Italia

Dos semanas han pasado desde que estallase la guerra definitiva por el título de Campeón del Mundo. Nada más caer la bandera a cuadros en Spa se desató la polémica en el box de Mercedes. El Gran Circo, y nunca mejor dicho, regresa al Templo de la Velocidad con las flechas plateadas inmersas en plena lucha por hacerse con la primera posición del Campeonato. Ninguno de sus dos pilotos salió muy bien parado de la última carrera. Lewis Hamilton perdió unos puntos importantes de cara a hacerse con su segundo entorchado, mientras que Nico Rosberg perdió el cariño de parte de la afición después de su maniobra con su compañero y rival, además de recibir una advertencia de su equipo en forma de multa económica. La relación entre ambos pilotos no era buena, pero parece que, después del último incidente, pasará a ser inexistente para centrarse al 100% en su objetivo. Su equipo, Mercedes, que hasta ahora les había dejado luchar sin intervenir con órdenes de equipo, ha avisado de que eso ya no será así. Como dijo Toto Wolff tras la carrera de Bélgica, sólo tienen una norma, que es no chocar con el otro. El toque en Les Combes nada más empezar la carrera será un punto de inflexión importante en la forma de actuar de unos y otros y puede marcar el devenir del presente Mundial.

Sus más inmediatos perseguidores se frotan las manos en vistas de lo sucedido, especialmente Daniel Ricciardo. El australiano es el único piloto que ha conseguido romper el dominio total de los alemanes y ya es el tercer hombre en discordia en la lucha por el título. Si Mercedes empieza a controlar las luchas de sus pilotos tendrá menos posibilidades, pero al final decidirán los propios pilotos en su lucha en la pista si el de Red Bull puede repetir la hazaña de Kimi Räikkönen en 2007. Mientras, él sigue a lo suyo, que parece ser que es ganar carreras. Cuando fichó por Red Bull muy pocos apostaban por él, pero está acallando a los escépticos con sus buenas actuaciones y, actualmente, lidera el equipo Campeón del Mundo muy por encima de Sebastian Vettel.

Todavía más difícil lo tiene Fernando Alonso. El objetivo del español era alcanzar el tercer puesto, pero viendo el nivel de Ricciardo y la superioridad mecánica de su Red Bull frente al F14-T  parece harto complicado. Por si fuera poco, Valtteri Bottas cada vez está más cerca e intentará el asalto a la cuarta posición en un circuito que se prevé ideal para su Williams. La escudería de Grove, a su vez, peleará por alcanzar a los italianos en el Mundial de Constructores. Les separan tan solo 10 puntos, por lo que la lucha entre Felipe Massa y Kimi Räikkönen en la parte media de la tabla puede decidir el duelo. En su lucha particular el brasileño marcha 1 punto por delante de su ex-compañero, que parece haber mejorado en las últimas carreras. A una distancia considerable se encuentran McLaren y Force India, aunque en Spa los británicos se colaron en el top 10 para dificultar aún más las cosas a los equipos punteros.

Marussia, Sauber y Caterham nada tienen que hacer contra ellos. Bastante tienen con lo suyo. Los dos primeros han estado envueltos en rumores acerca de su continuidad en la Fórmula 1, a los anglo-rusos incluso se les ha llegado a colocar fuera de la parrilla en este Gran Premio de Italia. No es la primera vez que pasa algo así. Los gastos se disparan y los beneficios en la parte baja de la tabla son más bien escasos, así que cuesta cuadrar las cuentas y pagar las facturas. A pesar de todo, ambos equipos estarán en la salida el domingo. Los rumores sobre Caterham son de otro tipo, aunque también tienen algo que ver con los problemas económicos. En Bélgica bajaron a Kamui Kobayashi del coche y subieron a André Lotterer, que fue bastante competitivo, aunque no pudo acabar la carrera. Se rumoreaba que en Monza subirían a Roberto Merhi, a pesar de no tener la Superlicencia. Al final, parece que no disputará el fin de semana completo, aunque podría subirse al coche durante los primeros libres, algo que todavía no está confirmado.

Recuerda que podrás seguir con nosotros los entrenamientos libres, la clasificación y la carrera con todo lujo de detalles a través de nuestro Twitter dedicado a la Fórmula 1: @PitLane_F1. Además, nuestros redactores se encargarán de contarte todo lo que ocurra con los previos, las crónicas y los análisis más completos de cada equipo en nuestra página web. ¿Te vas a perder la mítica carrera italiana?

Así es Monza

Monza

Monza es uno de los trazados más rápidos del calendario, permitiendo llegar fácilmente a los monoplazas al máximo del motor, logrando picos de velocidad máxima que superan los 350 km/h. El circuito empieza con una fuerte frenada a la entrada de la curva Rettifilo, una chicane que se modificó hace unos años para frenar un poco la marcha de los monoplazas. A continuación, tras pasar por una curva abierta, Biassono, recuperan aceleración y escalan para pasar por la variante Della Roggia y llegar a la primera curva Di Lesmo, a la que se llega en quinta. Es un viraje rápido, que se traza hacia la derecha, en tercera o cuarta. A la salida del giro, los monoplazas pasan por un punto donde los árboles que rodean el circuto ensombrecen el trazado de manera que la temperatura de la pista cambia por completo y la adherencia de los neumáticos también. A toda velocidad se llega entonces a la segunda curva Di Lesmo, bastante rápida y que se toma en tercera.

Tras pasar por la curva del Serraglio se llega a la del Vialone, primera curva de una chicane triple que completa la variante Ascari, una chicane en la que se entra en tercera y que hay que trazar de forma muy meticulosa. En este punto se llega al antiguo trazado peraltado del viejo Monza. Se trata de un giro técnico en el que es necesario aprovechar todos los metros de la chicane para recuperar tracción y trazar los virajes.

La secuencia de los giros empieza en Vialone con un viraje hacia la izquierda, otro a la derecha y un último nuevamente hacia la izquierda. Los dos primeros giros deben tomarse por el trazado correcto para empezar la recuperación en el último tramo y conseguir velocidad antes de salir hacia la recta siguiente, que precede a la última curva, la Parabólica, y en la que se alcanzan velocidades muy altas, para encarar entonces la recta de meta.

Datos del Gran Premio de Italia

  • El Gran Premio de Italia comparte récord con Gran Bretaña en número de carreras celebradas. En total, se han disputado 64 ediciones en suelo italiano bajo la denominación del Gran Premio de Italia. Todas menos una se han corrido en Monza. La excepción fue 1980, cuando se celebró en Imola. Debió de gustarles a los dirigentes de la Fórmula 1, dado que a partir de 1981 se empezó a disputar el Gran Premio de San Marino en ese mismo circuito.
  • Conseguir la primera posición en clasificación en este circuito no es sinónimo de victoria. De las 63 carreras disputadas aquí, sólo en 21 ocasiones el poleman se llevó el triunfo, un escaso 33,33%. El porcentaje sube de forma considerable si tenemos en cuenta las últimas 10 carreras, donde en 8 de ellas el que salió primero cruzó la meta en primera posición.
  • De las 63 carreras celebradas en Monza, 32 han sido ganadas desde la primera fila. Peter Gethin consiguió ganar en 1971 saliendo undécimo, en la que ha sido la mayor remontada en este circuito para ganar. Fue el final más apretado en toda la historia de la Fórmula 1. Ronnie Peterson se quedó a una milésima de superar al piloto británico, que aquel día logró su primera y única victoria en la máxima categoría del automovilismo.
  • Treinta y seis pilotos saben lo que es salir en primera posición en la mítica pista italiana, y cuatro de ellos están todavía en activo. Sebastian Vettel lleva 3 poles, incluyendo la de la temporada pasada. Una vez más, el récord lo comparten Juan Manuel Fangio y Ayrton Senna, ambos con 5. Fernando Alonso (2), Lewis Hamilton (2) y Kimi Räikkönen (1) también han sido los más rápidos algún sábado en Monza.
  • Dos pilotos en activo saben lo que es repetir victoria en Italia: Fernando Alonso y Sebastian Vettel. El español ganó aquí en su único año con McLaren y volvió a hacerlo tres años más tarde, en su primer año con Ferrari. Por su parte, el alemán consiguió su primera victoria en este circuito, a los mandos de un Toro Rosso en una carrera pasada por agua. Repitió en 2011 y 2013, pero ya con Red Bull. Lewis Hamilton es el otro piloto de la parrilla que sabe lo que es ganar aquí: lo hizo en 2012.
  • Ferrari domina el casillero de victorias en su circuito. Lleva 18, por las 10 de McLaren y las 6 de Williams. Lotus (5), Mercedes (2), Red Bull (2) y Toro Rosso (1) son las otras escuderías en activo que han cruzado la línea de meta en primera posición.
  • Casi una centena de pilotos han subido al podio en la pista italiana. Michael Schumacher (8) y Fernando Alonso (6) lideran la tabla, seguidos de Juan Manuel Fangio, Ayrton Senna, Alain Prost y Rubens Barrichello (5 cada uno). De los pilotos en activo, además del español, saben lo que es subir al cajón Jenson Button (4), Kimi Räikkönen (3), Sebastian Vettel (3), Lewis Hamilton (2), Sergio Pérez (1) y Felipe Massa (1).
  • Italia siempre ha sido una de las naciones más presentes en una parrilla de Fórmula 1, pero llevan dos temporadas completas, además de la actual, sin tener un piloto presente. En total, 113 pilotos italianos han llegado a la Fórmula 1 y 82 de ellos llegaron a correr un Gran Premio. Dos de ellos fueron Campeones del Mundo: Giuseppe Farina, que fue el primer hombre en lograr un título de Fórmula 1 en 1950; y Alberto Ascari, que logró dos entorchados de forma consecutiva en 1952 y 1953. Riccardo Patrese fue el que más GP’s disputó (256) y más podios logró (37), mientras que Ascari tiene el récord de victorias (13) y poles (14).

Zonas de DRS y neumáticos

Captura de pantalla 2014-09-02 a la(s) 20.50.56

La FIA parece estar satisfecha con su elección de las zonas hábiles para el alerón trasero móvil y va a mantener, por tercer año consecutivo, las mismas zonas de DRS. La primera zona de detección estará ubicada a la entrada de la curva 7, y el punto de activación se encontrará 210 metros después de dicha curva. La segunda zona de detección estará ubicada al final de la recta que hay tras pasar la variante Ascari y los pilotos podrán abrir su alerón trasero 115 metros después de la línea de meta.

Pirelli ha decidido llevar a su carrera local, la de Italia, los compuestos medio y duro, marcados por letras blancas y naranjas, respectivamente. En Monza es importante encontrar un set up de baja carga aerodinámica para afrontar con garantías las largas rectas de las que dispone el circuito. Esto supone un problema de desgaste en los neumáticos traseros, que se traduce en un adelanto de las frenadas y una pérdida de tiempo considerable en el tiempo por vuelta. De ahí que la marca italiana haya decidido traer los compuestos más duros de toda su gama. Solo habíamos visto esta elección en las carreras de Malasia, España y Gran Bretaña, y no siempre se tradujo en carreras de una única parada.

Previsión del tiempo

Captura de pantalla 2014-09-02 a la(s) 20.56.30

Predecir la meteorología en la Fórmula 1 parece más complicado que conducir los mismos coches. Es difícil acertar cuando el tiempo se empeña en variar los planes de los equipos fin de semana tras otro. En Spa no se preveía lluvia en carrera y a punto estuvo de hacer su aparición para instalar el caos en el circuito. En Monza parece que pueden caer algunas gotas, aunque no suele ser habitual. El viernes se esperan unas temperaturas que ronden entre los 19ºC de mínima y los 28ºC de máxima, con una probabilidad de lluvia del 13% a la hora de los primeros entrenamientos libres y un 26% en los segundos. El sábado bajará un poco la máxima, que será de 25ºC, con un 52% de probabilidad de tormentas a la hora de la Clasificación. El domingo se espera un panorama parecido, aunque con menos probabilidad de lluvia Las temperaturas oscilarán entre los 18ºC de mínima y los 26ºC de máxima, con un 27% de probabilidad de lluvia a las 14:00h.

Horarios del Gran Premio

Captura de pantalla 2014-09-02 a la(s) 20.05.41