El piloto británico lideró una accidentada segunda sesión de entrenamientos libres, por delante de su compañero. Kobayashi, Ricciardo y Gutiérrez se retiraron tras sendos accidentes.  Fernando Alonso sólo pudo ser 7º.

Hamilton lideró la segunda sesión en Suzuka | Foto: Sutton

Los segundos entrenamientos libres del Gran Premio de Japón dejaron un fiel reflejo de la realidad. Los Mercedes en un mundo diferente a los demás, y éstos escalonados en diferentes niveles.

En el primero de ellos parecen estar, en esta carrera, Williams y Red Bull. En las tandas largas fueron los que más cerca estuvieron de los Mercedes. Por detrás, los Ferrari y los McLaren, que con el 5º puesto de Button amenazan con dar guerra a los hombres de la Scuderia.

Al contrario que en los primeros entrenamientos, donde la nota dominante en los primeros compases fue la poca actividad, en esta sesión tuvimos todo lo contrario…cuando las banderas lo permitían. El primero en salir a la pista, y por consiguiente en marcar tiempo, fue Max Chilton, que en la primera sesión apenas pudo rodar, con lo que necesitaba estar tiempo sobre la pista.

Muchos problemas al comienzo

Pronto empezaron los problemas. Kobayashi, después de sólo tres vueltas, estrelló su coche en las eses del comienzo del trazado, provocando la primera bandera amarilla de la sesión. Poco después era Vergne, el otro que no disputó los primeros entrenamientos, el que decía adiós antes de tiempo, aunque en su caso fue un hasta luego, puesto que volvió a falta de pocos minutos para marcar el 11º mejor tiempo.

Y el accidente que provocó la bandera roja fue el de Ricciardo, en la última curva. El autraliano de Red Bull giró el volante hacia la derecha, pero su monoplaza no reaccionó y se fue contra las protecciones. Al ser retirado, se tuvo que sacar la bandera roja, ya que la grúa no podía sacarlo por esa zona, teniendo que cruzar la pista.

Tras la reanudación, llegaban los primeros pilotos en poner el neumático medio. Gutiérrez, Sutil y Raïkkönen fueron los que lo montaron. Y Gutiérrez, cuando apenas llevaba tres vueltas con él, perdió el control de su coche en Spoon y se estrelló contra las protecciones.

Los últimos minutos de la sesión estuvieron dedicados a hacer tandas largas, en las que Mercedes era el claro dominador. Para el final se preveía lluvia, que no terminó de llegar. Lo que sí llegó fueron más problemas en el coche de Vergne, que tuvo que dejar el coche en un lado de la pista, provocando otra bandera roja y el final de la sesión.

Tabla de tiempos

libres 2