Veinte años después de su muerte, Ayrton Senna sigue siendo el mejor piloto de la historia de la Fórmula 1 para una gran parte de los aficionados a este deporte. Más allá de gustos, los números demuestran que, sin lugar a dudas, Magic es uno de los grandes de la máxima competición automovilística. 

Ayrton Senna

Muchos de los récords que ostentaba en su época han sido batidos con el paso de los años, pero, en aquel momento, Ayrton sólo tenía un rival: Alain Prost. Con el paso del tiempo, Michael Schumacher superó a ambos en la mayoría de los registros, aunque eso no es suficiente para muchos aficionados que piensan que si aquel trágico accidente de 1994 no hubiese ocurrido, sus números serían aún mejores.

El piloto brasileño logró sus tres títulos mundiales en las temporadas de 1988, 1990 y 1991, todos ellos con McLaren Honda. En aquella época, sólo Prost (4) y Juan Manuel Fangio (5) le superaban. Ahora también lo hacen Schumacher (7) y Sebastian Vettel (4), que aún no ha dicho su última palabra, a diferencia del resto. Jack Brabham, Jackie Stewart, Niki Lauda y Nelson Piquet ya habían logrado 3 títulos antes de que lo hiciera Magic y, a día de hoy, nadie iguala el registro de ellos 5. Con su tercer entorchado, Senna se convirtió en el tricampeón más joven de la historia con 31 años, 6 meses y 29 días. Récord que duró hasta 2012, cuando Vettel lo logró con 25 años, 4 meses y 22 días.

Victorias

En 1994, Ayrton era el segundo piloto con más victorias (41) en Fórmula 1, sólo por detrás de Prost (51). En 1994, antes del accidente, Schumacher sólo había logrado 4 victorias. En Imola se llevó la quinta y, probablemente, la más amarga de las 91 que logró en toda su carrera. A día de hoy, Senna sigue siendo el tercer piloto con más triunfos, aunque no tardará en ser superado por Vettel (39). Mónaco era su circuito fetiche. En las calles del Principado logró 6 triunfos, que en aquel momento era el récord de mayor número de victorias en un solo circuito. Más tarde, Schumacher le superó con 8 en Magny-Cours y 7 en Montreal e Imola.

Podios 

En apariciones en el cajón, Senna también ocupaba la segunda posición histórica por detrás de Prost, que logró 106 frente a los 80 de su rival. Ahora, el brasileño es cuarto por detrás de Fernando Alonso (96). Schumacher vuelve a auparse a la primera posición de este registro con sus 155 podios. Magic se subía al podio en el 49,69% de las carreras, lo que supone que prácticamente aparecía en algún cajón en 1 de cada 2 carreras. En 1991, año de su último título, se subió al podio en 12 de las 16 carreras disputadas, segunda mejor marca de la historia en ese momento, superado sólo por los 14 de 16 de Prost en 1988. Schumacher, Alonso, Vettel y Barrichello han superado con posterioridad la marca de Ayrton.

1991-Ayrton-Senna-wins-Spa_2716647

Poles

Si hay algo que se le daba bien al piloto brasileño eran las Clasificaciones. En las 161 carreras que disputó, Magic salió primero en 65 de ellas (un 40,37%). Sólo Schumacher ha podido superarle y lo hizo por poco, ya que ‘sólo’ consiguió 68 (un escaso 22%). En este registro, Senna dio un verdadero repaso a Prost. El francés consiguió 33 en sus 199 GP’s, lo que significa que fue casi doblado por su máximo rival. Entre 1988 y 1989, Ayrton logró 8 poles consecutivas, que sigue siendo el mayor récord a día de hoy. Ni siquiera Vettel, que es tercero en el registro histórico de poles, logró hacerlo en 2013, cuando sí se llevó la victoria en las últimas 9 carreras.

Tanto en 1988 como en 1989, Senna consiguió 13 de las 16 poles que estaban en juego. Mansell le superó en 1992 con 14 poles de 16 posibles. Además, el brasileño consiguió al menos una pole durante 10 temporadas consecutivas (de 1985 a 1994). Sólo en su año de debut, 1984, se quedó sin lograrlo. Sólo Schumacher ha podido batir ese récord y elevarlo a 13 años seguidos. También tiene el récord de poles en un mismo trazado que, cosas del destino, es Imola. Consiguió 8, las mismas que posteriormente logró Schumacher en Suzuka. En el Gran Premio de Brasil, el récord de poles sigue siendo suyo (6).

El 44% de sus poles las convirtió en victoria (29). Schumacher, de nuevo, es el único capaz de superar ese registro (40). Aunque en el lado negativo, Senna es el piloto que más poles desperdició, ya que 36 de sus primeras posiciones no consiguió materializarlas en victoria. 20 años después de su muerte, el brasileño sigue ostentando el récord de primeras filas consecutivas (24). Muy lejos quedan las 17 de Damon Hill y las 16 de Alain Prost. En total, salió 87 desde la primera línea, una más que Prost. Schumacher volvió a batir su registro y lo dejó en 116.

Otros registros

A día de hoy, sigue siendo el piloto con más Grandes Premios liderados de principio a fin (19). Schumacher le quitó el récord de número de vueltas, kilómetros y GP en cabeza, pero hay que tener en cuenta que el alemán disputó 307 carreras frente a las 161 de Senna.

Tiene el segundo y tercer mejor registro de vueltas en cabeza de forma consecutiva. Entre los Grandes Premios de Gran Bretaña e Italia de 1988, el brasileño lideró 264 vueltas seguidas, y entre San Marino y Estados Unidos de 1989, el guarismo fue de 237. Sólo en 1952, Alberto Ascari logró un mayor número de vueltas consecutivas liderando (304).

Fuente de las estadísticas: StatsF1 | Fuente de las imágenes: Sutton y Allsport