bvz1bv1cuaetgjp

Se atisbaba la posibilidad desde que en Australia los Mercedes demostraron que esta temporada el título estaría entre sus dos pilotos y casi se confirmó en Bahréin tras un duelo maravilloso entre ambos pilotos. Pero han sido en uno de las citas claves del campeonato, Spa, donde la bomba de Mercedes ha implosionado, y de que forma. Tan solo estábamos en la segunda vuelta cuando Rosberg, que había salido mal, intentaba adelantar a Hamilton en Les Combes y su alerón delantero impactaba en el neumático trasero izquierdo del monoplaza del inglés, provocando una rotura en el mismo que retrocedió posiciones hasta la cola de pelotón, mientras que Rosberg conseguía mantenerse en cabeza.

Un lance de carrera que traerá cola, ya que Hamilton no dudó ayer en asegurar que “Rosberg ha dicho que lo ha hecho a propósito”. Y no solo eso, sino que aseguró que en el equipo estaban muy enfadados con el piloto alemán. Por su parte, Nico calificó el incidente como un lance de carrera y restó importancia al asunto.

[divider]

Así se van los pilotos de Bélgica

  • Nico Rosberg: el alemán solo pudo ser segundo, aunque le faltaron unas vueltas para dar caza a Ricciardo. Nico aumenta su distancia con Hamilton hasta los 29 puntos, consiguiendo una carrera de tranquilidad como líder. Su líderato es cuestionado y ya se empiezan a escuchar pitos en sus podios, al igual que con Vettel en temporadas anteriores. La diferencia para el alemán está en que esta vez él si tiene rival, y tendrá que aguantar mucha más presión.
  • Lewis Hamilton: la mala suerte sigue persiguiendo a Hamilton en este Mundia, y ve de nuevo como Rosberg vuelve a distanciarse en el campeonato. El inglés, después de pinchar, perdió potencia en su monoplaza y fue incapaz de recuperar posiciones, viéndose incluso con problemas ante los coches menores de la parrilla. De esta forma, tanto el equipo como el piloto decidieron abandonar en la recta final de la carrera, para conservar el motor del inglés.

[divider]

Así se va Mercedes de Bélgica

La situación en Mercedes es totalmente contradictoria. Por un lado, dominan con diferencia en el Mundial y este fin de semana han arrollado al resto… hasta el toque en Les Combes. Por otro lado, su situación dentro del box es tan tensa como la mejor novela policíaca tras las declaraciones de Hamilton al término de la carrera. Los alemanes ya se plantean empezar a utilizar órdenes de equipo ya que empiezan a ver como puede peligrar el campeonato del mundo si sus dos pilotos siguen dándose golpes por la pista y Ricciardo sigue enlazando victorias. Toto Wolff lo ha dejado claro: “necesitaremos un nuevo sistema”. Veremos a que se refiere.

[divider]

Impresiones del Gran Premio

Declaraciones extraídas de f1.com

Nico Rosberg: “Ha sido una carrera difícil. Teníamos el ritmo para ganar hoy, pero el incidente nos costó un buen resultado, así que estoy realmente decepcionado porque para el equipo fue un mal día. Como conductores estamos aquí para entretener a los aficionados y hacerles pasar un buen momento, por lo que nuestros duelos son siempre al límite. Lamento el toque con Lewis pero yo lo veo como un incidente de carrera, igual que hicieron los comisarios. Yo era más rápido en la recta y me fui hacia el exterior ya que la línea interior estaba bloqueada. Lo intenté y nos tocamos. Me di cuenta de que mi alerón delantero estaba dañado y pensé que fue eso. Un segundo después vi que Lewis también tenía un problema, muy desafortunado para él y para el equipo. Nos sentamos rápidamente después de la carrera, pero habrá algunas reuniones más para evitar carreras como la de hoy”.

Lewis Hamilton: “Estoy abatido con el resultado, no sólo por mi propia campeonato sino también por el equipo, ya que realmente deberíamos haber conseguido un doblete hoy. Ha sido un año difícil para todo el mundo y todo el equipo ha estado trabajando tan duro.  Cada vez que han sido golpeados nunca han renunciado. Yo no entendía completamente lo que había pasado hasta que vi la repetición de ese momento, pero le dí un montón de espacio, cogí la curva como hago siempre, y de repente sentí un gran golpe desde atrás. No había nada que pudiera hacer al respecto y efectivamente mi carrera terminó. Quería retirar el coche temprano, no por rendirme sino porque no podía coger a los de delante e incluso con un safety car no creo que hubiese sido capaz de pasarlos. El coche estaba muy gravemente dañado y mis pensamientos fueron para preservar el motor después de que el último fue destruido en Hungría. Lo que suceda después no es problema mío, es trabajo de los jefes, pero estoy ahora casi 30 puntos por detrás en el campeonato y eso es lo más importante en mi mente. Es una gran diferencia y será difícil recuperar. Esto es difícil de asimilar pero al final tan solo es uno de esos días”.

Toto Wolff, jefe de equipo: “Hoy vimos el peor de nuestros escenarios cuando los dos pilotos contactaron en la vuelta dos, y nos costó el doblete hoy porque veíamos que teníamos el rendimiento para ello. Ha sido clara nuestr apolítica de dejar a los pilotos luchar este año pero la regla número es no golpear al otro. Ver este tipo de contacto, tan temprano en carrera, es un nivel de riesgo inaceptable. No puede pasar, y no pasará, de nuevo. Después de la colisión, Nico condujo su primera tanda con un daño significativo en el alerón delantero, teniendo que hacer una parada adicional ya que estaba dañando el néumatico delantero izquierdo hasta el punto de ser peligroso. Estuvo cerca de conseguir la victoria a pesar de una carrera tan dramática. En cuanto a Lewis, estuvo luchando con una mano atada a la espalda después del golpe, que dañó el suelo y le costó una cantidad significativa de rendimiento. Lo dejamos ahí en caso de que el coche de seguridad saliese, agrupando los coches y nos permitiera ganar algunos lugares, pero se hizo evidente que había perdido demasiado el rendimiento así que retiramos el coche antes del final. En general, no fue un buen día para el equipo y está claro que tenemos que fortalecer nuestro enfoque en asegurar el campeonato de constructores. Ahora tenemos que reagruparnos y volver más fuertes en Monza”.

Paddy Lowe, jefe técnico: “Tuvimos un buen comienzo, con Lewis a la cabeza y Nico recuperarando el segundo puesto a Sebastian. Una vuelta más tarde, sin embargo, el incidente entre los dos en la curva cinco arruinó con eficacia nuestra tarde. Es una gran pena, ya que el coche había estado fuerte todo el fin de semana y estuvimos en una excelente posición para potencialmente anotar un doblete. Optamos por seguir la carrera con Lewis en el caso del escenario de coche de seguridad, lo que pudo haberle dado la oportunidad de recuperar el terreno perdido. Pero al final esto nunca llegó y, con su suelo muy dañado por los trozos de los neumáticos en la segunda vuelta, el estado del coche se deterioró aún más. En cuanto a Nico era un tema de limitar daños. Nuestros cálculos decían que teníamos que cambiar su morro para tener alguna posibilidad de podio. Así las cosas, a pesar de que se acercaba rápidamente a Ricciardo al final, un bloqueo en el segundo juego de neumáticos en última tanda le costó la oportunidad. En general, gran decepción después de todo el arduo trabajo realizado por el equipo”.