Fernando Alonso

El presidente de la escudería McLaren-Honda ha salido al paso de las especulaciones sobre el accidente de Fernando Alonso en Montmeló para tranquilizar a los aficionados y a la prensa, alarmados ante el hecho de que por un accidente en principio sin consecuencias Fernando Alonso haya pasado tres días en observación en el hospital.

El inglés ha confirmado los rumores de que el español perdió la memoria parcialmente tras el golpe: “Tuvo una pérdida de memoria, pero es normal en estos accidentes”. Pese a esto, el principal objetivo de la rueda de prensa ha sido advertir de la buena salud de Fernando. “No ha habido indicios de daños en el cerebro, el escáner fue positivo”.

Además, ha salido al paso de los rumores que indicaban que Alonso podía perderse el primer Gran Premio de la temporada: “No veo por qué no debería estar en Australia. Habrá más pruebas de la FIA y no tendría por qué no pasarlas”. Además, ha hablado del buen estado de ánimo del ovetense: “Si estuviésemos en un Gran Premio estaría corriendo, pero no tiene sentido que esté aquí. Lo mejor es que se recupere y regrese en Australia. Él quería estar en estos test”.

También ha querido referirse al accidente en si, aunque no han quedado muy claro como se ocasionó: “Llegamos a la conclusión de que fue ocasionado por el viento por los comentarios de Alonso y los comentarios de un aficionado que estaba en esa curva”. Tanto McLaren como la FIA siguen trabajando para saber que ocurrió exactamente en uno de los episodios más enigmáticos de la Fórmula 1 en los últimos años.