Lewis Hamilton ha ganado el Gran Premio de Japón aprovechando la lluvia y el caos para imponerse a su compañero, Nico Rosberg. Sebastian Vettel se ha hecho con la tercera posición después de una buena estrategia. 

dpl1405oc056

El podio de Japón | Foto: Sutton

La carrera de Japón ha quedado relegada a un segundo plano después de un grave accidente de Jules Bianchi a pocas vueltas del final. La victoria de Lewis Hamilton y los podios de Nico Rosberg y Sebastian Vettel de poco importan en estos momentos, en los que todo el paddock reza por el estado físico de Bianchi. El francés se salió de la pista y chocó contra una grúa. La única información oficial que ha habido hasta el momento es que el piloto estaba inconsciente y que iba a ser trasladado en ambulancia al hospital más cercano.

Inicio bajo el Safety Car

Con el tifón Phanfone amenazando la carrera del Gran Premio de Japón durante toda la semana se pensaba que se podría adelantar el inicio para evitar riesgos, pero la organización no cedió ante las peticiones de la FIA y la FOM. Bajo el diluvio universal se dio la salida detrás del coche de seguridad. Duraron en pista 2 vueltas. Todos se quejaron de aquaplaning, pero el peor parado fue Marcus Ericsson, que no pudo hacer nada para evitar un trompo a la entrada en meta. Pudo reemprender la marcha y unirse al tren de pilotos que entraron al pit lane al completar la segunda vuelta, al haber sacado Dirección de carrera bandera roja.

La carrera estuvo parada durante 20 minutos. De nuevo se salió detrás del coche de seguridad, pero antes de pasar por meta llegó la primera baja de la carrera: la de Fernando Alonso. El F14-T se quedó parado casi nada más salir y el español se tuvo que bajar del coche con aspecto contrariado. El problema parece que fue que entró agua en el sistema eléctrico y provocó la pérdida de potencia que acabó con la retirada del todavía piloto de Ferrari.

El Safety Car estuvo 9 vueltas en pista, muchas más de las necesarias. Cuando se relanzó la carrera Jenson Button y Pastor Maldonado entraron en boxes para poner los neumáticos intermedios. Fueron los más listos, aunque ya no llama la atención en el caso del inglés, que en estas carreras suele aprovechar sus oportunidades. En la vuelta siguiente entró casi todo el pelotón, pero no lo hicieron los Mercedes, que esperaron algo más. El primero en pasar por boxes fue Rosberg, lo que le sirvió para conservar la primera posición por delante de su compañero, Hamilton. En las primeras vueltas después de pasar por boxes los Red Bull pusieron la emoción a la carrera al ganar la posición a los Williams, que en agua son mucho menos competitivos.

Hamilton adelanta a Rosberg

Hasta el ecuador de la carrera no vimos a los Mercedes pelear por la primera posición. Rosberg empezó a sufrir y Hamilton lo aprovechó para pegarse al alerón trasero de su rival por el título. En tres vueltas se lo quitó de encima con una maniobra espectacular por el exterior de la primera curva y puso pies en polvorosa. Por detrás, Vettel, que rodaba en quinta posición, adelantó su parada y puso neumáticos intermedios nuevos. Empezó a volar sobre la pista y obligó a los otros pilotos punteros a pasar por boxes para imitarle. Button, que conservaba la tercera plaza con un margen cómodo, tuvo un problema en su detención y perdió un tiempo precioso que le costó la posición de podio con Vettel. Ricciardo lideraba la carrera cuando empezó a llover de nuevo con fuerza sobre el circuito. Aún así, el australiano decidió entrar en boxes a poner intermedios. Salió quinto detrás de Button, al que terminó pasando. Por delante, Vettel conservaba la tercera posición a pesar de un error en su persecución a Nico Rosberg.

Algunos pilotos se arriesgaron a entrar en boxes de nuevo para colocar los neumáticos de lluvia extrema. No pudo hacerlo Adrian Sutil, que perdió en control del coche y se fue contra las protecciones. En la misma vuelta se paró Jules Bianchi, pero sin tener noticias del motivo. En la vuelta 47 Dirección de Carrera sacó bandera roja, después de haber desplegado el coche médico. Se pensó que era por Sutil, pero era por Bianchi, que se había salido en la misma zona. Parece que el francés chocó con la grúa que recogía el Sauber. El piloto de Marussia ha sido evacuado a un hospital en ambulancia y ahora solo nos queda esperar que lleguen buenas noticias sobre su estado.

Tabla de Tiempos

Captura de pantalla 2014-10-05 a la(s) 10.48.36