La jornada del sábado en Marina Bay ha transcurrido de la mejor manera posible y, tras una calificación un tanto irregular, los dos Red Bull coparon la segunda línea de la parrilla, con un Daniel Ricciardo imperial y un gran Sebastian Vettel, en su mejor versión de la temporada.

Sebastian Vettel durante la jornada de calificación de hoy en Marina Bay

Sebastian Vettel durante la jornada de calificación de hoy en Marina Bay

Clasificación

La Q1 transcurrió sin excesivos contratiempos, salvo por el hecho de que ni Ricciardo ni Vettel pudieron emplearse a fondo por problemas con el rendimiento de los compuestos y, sobre todo, porque encontraron bastante tráfico. Sin embargo, sus cronos -sin ser ni mucho menos espectaculares- les dieron de sobra para pasar el corte, con el alemán noveno y su compañero inmediatamente después, separados entre sí por apenas 10 milésimas aunque a casi un segundo de los Ferrari de Kimi Raikkönen y Fernando Alonso, los mejores de esta manga.

En la Q2 las cosas continuaron más o menos igual para Red Bull, que tardó en entender el funcionamiento de sus compuestos y, tras un inicio de sesión un poco dubitativo, sus mejores tiempos se hicieron esperar. Especialmente Sebastian Vettel, que estuvo casi toda la segunda manga en zona peligrosa hasta que, a falta de un par de minutos para acabar, se despachó una vuelta espectacular que le permitió pasar a la Q3 justo detrás de Ricciardo, en sexto y séptimo lugar respectivamente, aunque de nuevo lejos de la cabeza, en esta ocasión los Mercedes de Rosberg y Hamilton.

Por último, la Q3 fue de lo más emocionante de la temporada, con todos los pilotos en un puño y una igualdad máxima, hasta el punto que hasta el último minuto de la sesión, el líder era Felipe Massa y en apenas un instante el brasileño acabó en sexto lugar y con Ricciardo rozando la pole, con una vuelta sensacional, hasta que llegaron los dos Mercedes para rebajar su crono.

Finalmente los dos Red Bull acabaron haciéndose con la segunda línea de la parrilla. Así, Daniel Ricciardo finalizó tercero, mientras que Sebastian Vettel, menos constante que su compañero, acabó cuarto.

Cierto es el  alemán se marcó pese a todo un último giro francamente bueno, a tan solo 52 milésimas de éste pero, una vez más -y eso ya no es noticia- el tetracampeón volvió a ser superado por su joven compañero. Sin embargo, la mejor noticia para la escudería de las bebidas energéticas es que no sólo han logrado batir a los Ferrari, sorprendentes -y potentes- adversarios tanto en los libres como en calificación, sino que las diferencias con los dos Mercedes son mínimas (tan sólo dos décimas)

Esto permite que, de darse así las cosa, además de una carrera espectacular y emocionante, Red Bull no puede descartarse en ningún momento como favorito no sólo a subirse al cajón sino a hacerlo incluso en lo más alto.

 Impresiones de la sesión

  • Daniel Ricciardo: “Cuando empezamos el fin de semana pensábamos que si lográbamos estar a tres o cuatro décimas de Mercedes había posibilidades reales de estar con ellos en carrera. Hemos acabado más cerca incluso lo que está muy bien. Si la salida va bien intentaré ser inteligente y hacer algo a base de estrategia. Si me acerco a ellos tendré mi oportunidad. No me he estado mostrando tímido precisamente este año pero es muy difícil en un circuito urbano como éste. Está relativamente cerca de casa y me ha hecho mucha ilusión ver unas cuantas banderas australianas entre la gente. Ojalá pueda llegar al pódium mañana por ellos”.
  • Sebastian Vettel: “No estoy satisfecho con mi última vuelta. Estuve empujando fuerte y no llegué a acercarme a la cabeza así que no estoy muy feliz pero es lo que hay por ahora. Vamos a esperar a la carrera de mañana y con unas buenas paradas en boxes y una buena estrategia veremos qué es lo que podemos hacer a partir de ahí. Creo que tenemos buen ritmo aunque todo el mundo parece tenerlo también. Es una carrera muy larga así que veremos qué podemos hacer”.

Entrenamientos libres 3 (FP3)

La tercera y última sesión de libres, llevada a cabo bajo un maravilloso atardecer, nos dejó no sólo una estampa de Singapur ciertamente preciosa sino también una nueva sorprendente clasificación.

Una sesión marcada por el excelente tiempo de Fernando Alonso, liderando la tabla de tiempos, aunque separado por tan solo 50 milésimas de un no menos espectacular Daniel Ricciardo, que volvió a mostrar los dientes a todos sus rivales.

Por su parte, Sebastian Vettel decidió tomarse esta sesión con algo más de relax que su compañero y, sin llegar a exigirse demasiado, acabó en la quinta plaza, a algo menos de cuatro décimas que el australiano y superado incluso por Jean-Eric Vergne, la verdadera sorpresa de la sesión, aunque por escasas 27 milésimas.

  • 2º Daniel Ricciardo: 1’47”350, en 15 vueltas.
  • 5º Sebastian Vettel: 1’47”711, en 17 vueltas.