Ricciardo

Ricciardo en el GP de Australia | Foto: Motorionline 

Así llegan los pilotos a Malasia

Daniel Ricciardo: El tercer piloto en discordia en 2014 no tuvo un inicio muy prometedor en 2015, sólo pudo acabar sexto en un fin de semana de inicio complicado para Red Bull ya que no consiguieron dar el 100% de su monoplaza. Si el coche le acompaña volverá a demostrar y a certificar los buenos resultados del año pasado.

Daniil Kvyat: El piloto ruso no tuvo la oportunidad de lucirse como nuevo piloto de Toro Rosso, ya que en la vuelta de formación reportó problemas con los frenos y no pudo ni siquiera comenzar el Gran Premio. En Malasia tendrá otra oportunidad de demostrar por qué es un piloto Red Bull.

Así llega Red Bull a Malasia

Ha sido el que ha generado la chispa de la discordia en esta semana de parón de la competición. Los problemas internos con Renault, su proveedor de motores, ha provocado reacciones poco afortunadas por parte de alguno de los “peces gordos” del equipo afirmando que la competición no es equitativa (cuando ellos machacaron y mandaron sin posibilidad de protesta durante cuatro años), incluso llegando a la amenaza de abandonar la competición. Sin embargo, prometen que volverán a estar arriba confiando en su programa de desarrollo.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de www.infiniti-redbullracing.com

Daniel Ricciardo:

“Me siento bien de cara a la próxima carrera. Sé que tenemos que mejorar en muchas cosas pero soy optimista de que podamos pulir algunos detalles en Malasia. La temporada ya ha comenzado, los nervios de la primera carrera ya son historia y creo que Malasia será una prueba mucho más normal para todo el mundo. La hidratación es muy importante, también es importante prepararte bien antes de la carrera para que cuando llegue la hora de la verdad no sientas demasiado calor. Pero aun así, cuando estás dentro del coche es como si estuvieras en una sauna de la que no puedes salir.”

Daniil Kvyat:

“El primer Gran Premio fue complicado, pero hemos aprendido muchas cosas. También fue importante para mí, en el contexto de mi adaptación al equipo. La carrera no fue como me hubiera gustado, pero así ocurrió y ahora tengo ganas de afrontar el próximo reto. Está bien que Malasia venga tan pronto, después de lo ocurrido en Australia quería olvidarme tan rápido como fuera posible de esa carrera y empezar a concentrarme en la siguiente. Tenemos potencial, intentaremos explotarlo. Sepang es un circuito difícil. Tiene algunos tramos de mucha velocidad que son los más interesantes del trazado. Para mí, Malasia es muy importante. Ahí es donde gané mi primera carrera con monoplazas, hace cinco años. Ahí sumé mis primeros puntos el año pasado. Son buenos recuerdos, pero siempre es una carrera dura y difícil para el piloto por el calor que hace ahí. Es por esto que entrenamos tan duro. Sepang es una de esas carreras donde realmente ves cómo estas de preparación física”.

Paul Monaghan, ingeniero jefe:

“El año pasado hicimos muchos progresos entre el último test de pretemporada y la primera carrera. Uno de nuestros puntos fuertes es nuestro ritmo de desarrollo. Tenemos el mejor equipo posible para repetir nuestros éxitos, estamos trabajando tan duro como podemos para mejorar el máximo posible antes de Malasia”.