La escudería malaya de Fórmula 1 Caterham, logró finalizar el Gran Premio de Mónaco, cita marcada por los numerosos abandonos propiciados tanto por toques entre monoplazas, como por fallos mecánicos de los mismo. Alcanzando posiciones casi utópicas, los de Tony Fernandes deberían de estar satisfechos, si no fuera por el hecho de que su principal rival en la zona baja, ha conseguido nada más y nada menos que puntuar.

dcd1425my271

(Kamui Kobayashi, a bordo del CT05 durante la disputa del Gran Premio de Mónaco en el día de ayer)

Así se van los pilotos de Mónaco

 

  • Marcus Ericsson: el sueco logró acabar la carrera en la posición número 11, a las puertas de la zona de puntos y por delante de su compañero de equipo. Ericsson es 17º en la clasificación general de pilotos con 0 puntos.

 

  • Kamui Kobayashi: el japonés tuvo una carrera algo más complicada que su compañero y acabó siendo 13º. Kobayashi es 18º en la clasificación general de pilotos con 0 puntos.

 

 

Así se va Caterham de Mónaco

 

  • Cualquiera que vea donde han acabado los de Tony Fernandes, diría que Caterham ha salvado un match ball en el trazado monegasco, pero el que diga eso, no sabe a ciencia cierta donde han acabado sus rivales. Los malayos han hecho los deberes en el circuito urbano predilecto del mundial de Fórmula 1, pero un joven piloto de su principal rival, la escudería Marussia, hizo la gesta de acabar 8º (9º tras una sanción). Se trata de Jules Bianchi, el cual ha puesto en jaque a la escudería malaya, complicándole la existencia de aquí a final de temporada. Será complicado que los chicos de Cyril Abiteboul logren mejorar el resultado de su competencia, pero deberán de intentarlo hasta el final o centrarse antes de tiempo en el desarrollo del monoplaza de 2015. Caterham es 10ª en el mundial de constructores con 0 puntos (aún por delante de los suizos de Sauber).

 

 

Impresiones del Gran Premio

 

  • Marcus Ericsson: “Para mí la carrera fue bien, a pesar de que el equipo está decepcionado por la manera en que terminamos. Fue una experiencia increíble terminar mi primer Gran Premio de Mónaco y, el hecho de que hayamos igualado nuestro mejor resultado, es genial; una pena no haber podido hacer más después del fantástico trabajo que todos hicimos hoy. Después de arrancar desde el pitlane iba bastante rápido con el segundo Marussia cuando salió el coche de seguridad. El equilibrio estaba bien y yo estaba con buen ritmo, por delante de Sutil y Grosjean durante algunas vueltas, pero no pude hacer nada para contener a Sutil cuando me pasó en la vuelta 6. Cuando el coche de seguridad salió otra vez nos detuvimos por primera vez para un nuevo juego de superblandos y realmente podía empujar. El segundo stint fue bueno, así como el final del segundo juego de superblandos, y me dio la oportunidad de empujar hasta la bandera a cuadros. Mantuve a Räikkönen en el último par de vueltas y terminé 11º en la que, para mí, es una muy buena manera de poner fin a Mónaco”.

 

  • Kamui Kobayashi: “A pesar de que he terminado 13º, no estoy contento, estoy seguro de que habría terminado en los puntos si Bianchi no me hubiese tocado. Después de esto el coche era prácticamente inconducible, pero tras terminar la carrera, es un buen resultado, el equipo ha hecho todo lo posible para ayudarnos a terminar en lo más alto, una buena estrategia, grandes paradas pero cuando te intentan adelantar y te golpean obviamente no te gusta. Tuve una salida limpia, siempre por delante de Bianchi, y pasé a Chilton en la primera curva. Bajando hacia la horquilla evité la suciedad del Force India y me quedé decimoquinto con el coche de seguridad. Con los abandonos pronto estuve 13º y 12º y el coche iba bastante bien en esa etapa de la carrera. Nos detuvimos por primera vez en la vuelta 25 con el coche de seguridad en pista y salimos con blando en la duodécima posición con Räikkönen y Bianchi a mi espalda. Luego a medida de que entramos en la chicane después del túnel, Bianchi me golpeó en el lado y tuve cortar por la chicane para evitar que el contacto fuese mayor. Realmente no sé por qué no se hizo nada al respecto ya que, básicamente me obligó a salirme de mi camino lo que significaba que tanto el Marussia como mi compañero de equipo podían pasar, después el coche empezó a sentirse mal. El impacto había causado mucho daño en la parte lateral y el suelo, perdí una gran cantidad de carga aerodinámica trasera así que desde ese punto estuve perdiendo tiempo sin poder hacer nada al respecto. Me las arreglé para conseguir llevar el coche a casa por delante de Chilton, pero con la forma en que terminó la carrera, creo que todo el equipo siente que hemos perdido por causas ajenas a las nuestras. Debemos seguir con nuestro ánimo y utilizar esta experiencia para hacernos aun más decididos a ir por delante de nuestros rivales más cercanos, y solo tenemos que seguir luchando”.

 

(Fuente de las declaraciones: Página oficial de Caterham F1 Team)

 

@jgarciaillanf1