El piloto inglés lidera la segunda sesión de entrenamientos en la que los motores Mercedes tuvieron un claro dominio. Fernando Alonso se coló en la tercera posición, mientras que Vettel sólo pudo ser 9º. McLaren, la sorpresa.

hamilton

Hamilton, al frente de los segundos entrenamientos en Sochi | Foto: Sutton

Con una temperatura de pista 10 grados superior a la que había en los primeros entrenamientos libres, dio comienzo la segunda y última del día. De nuevo, y como es habitual toda la temporada, los Mercedes fueron el equipo dominante, con la novedad de McLaren en los primeros puestos y la sorpresa de Toro Rosso.

Max Chilton era el primero en saltar a la pista con los neumáticos medios, y el primero en marcar un crono, que pronto sería mejorado por Bottas. Los primeros minutos, al contrario que en FP1, fueron de poca actividad. Y uno de los que menos rodó fue Räikkönen, con sólo 5 vueltas tras media hora. Con el neumático medio, el más rápido fue Rosberg, seguido de Hamilton, Button, Vergne, Alonso y Massa.

Hamilton apabulla con el blando

Tras pasar la mitad de la sesión, los pilotos comenzaron a montar el neumático blando. Un neumático blando demasiado duro para el asfalto ruso, ya que algunos pilotos como Alonso o Hamilton, mejoraron al dar su sexta o séptima vuelta.

Precisamente el inglés fue el más rápido con el compuesto más blando, con una diferencia de 8 décimas respecto al segundo, Kevin Magnussen. Alonso fue tercero, mientras que su compañero de equipo, Räikkönen, acabó 11º.

Es evidente el dominio del motor Mercedes en este circuito, con 6 coches entre los 7 primeros. Por su parte, Red Bull deja dudas, con Vettel 9º y Ricciardo 13º. En la parte trasera, Chilton se intercaló entre ambos Caterham.

Muchas salidas de pista

En un circuito nuevo como el ruso, los pilotos comenzaron a buscar los límites para lograr un mejor tiempo. Y eso suele traer riesgos. Por suerte, ninguno pasó a mayores. Fueron múltiples las salidas de pista, pasadas de frenada…especialmente en la curva 2, el mayor punto de frenada, y la penúltima, antes de la recta de meta.

La sesión concluyó después de una bandera roja provocada por el coche de Ricciardo, que se paró en la pista y acabó echando humo. A falta de tres minutos, se reanudó la sesión, pero ya estaba todo dicho.

Tabla de tiempos

LIBRES 2