GP Monaco 2014 Marussia

 

Finalizado el Gran Premio de Abu Dhabi, toca bajar el telón de la F1 y hacer balance de la temporada realizada, pero en el caso de Marussia los resultados son lo de menos debido al grave accidente de Jules Bianchi durante el GP de Japón el pasado 5 de octubre, con gravísimas consecuencias físicas para el piloto. A partir de ese momento, y como es razonable, el equipo se vio envuelto en un aura de tristeza y pesimismo agravado aún más con los problemas financieros que imposibilitaron la participación de la escudería en las tres últimas carreras del mundial.

Un principio esperanzador

Conservar a los mismos pilotos de 2013 fue sin duda uno de los puntos a favor con los que contaba Marussia para dar un salto de calidad este año. Tanto Bianchi como Chilton ya sabían lo que era correr en esta categoría y con este equipo. Las primeras carreras, pese a los resultados, fueron muy positivas para los anglo-rusos. Tanto fue así que Bianchi puntuó en el Gran Premio de Mónaco, aportando los dos primeros puntos en la historia de la escudería. Pero a este magnífico logro hay que sumarle que Chilton encadenó seis carreras sin abandonos y Jules sólo tuvo dos en ese mismo periodo. En ese momento Marussia se colocaba por delante de Sauber y Caterham en el mundial de constructores.

Esa fatídica vuelta 46

Gran Premio de Japón 2014. Esa es una de las carreras que cualquier aficionado a la F1 querríamos borrar de nuestras mentes. En la vuelta 46 y bajo una intensa lluvia, Jules Bianchi perdió el control de su monoplaza con tan mala suerte que en esa curva había una grúa retirando el coche siniestrado de Adrián Sutil. Las graves heridas de Jules le han retirado de la competición aunque aún se sigue luchando por que intente recobrar, dentro de la gravedad, un ritmo de vida lo más normal posible.

 

scale

 

Trabajo excepcional de ambos pilotos

Estaba claro desde un principio que no iban a poder contar con un coche medianamente decente para poder puntuar. Pese a ello, Bianchi aporto velocidad al coche y Chilton fiabilidad. Con la mezcla de ambos conceptos lograron, pese a todas las adversidades y contratiempos, finalizar por encima de Caterham y Sauber en el campeonato de constructores.

  • Jules Bianchi: talento en estado puro, que por una serie de infortunios ha tenido que dejar la competición. Tanto la temporada pasada como en lo disputado de 2014, ha demostrado que tenía talento para pilotar un coche mucho mejor en un futuro no muy lejano. El broche de oro lo puso en Mónaco 2014.
  • Max Chilton: su trabajo no ha sido tan vistoso como el de  su compañero, pero ha sido capaz de acabar carreras completas con asiduidad, evitando abandonos prematuros y averías mecánicas. En el equipo han estado satisfechos con el trabajo realizado por el británico, pero su futuro en la escudería depende de la continuidad o no en la competición del equipo anglo-ruso.

Final triste con un futuro desconocido

Tras el accidente de Bianchi, el equipo decidió poner en el Gran Premio de Rusia un solo coche en pista, el de Chilton. Pero sus problemas financieros impidieron que participaran en las tres últimas carreras. Sus más de 200 empleados han sido ya cesados de sus puestos de trabajo. Pese a que la escudería está inscrita en el campeonato de 2015, su presencia depende de si surge o no algún comprador que siga adelante con el proyecto comenzado hace unos años por Richard Branson y Virgin Racing.

Pese a toda esta serie de infortunios deportivos, no nos olvidamos de Jules Bianchi y de su familia. Forza Jules.

 

descarga

 

Fuente: www.marussiaf1team.com

Twitter: @davicin87