La Fórmula 1 regresa al épico circuito de Monza un año más. La Scuderia Ferrari, que correrá en casa, no llega en su mejor momento y acumula un pobre bagaje que se resume en dos podios consechados por Fernando Alonso. El español subió al tercer escalón del podio en China y acabó segundo en el pasado GP de Hungría. El de Oviedo nos tiene acostumbrados a muy buenas carreras en el circuito italiano. En la última de ellas, finalizó segundo entre ambos Red Bull. El podio de Monza lo conoce muy bien el español de Ferrari ya que ha subido hasta seis veces a él (en vez con Renault, otra ocasión con McLaren y cuatro veces con Ferrari).

podio monza 2013

A pesar de la clara superioridad mostrada por Red Bull a lo largo del año 2013, Fernando Alonso fue el único que plantó cara a los austríacos y peleó por la victoria de carrera con el tetracampeón del mundo. Quizá los ‘tifossi’ de Ferrari sí se esperaban lo que Fernando Alonso les tenía preparado en el momento en el que se apagase el semáforo. Remontó desde la quinta posición hasta el segundo cajón del podio. Para ello debió superar a su compañero de equipo, Felipe Massa, al alemán de Sauber, Nico Hülkenberg (quien acabó la carrera en quinta posición y firmó el mejor resultado de la temporada) y al australiano Mark Webber.

El alemán de Red Bull se hizo con la pole position con más de dos décimas de diferencia respecto a su compañero de equipo. Ambos Red Bull fueron los únicos en rebajar el tiempo de 1:24 en la sesión de calificación y se apoderaron de la primera línea de salida. La sorpresa del sábado la protagonizó Nico Hülkenberg, que calificó tercero con su Sauber, mientras que su compañero, Esteban Gutiérrez, no superó el primer corte. Lewis Hamilton también fue noticia durante la jornada del sábado. En este caso porque no fue capaz de entrar en la Q3. El de Mercedes consiguió el 12º mejor tiempo y tan solo pudo ser noveno en carrera y sumar dos puntos.

El Gran Premio de Italia 2013 nos dejó dos abandonos. Fueron Jean Eric Vergne (Toro Rosso) y Paul Di Resta (Force India) quienes no cruzaron la meta. El francés por un problema en la transmisión de su monoplaza y Di Resta a causa de un choque en la primera vuelta de carrera.

La carrera del año anterior fue un fiel reflejo de lo que estaba siendo la temporada. Un equipo muy superior, Red Bull, que aventajaba a sus rivales con un claro dominio. Ambos en la primera línea de salida. Y un único piloto capaz de plantar cara a los ‘toros’, Fernando Alonso, que llegó a ser segundo. Los italianos de Ferrari diseñaron una estrategia muy similar a la de Red Bull. Tanto Massa como Alonso entraron a hacer su parada justo después de que lo hicieran Vettel y Webber. El resultado no fue nada bueno para las aspiraciones de los de Ferrari, pues Webber adelantó a Massa en la parada y Vettel abrió más hueco respecto a Fernando. El español adelantó a Webber en una perfecta maniobra en la variante ‘della Roggia’.

En la última parte de carrera, Vettel pudo gestionar el desgaste de sus neumáticos con una cómoda ventaja de 10 segundos respecto a Fernando. El de Ferrari apretó los dientes para reducir los tiempos e intentar acercarse al alemán pero entró en meta a una distancia de más de cinco segundos.

La anécdota de después de la carrera se vivió durante la ceremonia del podio, cuando la afición italiana que se había desplazado al circuito de Monza para disfrutar de la carrera abucheó y pitó al ganador, Sebastian Vettel. El propio piloto de Red Bull quiso quitarle importancia al hecho al afirmar que “no me ofende la reacción del público pues ganar vestido de azul aquí no recibe muchos apoyos”.

Por otra parte, Fernando Alonso quiso fotografiarse desde el podio con la afición italiana y posteriomente compartió la imagen con sus seguidores en su cuenta de Twitter.

Selfie ALO Monza

Tras la celebración del GP de Italia, Sebastian Vettel fue más líder del mundial con 222 puntos, frente a los 169 de Fernando Alonso y los 141 de Lewis Hamilton.  Por otra parte, Ferrari se hizo con la segunda posición del campeonato de constructores en detrimento de Mercedes. Esta temporada llega el GP de Monza en plena guerra entre Mercedes. En Red Bull sólo Daniel Ricciardo ha subido al primer escalón del podio y la superioridad del australiano sobre el alemán es más que notable. Ferrari corre en casa, ante su afición, quien quiere ver un coche competitivo capaz de pelear por los primeros puestos. Aunque es difícil, ¿podrá subir Fernando Alonso por séptima vez al podio de Monza?

Imágenes: Formula1.com y Twitter @alo_oficial

Video: Youtube