono en el gran premio de Malasia, causado por un accidente en la carrera. A pesar de este cero, Vergne sigue por delante de su compañero en la clasificación de pilotos con los cuatro puntos conseguidos en Australia. Su objetivo por arriba se encuentra en el box de Williams a dos puntos(Felipe Massa).
  • Daniel Kvyat: Distinta situación tiene la esperanza rusa de Toro Rosso, que se planta en el Sakhir sin apenas haber rodado en el circuito, salvo los test de pretemporada, pero deslumbrando junto con otros debutantes. En la última carrera, Kvyat consiguió meterse entre los diez primeros(9º) y sumando puntos hasta los 3 que actualmente tiene, situándose 12º en la clasificación general justo por delante de Pérez(1 punto).

Así llega Toro Rosso al Gran Premio de Bahréin.

El equipo de Faenza llega con ánimos a la prueba de Bahréin tras un comienzo de la temporada satisfactoria. En el inicio fue muy criticada su decisión de cambiar el motor Ferrari por el Renault, pero parece que no estuviueron mal encaminados ya que a día de hoy se mantiene por delante de Sauber, equipo que aún mantiene el propulsor italiano.

En Malasia el equipo llevó novedades en la parte frontal. Toro Rosso estrenó un morro con una nariz más pronunciada y un recorrido aerodinámico en el morro del STR9. Pero en Sepang el equipo también sufrió con piezas de su motor y ambos monoplazas tuvieron que cambiar la misma unidad, el MGU-KINETIC.

En la clasificación de constructores los italianos se encuentran en la 7ª posición con siete puntos. Los pequeños toros son el último equipo con puntos y se encuentra a sólo 8 de sus hermanos mayores de Red Bull.

Expectativas del Gran Premio.

  • Jean-Eric Vergne:

“El de Sakhir será el primer circuito este año en el que todos hemos ya pilotado el coche, ya que tuvimos dos sesiones de entrenamientos aquí. En relación a los nuevos monoplazas, desde el cockpit y a pesar de todos los cambios técnicos, no son tan diferentes de conducir, si se comparan con los modelos de 2013. Todavía hay un volante, un embrague y un freno. Hay algunos aspectos de la conducción que has de adaptar, pero los cambios reales están en la unidad motriz, en relación a cuándo y cómo has de trabajar para ahorrar combustible durante la carrera”.

“Creo que el Gran Premio de este año será bastante especial, ya que es la primera vez que rodaremos en este circuito de noche. Creo que será genial, y aportará un ambiente especial en esta carrera, y se parecerá un poco a Qatar con la carrera de MotoGP. La pista en sí no representa nada fuera de lo normal, y existe el compromiso aerodinámico usual para que el coche sea rápido en recta, pero sí tiene suficiente carga aerodinámica para todas las curvas”.

  • Daniil Kvyat:

“Se trata de un gran circuito, bueno para los entrenamientos y para competir, y cuenta con sus largas rectas y sus duras frenadas, así como con una mezcla de curvas, algunas de ellas complicadas, como la curva 10. Estoy impaciente por competir allí, ya que será la primera pista de este año en la que pilotaré habiendo rodado ya en los test. Pero realmente eso no marca una gran diferencia en mi enfoque, porque vayamos a la pista que vayamos, debería aprendérmela lo antes posible”.

  • Jefe Phil Charles,ingeniero:

“Hay algunas secciones difíciles como el frenado y la sección que comprende la curva 5 al 7, donde a menudo es difícil para los conductores sepan si empujar o no. Es muy duro con los frenos y los neumáticos traseros y esto a menudo se convierte en un foco de nuestro trabajo de configuración de todo el fin de semana. además de todo esto, la madre naturaleza también hace que sea un poco más complejo, con vientos muy altos y racheado, una posibilidad que puede afectar el equilibrio del coche en las curvas de alta velocidad. Los fuertes vientos también significan que la arena se sopla a la pista, sin embargo, las máquinas de limpieza que se utilizan actualmente hacen un trabajo fantástico de la limpieza. Correr la carrera por la noche por primera vez debería añadir interés. La caída de la temperatura de la pista al final de los días, durante las pruebas de invierno hecho para grandes balance y el nivel de agarre cambios, por lo que será interesante ver cómo se desarrolla esta tarde en la noche en la carrera.

Fuente:Formula1.com y Toro Rosso