El comienzo de la semana tuvo el punto de atención muy claro, Maranello. En la mañana del lunes conocíamos que el director deportivo de la Scudería dimitía de su cargo.

Domenicali llegó al cargo en el 2008, tras haber trabajado en puestos administrativos en Maranello, y su etapa ha estado marcada por no lograr ni un sólo campeonato de pilotos. En el año de su llegada, Ferrari consiguió ganar en la tabla de constructores, pero desde ese año hasta este 2014 su palmares se sitúa en un enorme cero. Sobre el italiano han caído todo tipo de críticas, pero parece que los resultados del ansiado F14-T han sido la gota que ha colmado el vaso.

El sustituto de Domenicali llegará desde el otro lado del charco. Marco Mattiacci, presidente y consejero delegado de Ferrari North America, será el encargado de liderar a la escudería en lo que resta de 2014.

Este es el comunicado con el que Stefano Domenicali abandonaba el barco ferrarista:

“Hay ciertos momentos que llegan a lo largo de la vida profesional de una persona, en los que se necesita coraje para tomar decisiones difíciles y angustiosas”, comentó Domenicali. “Ha llegado el momento de hacer un cambio importante. Como jefe, asumo la responsabilidad, como he hecho siempre, de la situación que estamos viviendo. Se trata de una decisión tomada con el objetivo de hacer algo para cambiar las cosas y por el bien de este grupo de personas al que me siento muy unido. De todo corazón, quiero dar las gracias a todos los hombres y mujeres del equipo, los pilotos y los socios por la magnífica relación que hemos tenido en estos años. Espero que Ferrari esté muy pronto de vuelta donde se merece estar. Por último, me gustaría dedicar mi último agradecimiento a nuestro Presidente, por haberme apoyado siempre, y mando un saludo a todos los aficionados, con el pesar de no haber podido recoger los frutos del duro trabajo llevado a cabo durante todos estos años”.

Además el presidente de Ferrari, Luca Di Montezemolo, le dedicaba estas palabras al ya ex de Ferrari:

“Le doy las gracias a Stefano Domenicali, no solo por su constante dedicación y esfuerzo, sino también por el gran sentido de la responsabilidad que ha demostrado, incluso hoy, al poner siempre los intereses de Ferrari por encima de todo. Le tengo mucha estima a Stefano y le he visto crecer profesionalmente durante los veinte años que hemos trabajado juntos, y ahora le deseo mucho éxito en el futuro. También quiero desearle lo mejor a Marco Mattiacci, quien sé que es un mánager muy apreciado y que conoce bien la empresa. Ha aceptado este reto con entusiasmo”.

¿Crees que esta decisión solucionará los problemas de Ferrari?, danos tu respuesta en la encuesta de la derecha(desde PC o “versión completa”).

Fuente:Ferrari