El equipo Mclaren llega a Monza con la esperanza de mejorar los resultados obtenidos en el pasado GP en Bélgica. El objetivo esta claro, meter a sus dos pilotos en los puntos para consolidar su posición en el mundial de constructores. Eric Boullier, director de carreras de McLaren, cree que los circuitos de baja carga aerodinámica como Monza les son favorables  y que están preparados para plantar cara a los Red Bull, Williams y Ferrari.

Belgian-GP-007_1

 

Así llegan los pilotos a Italia:

  • Jenson Button: Tras una  buena actuación en Bélgica el piloto  ingles se muestra optimista y espera conseguir una buena posición en Monza. Al igual que en Spa, Jenson espera acabar en los puntos. Llega a este GP en la octava posición del mundial con 68 puntos.
  • Kevin Magnussen: El piloto danés busca resarcirse tras la sanción que le dejo fuera de los puntos en Bélgica. Llega a Italia con buenas sensaciones, dice sentirse cómodo con el coche y Monza  se le da bastante bien. El año pasado en las World Series fue el piloto más rápido en los dos eventos y consiguió la primera posición en clasificación. En el mundial esta  undécimo  con 37 puntos.

Así llega el equipo a Italia:

  • En Mclaren esperan tener un buen fin de semana en uno de los circuitos con más historia del calendario. El objetivo del equipo reside en obtener buenos  resultados y sumar puntos para consolidar su posición en el mundial de constructores. En Monza tienen mucho que prender sobre el funcionamiento del coche de cara a la próxima temporada. En el campeonato de constructores se sitúan quintos con 105 puntos.  Tan solo dos puntos mas que los Force India, unaventaja que esperan ampliar en “La catedral del automovilismo”

Expectativas del Gran Premio:

  • Jenson Button: “Creo que cualquier piloto tiene siempre ganas de llegar a Monza. Es uno de los mejores circuitos del mundo, con un trazado único y con un ambiente y un rollo que hace que sea, probablemente, el lugar más especial que visitamos cada año. Nunca me cansaré de ir allí. Pilotar sobre el asfalto de Monza siempre es genial. Nos hemos acostumbrado tanto a los altos niveles de carga aerodinámica que usamos en la mayoría de los circuitos que simplemente te vuelves loco cuando vas y vas aumentando la velocidad y parece no tener fin. Y, con el ERS y DRS, creo que podemos tener una carrera muy especial en Monza. Es un circuito que requiere mucha velocidad punta, además de una forma de conducir diferente respecto a los otros circuitos del calendario. Compites con unos niveles de aerodinámica tan bajos que hace que tanto la frenada como la aceleración supongan muchos problemas: durante las fuertes frenadas, el coche siempre intenta frenar por su cuenta; de igual manera, cuando sales de la frenada y comienzas a acelerar, el coche es muy inestable, por lo que la parte trasera del coche puede patinar mucho. Pilotar en Monza supone un reto único”.

 

  • Kevin Magnussen: “La última vez que competí en Monza fue el año pasado con las World Series por Renault 3.5 en Abril. Fui el piloto más rápido en los dos eventos y conseguí la primera posición en clasificación. Tengo muchas ganas de volver allí: es un gran circuito y es un Gran Premio que he visto desde pequeño; es el lugar en el que siempre he deseado competir con un coche de Fórmula Uno. Con los coches híbridos de este año, creo que Monza también va a ser espectacular. Esperamos alcanzar velocidades muy altas en zonas de hasta 345km/h y, eso es sin ninguna duda, la velocidad más alta que podremos ver a lo largo de la temporada. Para los aficionados va a ser algo increíble. Creo que demostramos en el circuito de Spa-Francorchamps que tenemos un paquete aerodinámico que nos permite estar en la lucha, así que espero que podamos irnos de este Gran Premio de Italia con unos buenos puntos para el equipo. Ciertamente, creo que estamos haciendo buenos progresos y sería bueno hacer que todo fuera bien en un único fin de semana para conseguir un buen resultado”.

 

  • Eric Boullier, director de carreras de McLaren Mercedes: “Cualquier fin de semana en el Autodromo Nazionale di Monza es muy especial y el Gran Premio de Italia siempre es único, rapidísimo y es un evento emocionante. Llegar a Italia al final del verano europeo siempre es un punto de inflexión en la temporada: es una carrera en la que ya fijas tu atención a las últimas carreras del año y ves cómo podría desarrollarse el último grupo de carreras. El último tercio de la temporada siempre es un reto para el equipo, tanto mentalmente como psicológicamente, así que es importante que mantengamos nuestra mente centrada. Nuestro objetivo de cara a lo que queda de temporada es tanto consolidar nuestra posición en el Mundial de Constructores gracias a que ambos coches puntúen en cada carrera, así como seguir trabajando duro para tratar de pulir y mejorar el MP4-29. En cuanto al desarrollo del coche, no habrá cambios sustanciales, ya que todo lo que aprendamos este año servirá para trabajar en un buen paquete para el coche del año que viene. Creo que el espíritu dentro del equipo es fuerte: vamos a seguir empujando fuerte para mejorar y me siento con optimismo de cara a un posible cambio de nuestra suerte antes del final de esta temporada”.

Fuente: Pagina oficial de Mclaren Mercedes