La escudería Ferrari ha arrancado la temporada con un sabor agridulce aunque dejan Melbourne con una sonrisa como hace tiempo no se les recordaba a los de rojo. Sebastian Vettel fue capaz de superar a Felipe Massa gracias a una estrategia mejor que la del brasileño y hacerse así con el tercer puesto. La cruz le tocó a Kimi Räikkonen que tuvo que abandonar la carrera debido a un fallo en su última parada, donde su rueda trasera izquierda no quedó bien apretada. Además, antes también había sufrido una parada lenta, por lo que su carrera se había visto comprometida previamente.

Sebastian Vettel en el GP de Australia

Fuente: f1.com

Así se van los pilotos de Australia

  • Sebastian Vettel: el alemán arranca con buen pie su camino en Ferrari con un tercer puesto que le sitúa como el mejor piloto de la parrilla mortal, es decir, de los que no conducen un Mercedes. Por lo tanto, el alemán se sitúa en la 3º posición del Mundial de Pilotos.
  • Kimi Räikkonen: el finlándes sigue sin arrancar y sigue siendo superado por su compañero de equipo, aunque esta temporada parece que planteará más lucha que el año pasado contra Fernando Alonso. Räikkonen empezó la carrera tocándose en la primera curva con Carlos Sainz y tuvo que remontar posiciones de nuevo hacia arriba. Sin embargo, una parada donde no se atornilló bien una de sus ruedas traseras dio al traste con su carrera, finalizando de esta forma con su casillero de puntos a cero.

Así se va Ferrari de Australia

La escudería Ferrari ha arrancado la temporada con nuevas ilusiones y, sobretodo, con un monoplaza competitivo. En Maranello se ha trabajado bien y le han dado a sus pilotos un coche con el que luchar por el podio y, de hecho, parece que son el mejor equipo tras los intratables Mercedes. Se sitúan segundos en en el Mundial de Constructores con los 15 puntos conseguidos por Vettel, seguidos por Sauber que suma 14 puntos. Mercedes, sin embargo, se escapa ya hasta los 28 puntos.

Impresiones del Gran Premio

Declaraciones extraídas de f1.com

Sebastian Vettel.

No escucharon el himno italiano pero pueden estar muy contentos este fin de semana. Es una pena que un pequeño error no permitiese a Kimi finalizar la carrera pero, en general, fue un fin de semana muy limpio. Lo más importante es que tenemos un buen coche, una buena base donde trabajar. Quiero dar las gracias y la felicitación a todas las personas que han trabajado duro en Maranello y aquí en Australia. Sin ellos este resultado no habría sido posible. La salida no fue la mejor, patiné mucho y cuando traté de mantenerme en mi trazada las ruedas no tenían la temperatura suficiente. Teníamos una buena estrategia de carrera que nos permitió adelantar a los Williams que tenían una buena velocidad. Ahora podemos confirmar nuestro rendimiento en las próximas carreras y entonces dar el salto a los Mercedes. La diferencia es todavía grande, para todos los equipos, pero pienso que el nuestro es el que más ha mejorado en invierno. Desde hace tiempo soñaba con conducir un Ferrari y ha pasado por fin. Bebí el champan en el podio y guardé un poco para los chicos, porque me dijeron que les gustaba mucho. Gracias también a los aficionados. Tenemos un gran coche, no solo para clasificación sino también para la carrera. Esperamos estar en el podio de nuevo y quizás ganar alguna carrera.

Kimi Räikkonen.

Al poco de empezar, alguien me golpeó por detrás. Entonces sentí otro contacto en mi lado derecho, pero creo que no fue con el coche de Sebastian. El impacto activó el sistema anti-calado y ocasionó algún daño en el suelo del monoplaza. Eramos muy rápidos en carrera, capaces de alcanzar el Williams y luchar por el podio, pero hubo algunos problemas en ambas paradas. No se exactamente que pasó, pero creo que perdimos algo en términos de agarre. Sin embargo, el podio de mi compañero de mi equipo es un gran resultado para el equipo. Ya en clasificación, a pesar de mi error en la vuelta rápida, sabíamos que teníamos un buen coche. Y en la carrera, la diferencia con los Mercedes parecía menor que el sábado. Simplemente hoy todo me pasó a mí.

Maurizio Arrivabene, jefe de equipo.

Estoy solo medio contento hoy, porque la felicidad real viene cuando ganas. Estoy feliz por el podio y por Vettel, pero sobre todo estoy agradecido al equipo, porque es un buen punto de partida, aunque sin embargo no es el final del camino. Lo siento por Kimi, porque todo el mundo podía ver lo fuerte que estaba en carrera. Pero en la segunda parada hubo un problema con una tuerca que ya había dado problemas en la primera parada. Nos dimos cuenta de que era una posible fuente de problemas y decidimos parar el coche inmediatamente, porque la seguridad es nuestra prioridad número uno. Mirando hacia Malasia, debemos mantener los pies en el suelo, porque Albert Park es un trazado inusual. Si el segundo Williams hubiese corrido hoy también, podríamos tener una fotografía más clara de la situación actual. Pero ahora sabemos lo que podemos hacer debemos dejar de pensar en ser los segundos para llegar a ser los mejores.