Bernie-Ecclestone-005

Bernie Ecclestone se vuelve a colocar de forma voluntaria en el ojo del huracán. En una entrevista concedida a la revista Campaign Asia-Pacific, asegura que prefiere como público objetivo de su negocio a “un tío de 70 años con mucho dinero”. La razón de esta extraña preferencia son los actuales patrocinadores principales del circo de la Fórmula 1. “Los aficionados jóvenes ven la marca Rolex. ¿Se van a comprar un reloj? No se lo pueden permitir. O como pasa con otro de nuestros patrocinadores, UBS. A estos chicos les da igual la banca, no tienen suficiente dinero“.

Pero Ecclestone no se ha quedado ahí. El mandamás de la F1 califica las redes sociales como “tonterías”. “Intenté comprenderlo, pero estoy chapado a la antigua. No pude encontrar ningún valor en todo eso“, declara Bernie, llevándole la contraria al resto de grandes empresas mundiales.

Pero quizás donde Ecclestone ha apurado más la frenada ha sido al hablar de los problemas de Caterham y Marussia, mostrando una falta de tacto y de desconocimiento de cómo funciona su negocio letales. “Simplemente que no gasten tanto. No tienen por qué atravesar problemas económicos. Tienen que pensar en qué deben gastar y hacerlo lo mejor que puedan con eso”, asegura, para rematar con un maléfico “Es el mismo problema de las mujeres con las tarjetas de crédito”. Quizás esa falta de tacto se deba a que según él: “nadie los echará de menos“.