Si gestionar todo un equipo de Fórmula 1 ya es complicado, al líder de Force India se le acumulan los problemas y ha empezado Septiembre con una acusación por problemas económicos entre  Kingfisher Airlines y el United Bank de la India.

PAPHOTO4_469964

Vijay Mallya, además de ser el director de Force India, es el presidente  de la aerolínea india Kingfisher Airlines, compañía que también forma parte del equipo de Fórmula 1 en calidad de sponsor. La compañía lleva meses de batalla legal con el UBI(Banco Indio) por diversas quejas hacía la empresa aérea y para la mañana de hoy estaba convocada una reunión entre Mallya, y otros tres directivos de la compañía, y el UBI.

Los empresarios decidieron no compadecer en la reunión y la banca india, cansada de batallar con los líderes de KFA por tribunales como el Tribunal Superior de Calcuta, que desestimó la petición de KFA contra el UBI, decidió declarar a los cuatro empresarios como “Morosos internacionales”.

Esta dura declaración limita sus actividades empresariales a nivel internacional y una de las más duras consecuencias es que no podrán acceder a ningún tipo de financiación bancaria en ninguna empresa. Esto pone en riesgo no sólo a  Kingfisher Airlines, sino también al equipo de fórmula 1 ya que uno de sus principales patrocinadores no tendrá acceso a crédito y el dueño de la escudería tiene la imagen de moroso a lo largo y ancho de los cinco continentes, algo que no pondrá nada fácil la llegada de inversores a Force India.

Por el momento todo esto son sólo acusaciones y Mallya no ha echo ninguna declaración al respecto. Habrá que esperar para ver que rumbo toman tanto la situación de  Kingfisher Airlines como la de Vijay Mallya, y que por supuesto, afectarán directamente sobre la escudería Force India.

Fuentes: Economictimes