Nico Rosberg ha aguantado las 71 vueltas del Gran Premio de Brasil por delante de Lewis Hamilton, a pesar del acoso incesante del inglés, que no pensó en el Mundial y demostró que quiere ganar siempre. El último escalón del podio fue para Felipe Massa, que desató el delirio en las gradas. Fernando Alonso ha sido sexto y vuelve a regalarle unos puntos preciosos a su equipo.

Rosberg mantiene sus esperanzas

Fuente: Sutton

Al igual que en el Gran Premio de Estados Unidos, la parrilla de Brasil contó con 17 monoplazas en la salida. La baja extra fue la de Adrian Sutil, que tuvo un problema técnico en su Sauber y se vio obligado a salir desde el pit lane, como ya hizo Sebastian Vettel en Austin. Cuando se apagó el semáforo Nico Rosberg conservó la primera plaza por delante de Lewis Hamilton. Felipe Massa, delante de su afición y partiendo desde la segunda fila, prometía espectáculo pero no hizo una de sus habituales buenas salidas y no pudo atacar a los Mercedes. Por detrás, el problema lo tenía Sebastian Vettel, que se fue largo en la curva 3 y perdió la posición con Kevin Magnussen y Fernando Alonso. Fue una salida muy limpia, sin toques ni incidentes destacables.

Sin la lluvia que se venía anunciando todo el fin de semana, la clave de la carrera estaba en la degradación de los neumáticos y las paradas en boxes. Con los neumáticos blandos y medios que ha traído Pirelli aquí y el calor que ha hecho todo el fin de semana, todos los pilotos sufrían mucho blistering. De ahí que la primera parada llegase antes de completarse la primera decena de vueltas. Massa fue el primero en pasar por el pit lane en el giro 6, mientras que Bottas, Button y Vettel lo hicieron una vuelta más tarde. En la 8 pararon Rosberg, Magnussen, Alonso y Ricciardo; y en la 9 Hamilton. No cambiaron las posiciones, pero Massa sí perdió un tiempo precioso que pagaría en la segunda parada en boxes. El brasileño, quizás empujado por la grada, se pasó de frenada en la entrada a boxes y excedió el límite de velocidad, por lo que le cayó un Stop&Go de 5 segundos.

Error de Hamilton y abandono de Ricciardo

Antes de su segundo paso por boxes Hamilton estuvo a punto de perder la carrera y quizás algo más. En su intento por recortar la distancia con Rosberg su Mercedes le pegó un trallazo que le hizo trompear en una de las escapatorias de asfalto. Pudo retomar la marcha aunque perdió 6 segundos con su rival y compañero, que ya había parado por segunda vez. Vettel, esta vez sí, ganó la plaza a Alonso y dejó atrás al español, que tuvo que pelarse con Magnussen para devolver la tranquilidad a Ferrari. Bottas, que tenía el podio a su alcance gracias al Stop&Go de Massa, perdió muchísimo tiempo en boxes. Al finés tuvieron que apretarle el cinturón, que por algún motivo se le había desenganchado.

En la vuelta 40 llegó el primer abandono de la carrera. La suspensión del RB10 de Ricciardo se rompió en plena recta de meta y el australiano tuvo que regresar a boxes para que su equipo confirmase que no había nada que hacer. Checo Pérez se convirtió en el segundo sancionado de la jornada por exceder también la velocidad límite en el pit lane, así que le cayó un Stop&Go de 5 segundos.

Hamilton se olvida de la calculadora

El líder del Mundial salió de la tercera parada pegado a Rosberg y se dedicó a acosar al alemán buscando el fallo o el hueco para pasarle. El inglés volvió a demostrar que no sabe de frialdad y que no se conforma con un segundo puesto si puede ganar. Rosberg, en cambio, dejó entrever de nuevo el nerviosismo que le acompaña desde hace algunas carreras y vio como cada vez la silueta del Mercedes de Hamilton era más grande en sus retrovisores.

A 5 vueltas del final llegó el abandono de Grosjean, al que mandaron parar el coche en una de las escapatorias del circuito, pero el interés estaba en la lucha entre los Mercedes y los Ferrari. Las flechas plateadas, por la victoria; y los coches de la Scuderia por una sexta plaza que siempre sabe a poco. En el caso de Rosberg y Hamilton era una lucha de igual a igual en la que el premio final es el título, pero la pelea entre Räikkönen y Alonso no tuvo mucho sentido. El español quería ir a por Vettel, pero el finés le hizo un tapón importante y no dejó pasar a su compañero de equipo. Finalmente Alonso le pasó, a pesar de haber hecho una parada más.

Tabla de Tiempos

Captura de pantalla 2014-11-09 a la(s) 18.34.48