Lewis Hamilton tenía que resurgir y lo hizo en el mejor escenario posible para él: Silverstone. El inglés aprovechó el abandono de Nico Rosberg para llevarse los 25 puntos y recortar así la distancia que le separaba del alemán en el Mundial a solo 4 puntos. Valtteri Bottas y Daniel Ricciardo han completado el podio. Fernando Alonso ha sido sexto después de partir 16º, en lo que ha sido una gran carrera del piloto español.

dms1404jy146

El Gran Premio de Gran Bretaña pintaba movidito ya desde la salida. Las posiciones retrasadas de Lewis Hamilton, los Williams y los Ferrari auguraban una carrera de remontadas y adelantamientos, pero ya desde la salida hubo mucho lío. Nico Rosberg aguantó la Pole, mientras que Sebastian Vettel salió muy mal y perdió la posición con los McLaren y con Hamilton. Por detrás, Felipe Massa se quedó clavado en la parrilla por un problema con el embrague y tuvo que correr para alcanzar al resto. Cuando lo hizo, se encontró con Kimi Räikkönen cruzado en medio de la pista. El finés se salió y se encontró un bache que descontroló el F14-T. Los reflejos de Felipe evitaron un accidente más grave. Dirección de carrera tuvo que sacar bandera roja para limpiar la pista y reparar el guardarraíl dañado por el impacto del coche de Räikkönen.

La carrera se paró durante 1 hora. En ese tiempo, la FIA estuvo investigando a Max Chilton por meterse al pit lane cuando la carrera ya estaba suspendida, algo que está prohibido. También hubo una investigación por un toque entre Jean-Éric Vergne y Sergio Pérez en la primera curva de la vuelta 1. Al de Marussia le sancionaron con un Drive Through, pero no se tomaron acciones por el toque entre el francés y el mexicano.

La resalida se hizo bajo el Safety Car, tal y como estipula la norma este año. Los que debían remontar (Hamilton, Bottas y Alonso) lo hicieron. El inglés se quitó a ambos McLaren en un suspiro y se colocó a la estela de su compañero, Rosberg. El finés y el español pusieron el espectáculo y se fueron quitando coches con una facilidad sorprendente. Alonso, que se quitó el neumático duro en el parón, vio entonces como la FIA le sancionaba con un Stop&Go de 5 segundos por estar adelantado en la primera salida.

En la vuelta 10, Pastor Maldonado y Esteban Gutiérrez hicieron de las suyas. El mexicano se cobró su vendetta particular por el incidente de Bahréin e hizo volar al venezolano. No le salió bien, dado que dañó la suspensión y tuvo que abandonar la carrera. Dos giros después el que tuvo que abandonar fue Marcus Ericsson por idéntica razón.

Abandono de Nico Rosberg

En la vuelta 18, Rosberg, pasó por boxes para hacer el primer pit stop. Hamilton esperó hasta la 24 para intentar ir a una única parada, al igual que Alonso, que lo hizo en la 25. 4 vueltas más tarde saltó la sorpresa en el circuito de Silverstone. Rosberg, líder de la carrera y del Mundial, tuvo que abandonar por problemas en la caja de cambios. 8 vueltas antes había dicho por radio que no podía bajar marchas. Las gradas estallaron de alegría al ver al ídolo local, Hamilton, liderando la carrera. El británico se encontró entonces ante una oportunidad de oro de recortar los 29 puntos de desventaja con su compañero.

Bottas, el otro gran protagonista de la carrera, hizo su parada en boxes y se dedicó entonces a llegar a meta con el coche sano y salvo. Ricciardo, que se preveía que tuviese que parar de nuevo, aguantó como pudo y se quedó con la última posición de podio. Vettel y Alonso nos regalaron la mejor y más bonita lucha del año. El botín era la quinta posición, pero estaba en juego algo más que eso. Los dos se tenían muchas ganas después de los últimos años y se notó. Ambos se quejaron por radio del otro, pero los aficionados disfrutamos de una lucha espectacular. Al acabar la carrera, el piloto español desveló que desde la parada en boxes el coche no funcionaba correctamente y tuvo que ahorrar batería y gasolina, por lo que, en realidad, no hubo batalla posible.

Tabla de Tiempos

Captura de pantalla 2014-07-06 a la(s) 16.32.52

[divider]

Fuente de las imágenes: Sutton y F1.com