La FOM sigue buscando el espectáculo que los cambios de reglamento han quitado a la Fórmula 1, por lo que reunió a los pilotos para intentar cambiar las normas del SC y acortar su estancia en pista.

SLS 63 AMG, Safety Car (C197) 2010
Cada vez que ocurre un accidente grave y la seguridad no está garantizada, Charlie Whiting saca el coche de seguridad a pista, lo que reduce la velocidad de los monoplaza. Recoger los monoplazas del circuito y los trozos de fibra de carbono lleva tiempo, pero aunque todos estos trabajos se realicen de forma rápida y eficaz por parte de los comisarios,la espera continúa. Los coches doblados tienen que recuperar la vuelta y ahí llega el tiempo muerto. Circuitos lentos y sinuosos,como puede ser Mónaco, alargan esta acción durante diversas vueltas, lo que no contribuye al espectáculo.

La idea que se presentó a los equipos en una reunión este fin de semana, es que estos pilotos no tengan que dar esta vuelta y que recuperan su posición siendo adelantados por los pilotos más aventajados.Algo que no ha causado entusiasmo a los pilotos, ya que esto otorgaría una ventaja extra a estos doblados que se ahorrarían una vuelta de mecánica y de combustible, algo que está condicionando mucho las carreras este  2014.

Por el momento tocará esperar para ver si se llegan a realizar cambios en el Safety Car, pero algo que si parece que veremos en 2015 es el nuevo Safety Car Virtual, probado en Austin y en Brasil para ofrecer una mayor seguridad a los pilotos en periodos de bandera amarilla.