Bernie-Ecclestone-005

Bernie Ecclestone se vuelve a colocar de forma voluntaria en el ojo del hurac√°n. En una entrevista concedida a la revista¬†Campaign Asia-Pacific, asegura que prefiere como p√ļblico objetivo de su negocio a “un t√≠o de 70 a√Īos con mucho dinero”. La raz√≥n de esta extra√Īa preferencia son los actuales patrocinadores principales del circo de la F√≥rmula 1.¬†“Los aficionados j√≥venes ven la marca Rolex. ¬ŅSe van a comprar un reloj? No se lo pueden permitir. O como pasa con otro de nuestros patrocinadores, UBS. A estos chicos les da igual la banca, no tienen suficiente dinero“.

Pero Ecclestone no se ha quedado ah√≠. El mandam√°s de la F1 califica las redes sociales como “tonter√≠as”.¬†“Intent√© comprenderlo, pero estoy chapado a la antigua. No pude encontrar ning√ļn valor en todo eso“, declara Bernie, llev√°ndole la contraria al resto de grandes empresas mundiales.

Pero quiz√°s donde Ecclestone ha apurado m√°s la frenada ha sido al hablar de los problemas de Caterham y Marussia, mostrando una falta de tacto y de desconocimiento de c√≥mo funciona su negocio letales.¬†“Simplemente que no gasten tanto. No tienen por qu√© atravesar problemas econ√≥micos. Tienen que pensar en qu√© deben gastar y hacerlo lo mejor que puedan con eso”, asegura, para rematar con un mal√©fico “Es el mismo problema de las mujeres con las tarjetas de cr√©dito”. Quiz√°s esa falta de tacto se deba a que seg√ļn √©l: “nadie los echar√° de menos“.