Nico Rosberg ha ganado en Mónaco tras una tensa lucha con Lewis Hamilton. El alemán ha controlado a su compañero durante la mayor parte del Gran Premio para cortar así la racha del inglés. Daniel Ricciardo ha completado el podio por delante de un Fernando Alonso que no ha podido hacer más.

dms1424my175

La carrera de Mónaco no ha decepcionado. Ha tenido de todo: abandonos, accidentes, roturas, sanciones y adelantamientos. La batalla entre los Mercedes se preveía épica después de la polémica de ayer y se quedó en una lucha en la distancia. Sebastian Vettel tuvo que abandonar en la vuelta 8 por problemas mecánicos cuando rodaba en posición de podio. Plaza que cayó en manos de Kimi Räikkönen, que se vio perjudicado durante un periodo de Safety Car por un toque con un Marussia y perdió todas sus opciones. Daniel Ricciardo controló la distancia con Fernando Alonso y peleó hasta el final con Hamilton para finalmente ocupar el último cajón del atípico podio de Mónaco.

Antes de que se apagase el semáforo llegaba el primer abandono de una caótica carrera, el de Pastor Maldonado. El venezolano se quedó parado en la vuelta de formación y no pudo tomar la salida. Cuando dio comienzo la carrera Nico Rosberg mantuvo la primera posición, privilegio que en Mónaco suele otorgarte la victoria casi con toda seguridad. Lewis Hamilton no pudo hacer nada para pasarle y se tuvo que conformar con meter presión a su compañero. Daniel Ricciardo perdió la posición con Sebastian Vettel y Kimi Räikkönen, que también pasó a Fernando Alonso.

Primer Safety Car y abandono de Vettel

En la bajada del Mirabeau, Jenson Button tocó a Sergio Pérez y provocó que éste se quedase cruzado en medio de la pista, lo que hizo que saliese el primer Safety Car. Cuando se retiró en la vuelta 5, Vettel empezó a quejarse de falta de potencia y tuvo que entrar en boxes a intentar que sus mecánicos lo solucionasen. Volvió a la pista con vuelta perdida, pero sólo duró 2 giros más antes del abandono definitivo. No fue el único. Poco después era Daniil Kvyat el que se metía en boxes con problemas mecánicos, convirtiéndose así en el cuarto abandono de la carrera.

Max Chilton, Esteban Gutiérrez y Jules Bianchi fueron sancionados con un Stop&Go de 5 segundos por colocarse mal en la parrilla. El abandono de Maldonado les confundió y se colocaron una posición por delante de la que les correspondía. Bianchi cumplió la sanción en régimen de Safety Car, lo que está prohibido, por lo que luego le volvió a caer la misma sanción. En esta ocasión no la cumplió y prefirió que se le añadiese el tiempo al final de la carrera. El motivo es que en ese momento el francés ocupaba posición de puntos y entrar a boxes le hubiese hecho perderla, mientras que si controlaba la distancia con Grosjean en pista la mantendría. Al final, entró en meta octavo pero cayó a la novena plaza por la sanción. Es un resultado excepcional para un equipo que nunca, en sus 4 años y 5 carreras de historia, había logrado puntuar.

Accidente de Sutil y segundo Safety Car

Adrian Sutil, que estaba poniendo el espectáculo con sus adelantamientos, perdió el control del coche a la salida del túnel y destrozó el coche, provocando la salida de nuevo del coche de seguridad. En ese momento todos, a excepción de Felipe Massa, aprovecharon para pasar por boxes. En ese momento, los pilotos doblados aprovecharon para recuperar la vuelta perdida. Chilton golpeó a Räikkönen cuando pasaba y le pinchó uno de los neumáticos, haciendo que el finés tuviese que entrar en boxes otra vez y perdiese la tercera posición.

A Jean-Éric Vergne le cayó un drive through por hacer una salida insegura en la parada en boxes. Estaba metido en el top 10, aunque no hubiese durado mucho. Su motor Ferrari decía basta y completaba un domingo desastroso para Toro Rosso. Lo mismo le pasó a Valtteri Bottas, que tuvo que parar su Williams en Loews cuando se encontraba inmerso en una lucha con los McLaren y Räikkönen. Gutiérrez fue el último abandono de la carrera al golpear el muro en la Rascasse. Pudo haber provocado otro Safety Car, pero dirección de carrera prefirió no sacarlo y los comisarios tuvieron que retirar el Sauber de la entrada al pit lane.

Hamilton, que se había mantenido pegado a Rosberg para intentar provocar el error del alemán, se quejó entonces por la radio de que le había entrado algo en el ojo y que apenas veía. Ricciardo lo aprovechó para acercarse a él e intentar arrebatarle la segunda plaza, pero la falta de huecos le impidió meter el morro al inglés y tuvo que conformarse con subir al tercer cajón del podio. Queriendo aprovechar el lío entre ellos, Räikkönen se tiró a por Magnussen en Loews, pero no calculó bien y golpeó el muro. Tuvo que entrar a boxes a cambiar el alerón delantero y se quedó fuera de las posiciones de puntos.

Tabla de Tiempos

Captura de pantalla 2014-05-25 a la(s) 16.00.51

[divider]

Fuente de las imágenes: Sutton y F1.com