La ausencia de órdenes de equipo en los primeros compases de la carrera lastró a Daniel Ricciardo, más rápido que Sebastian Vettel a pesar de sus problemas de blistering. La séptima y octava plaza de Ricciardo y Vettel no impiden que Mercedes se proclame campeón del Mundial de Constructores y reducen casi a la nada las opciones del australiano para seguir luchando por el Mundial de Pilotos.

Imagen: Red Bull Racing

Imagen: Red Bull Racing

Así se van los pilotos de Rusia

  • Sebastian Vettel: la 10ª posición de salida para el alemán no le iba a suponer un escollo en los metros iniciales. Al término de la primera vuelta ya se situaba en 6ª plaza, inmediatamente delante de su compañero de equipo, al que iba a cortar el ritmo hasta que éste entrara en boxes en la vuelta 12. Vettel se libraba entonces de los ataques de su compañero y pasaba a quedarse en tierra de nadie y con un pobre vuelta a vuelta. El punto de inflexión llegaría en la vuelta 31. El tetracampeón entraba en boxes para montar los compuestos medios tras alargar al máximo su stint con el blando, el neumático más competitivo. Salía por detrás de Ricciardo, al que seguiría en los últimos compases de la carrera. Junto con el australiano, los de Red Bull iban a la caza de Fernando Alonso, cuyos tiempos empezaban a decaer. Finalmente, las posiciones no variaban. Vettel cruzaba la línea de meta 8º, un resultado traducido en 4 puntos y que le hace perder la 4ª plaza del mundial en beneficio de Valtteri Bottas.
  • Daniel Ricciardo: con una pésima salida y una encarnizada lucha en los primeros metros de la carrera, la 7ª posición del australiano al final de la primera vuelta bien podía tomarse como un mal menor. El nuevo primer espada de Red Bull rodaba atónito al comprobar que su compañero de equipo se situaba delante de él a pesar de partir 4 posiciones por detrás. La batalla no iba a tardar. En los primeros giros, Ricciardo le metía el morro a Vettel y, ante la imposibilidad de adelantarlo, avisaba por radio que su ritmo estaba siendo mejor que el del alemán a la espera de que en Red Bull llevaran a cabo algún tipo de orden de equipo. Desde el pit wall hacían caso omiso a las quejas del australiano, que ya en la vuelta 12 se veía obligado a realizar su primera parada al sufrir problemas de blistering con su juego de gomas blandas. La decisión de parar anticipadamente le ayudaba a imponer un ritmo propio con los medios y a mejorar poco a poco los cronos de Sebastian Vettel, que saldría por detrás suyo en el momento de su parada, superando el ecuador de la carrera. En la vuelta 42, Ricciardo se encontraba a medio segundo de Alonso. El australiano era una prolongación del bicampeón a pesar de llevar unos neumáticos con 13 vueltas más, lo que evidenciaba la nula degradación vivida sobre el asfalto de Sochi. La carrera llegaba a su fin sin alteraciones en la tabla. Ricciardo mantenía el 7º lugar, lejos del doblete de Mercedes y, por tanto, lejos de mantener opciones virtuales de ser campeón. 92 puntos le separan de Hamilton, que copa esta utópica primera plaza para el australiano.

Así se va Red Bull de Rusia

Con el título de constructores decidido en Rusia, solo quedaba la clásica felicitación del vigente campeón, Red Bull, al equipo que ha dominado con mano de hierro la temporada. Una enhorabuena extensible al Mundial de Pilotos. Con pocas opciones llegaba Red Bull a esta carrera para continuar soñando pero, con su planteamiento derrotista, se han empeñado en que esas ilusiones desaparezcan en su totalidad. Extraña este planteamiento, pues las órdenes de equipo han sido una constante en la escudería austriaca en la presente temporada –así se evidenció en carreras como Baréin–. La marcha de Sebastian Vettel del equipo parece haber sido el último escollo que ha terminado de dilapidar esas opciones mínimas. La pobre estética que traería consigo despedirse del hombre que puso cara al éxito de Red Bull mediante resultados adulterados y dando prioridad a los intereses del australiano no interesa en el seno del equipo, que ya piensa absolutamente en 2015. A pesar del empeoramiento de su rendimiento en las últimas carreras, 342 puntos les mantienen totalmente consolidados en la segunda posición del Mundial de Constructores.

 

Impresiones del Gran Premio

Sebastian Vettel: “Tuve una buena salida y luego una dura pugna con Daniel, pero de ahí en adelante el ritmo no fue nada especial, teníamos los mismos problemas que habíamos experimentado en la Clasificación. Piloté sin nadie a mi alrededor gran parte de la carrera. Al principio era entretenido, pero después ya no tanto. Felicidades a Mercedes por el título, se lo merecen”.

Daniel Ricciardo: “Las primeras vueltas han sido bastante agitadas y perdimos un par de posiciones en la salida. Tendremos que echar un vistazo a esto. Estamos cerca del final de la temporada, pero no hemos tenido demasiadas buenas salidas, así que eso es un poco frustrante. Al comienzo de la carrera el neumático ya tenía algo de blistering. Incluso tras la Clasificación, tenía algunas ampollas así que no se veía con buen aspecto. Por tanto tuvimos un mal primer stint; las gomas se empezaban a venir abajo así que tuvimos que entrar en boxes algo pronto. Después, el neumático medio ha durado mucho y tuvimos buen ritmo en este tramo. Conseguí llegar a la posición de Alonso, pero no pude superarle. Felicidades a Mercedes, que ha dominado toda la temporada, así que solo puedo felicitarles”.

Christian Horner, jefe de equipo: Felicidades a Mercedes por una excelente campaña para terminar consiguiendo el campeonato de constructores. Han hecho un trabajo impresionante este año y después de cuatro años en Milton Keynes ese trofeo ahora viajará hacia Brackley. Fue una carrera bastante tranquila para nosotros. La degradación no fue realmente un factor. Estábamos preocupados con los neumáticos blandos de Daniel, por lo que decidimos parar pronto. Dan se puso muy cerca de Alonso, que parecía que estaba sufriendo problemas con el combustible, pero simplemente no teníamos velocidad en las rectas para poder atacarle. Así que los dos coches de vuelta a casa tras una carrera fiable, pero dominada totalmente por los motores Mercedes”.

 

 

 

Fuente de las declaraciones: Red Bull Racing