Los pilotos de Toro Rosso se sintieron cómodos en las condiciones de mojado de una sesión clasificatoria en la que las prestaciones se igualaron, en gran medida, en la zona media de la tabla. Daniil Kvyat terminó firmando el 11º mejor crono y Jean Éric Vergne obtuvo el 12º lugar.

toro rosso - spa - sábado

Libres 3

El sábado comenzaba con buenas sensaciones para el equipo de Faenza. La pista, en proceso de secado tras el diluvio nocturno, fue mejorando progresivamente a medida que la sesión avanzaba. Circunstancia que aprovecharon los pilotos de la escudería de Faenza para acercarse a las posiciones de privilegio aprovechando que, además, pilotos como Vettel o Massa guardaban cartas y se perdían por posiciones más discretas. Daniil Kvyat, con 11 vueltas a sus espaldas en esta sesión, marcó un crono de 1:49.893 en los compases finales que le permitió terminar en una magnífica 7ª posición. Jean Éric Vergne, por su parte, entró por milésimas entre los diez mejores gracias a un tiempo de 1:50.535.

 

Clasificación

  •  Daniil Kvyat: con la lluvia en escena de nuevo, el ruso no perdía tiempo en salir a pista en los primeros minutos de la Q1. Optando por el neumático de lluvia, conseguía un crono que le iba a mantener en posiciones cómodas durante toda la sesión y finalmente lograría pasar a la Q2 en 10ª plaza. Algo diferente iba a ser la Q2 para el ‘rookie’. El líquido elemento volvía a ser protagonista en los primeros minutos sobre una pista que en la Q1 se había ido secando paulatinamente. A pesar de mantenerse gran parte de esta sesión en el top-ten e incluso de situarse 8º en los instantes finales, las mejoras de pilotos como Button o Vettel le terminaban apartando de la Q3, de la que se quedó fuera por poco más de una décima.
  • Jean Éric Vergne: el ritmo del francés era bueno en la Q1. Al igual que su compañero, marcó un tiempo pronto y fue gestionando su posición con un ojo puesto en los cronos de los demás pilotos y en la mejora constante de las condiciones del trazado belga. Superó el corte fácilmente gracias a una cómoda 5ª posición que en la Q2 sería casi una quimera. Con la lluvia empapando nuevamente el circuito de Spa, salir pronto a marcar un tiempo volvía a ser crucial. Algo que no hizo el piloto francés, que salió a pista a falta de 6 minutos para el final aunque no tardó en familiarizarse con las nuevas condiciones y ya en su primer intento se situaba 12º. No pudo mejorar, sin embargo, este crono que fue casi medio segundo más lento que el de su compañero.

 

 

 

 

Fuente de la imagen: formula1.com