El primer día de entrenamientos libres no ha sido especialmente propicio para el equipo Red Bull, que se han mostrado lejos del ritmo de Mercedes, tanto en la primera como en la segunda sesión disputadas hoy en Sakhir.

Daniel Ricciardo, durante la primera sesión de libres en Bahrein

Daniel Ricciardo, durante la primera sesión de entrenamientos libres en Bahrein

Sin embargo, la mejora experimentada por Red Bull entre una y otra tandas nos deja la duda de si es que el equipo austríaco puede guardarse un as en la manga, de cara a los entrenamientos de calificación de mañana o, sencillamente, no están tan bien como aparentaron la semana pasada en Sepang.

En todo caso, las declaraciones realizadas por Sebastian Vettel son optimistas puesto que, aunque reconocen que no están a la altura de los Mercedes, admite que al menos tienen bastante margen de mejora.

“Hemos tenido un día bastante bueno. No hemos tenido problemas en ninguno de los dos coches. Ha habido muchas cosas que hemos aprendido y esperemos que el sábado veamos más mejoras y ahí veremos dónde estamos”,  dijo el tetracampeón alemán nada más bajarse de su monoplaza tras finalizar su participación hoy en Sakhir.

Entrenamientos libres 1

En la primera tanda de libres, realizada íntegramente con neumáticos duros, los hombres de Christian Horner apenas pudieron mostrar su potencial, acabando bastante lejos de la cabeza.

En concreto, Sebastian Vettel marcó un discreto 1’39”389, casi dos segundos más lento que Lewis Hamilton, el hombre más rápido en esta primera tanda, que le situó en la 10ª posición de la tabla de tiempos.

Por su parte, Daniel Ricciardo tampoco tuvo su tarde. El australiano firmó 1’40”406 y cerró su primera participación en los libres a 2,9 segundos de la cabeza y en una pésima 14ª plaza, rodando incluso en tiempos muy similares al Sauber de Sutil, el Lotus de Pastor Maldonado o el Marussia de Jules Bianchi.

Entrenamientos libres 2

Para la segunda sesión de libres, las cosas mejoraron sensiblemente, y aunque todavía estuvieron lejos del ritmo de Lewis Hamilton y Nico Rosberg -de nuevo los más rápidos-, sí que mostraron un importante avance, pese a que en esta ocasión, desde el box de Red Bull se decidió no usar tampoco los compuestos más blandos de Pirelli.

En concreto, Daniel Ricciardo finalizó en cuarto lugar, tras parar el crono en 1’35”433, a 1,1 segundos del británico mientras que Sebastian Vettel, que sufrió un pequeño problema con su caja de cambios, tuvo que conformarse con la séptima posición, a algo más de una décima de su compañero, tras marcar un tiempo de 1’35”606.