El equipo Lotus llega a Spielberg con la esperanza de enmendar los penosos resultados que llevan realizando durante esta temporada, y sobre todo durante la última carrera en la que por problemas técnicos y mecánicos el E22 hizo abandonar a sus dos pilotos consiguiendo un cero en el resultado global de la última carrera en Canadá.

Así llegan los pilotos a Austria:

Romain Grosjean: Es la cara menos mala del equipo, sus 8 puntos en total son los que ahora mismo posee el equipo en el Mundial de Constructores. Rozó los puntos en el pasado Gran Premio pero un problema en el motor hizo que se uniera a la lista de los que abandonaron. Actualmente ocupa la posición 14ª en la Clasificación del Mundial.

Pastor Maldonado: Escogió el número maldito para los supersticiosos y de momento éstos tenían razón. El piloto venezolano no lleva ni un punto en esta temporada, lo que es consecuencia del bajo rendimiento del coche y del “gafe” que el pobre Pastor arrastra carrera tras carrera. La última no fue una excepción y al igual que su compañero de equipo abandonó.

 

Así llega Lotus a Austria:

Los  problemas de fiabilidad sitúan a Lotus octavos en el Mundial de Constructores con los  8 puntos conseguidos por Romain Grosjean. Llegaba a Canadá con importantes mejoras que no consiguieron materializar en la carrera; veremos si por fin en este Gran Premio el equipo de Enstone remonta el vuelo y puede demostrar el equipo que se vio el año pasado.

 

Expectativas del gran Premio: 

Romain Grosjean: “El Gran Premio siguiente será mi primera experiencia en Austria y es una buena forma de conocer el circuito. Parece que la vuelta es divertida: tiene algunos sectores de alta velocidad y no muchas curvas de baja velocidad, algo que no se ha adaptado a nuestro coche hasta ahora. La pista también tiene algunas ondulaciones, y eso siempre es divertido para un piloto. Una bajada hacia una curva implica que has enfocar ese tramo de forma diferente a una subida, y Spielberg tiene ambas. Debería de ser divertido. No sabremos cómo seremos de competitivos hasta que no lleguemos al circuito, pero no creo que la pista deba ser un reto mucho mayor que la de Mónaco o Montreal. Hay algunas curvas más lentas que parecen haber sido más complicadas para nosotros esta temporada, y el nivel de carga aerodinámica podrá adaptarse a nosotros también. Nuestro objetivo es formar parte de la lucha por los puntos, así que hemos de asegurarnos de que no tenemos más problemas con el coche. Estamos progresando con el ritmo, sin duda, y también con la forma en la que se comporta el coche y la fiabilidad, así que fue frustrante que en Canadá tuviéramos un problema con el alerón delantero. Fue otra lección que aprender y regresaremos más fuertes en Austria y más adelante”

Pastor Maldonado: “Conozco el circuito de Austria, pero fue al menos hace diez años cuando competí por última vez allí, y será nuevo para mí hacerlo con un coche de F1. Creo que debería de ir bien al E22; parece que el circuito no tiene demasiadas curvas lentas y la configuración de carga aerodinámica es parecida a la de Barcelona, lo que debería ayudarnos. Trabajaremos duro para solucionar los problemas que tuvimos en Canadá, para que así podamos lograr nuestros objetivos en Austria. Soy optimista al pensar que Austria se adaptará mejor a nosotros que las dos últimos circuitos”. Estoy muy motivado. Creo que tenemos algunos fines de semana por delante que serán buenos, y aún quedan muchas carreras que completar. La parte europea de la temporada es muy importante para nosotros, así que hemos de empujar duro, hacerlo lo mejor posible y, sin duda, estaremos en los puntos pronto. Todo el equipo sabe lo que hemos de hacer y todos queremos conseguir el éxito, así que permanecemos positivos. Hemos visto cuánto progreso ha habido con el ritmo del coche y, una vez que hayamos solucionado los problemas de fiabilidad, estaremos en los puntos regularmente. Una vez que lleguemos ahí, lo siguiente será pelear por más puntos y, luego, podios”

Nick Chester (director técnico): El circuito de Austria requiere un paquete de carga aerodinámica media para el coche. En cuanto a las exigencias, es similar a Baréin, ya que cuenta con algunas rectas decentes y un sector central con curvas de velocidad media, por lo que la carga aerodinámica es menor que la de otros circuitos del calendario. El análisis de la pista de Pirelli destaca un asfalto relativamente no abrasivo y suave, y por eso tendremos el compuesto blando y superblando. Puede ser un reto, aunque en el caso de Austria, hemos estado antes allí.Competimos allí desde 1997 hasta 2003, por lo que hay una base de conocimientos sobre la que podemos profundizar. En concreto, tenemos información sobre las trazadas, lo que mejora la precisión de nuestras simulaciones. En contraste, con un nuevo circuito es más complicado, porque tenemos que generar una trazada para poder desarrollar una simulación y, sin esta trazada real, las velocidades de las curvas simuladas no estarán al 100%. Tenemos una serie de mejoras aerodinámicas y tenemos algo de trabajo que hacer con los frenos. Aún podemos encontrar mucho tiempo en las zonas de frenada, y la clave para desbloquear este potencial es permitir que los novedosos sistemas de freno por cable proporcionen un mejor ‘feedback’ a los pilotos. No hay cambios significativos en las reglas para 2015, así que todo lo que hagamos este año con el coche será beneficioso para el del año que viene también. Estamos aprendiendo mucho esta temporada, a pesar de que haya duras lecciones a veces.Tenemos fe y creemos que aun hay mucho por llegar del E22, y seguiremos desarrollándolo. Estamos bien avanzados con el diseño del E23, y eso debería de ser un paso adelante significativo, tanto en rendimiento como en fiabilidad, algo que nos ha complicado la vida a nosotros y a Renault Sport al comienzo de esta nueva generación de reglas”.

Fuente e imagen: www.lotusf1team.com

Traducción: propia