Tras viajar por los circuitos sin oposición alguna durante la pasada temporada, la escudería de Brackley encontró en Malasia un rival a su altura. La elevada temperatura de Sepang colocó a Ferrari en una posición inmejorable para poder competir cara a cara con Mercedes, que espera que en China se disipe el espejismo de los coches rojos. 

Hamilton, en su llegada al circuito de Shanghái | Imagen: www.skysports.com

Hamilton, en su llegada al circuito de Shanghái | Imagen: www.skysports.com

Así llegan los pilotos a China

Lewis Hamilton: tras hacerse con su segundo campeonato del mundo, Lewis Hamilton ha comenzado pletórico la temporada 2015, realizando su mejor inicio de año gracias a sus 43 puntos obtenidos, labrados en Australia, con su abrumadora victoria, y en Malasia, con su segunda posición cosechada. Su merecida primera plaza en el mundial de pilotos se ve únicamente ensombrecida por el bullicioso éxito de Sebastian Vettel en Sepang, que ha puesto en entredicho el dominio absoluto del equipo Mercedes. Las altas temperaturas del circuito malasio, que superaron los 60ºC de temperatura en pista, condicionaron, en cualquier caso, la victoria del tetracampeón, algo que no se experimentará este fin de semana, donde se esperan unas condiciones climatológicas más frías en el trazado de Shanghái. El circuito chino ha visto ganar en tres ocasiones al inglés, que es el rey indiscutible entre las sinuosas curvas del trazado del símbolo “shang”, donde espera volver a marcar el inicio de una nueva racha de triunfos.

Nico Rosberg: es evidente que las dudas han acompañado el arranque de temporada de Nico Rosberg. Como él mismo afirmó, el pilotaje “de campeón del mundo” de Hamilton en Australia, le relegó a una segunda posición que suponía una continuidad de la temporada 2014, con un Hamilton intratable que se hacía con siete de los últimos ocho Grandes Premios. En Malasia no iba a variar tampoco el escenario previsible, siendo Hamilton, además, el más rápido por segundo sábado consecutivo, circunstancia menos habitual la pasada temporada.  El alemán tampoco iba a tener la estrategia a su favor durante la carrera en Sepang. Con la salida del safety-car, Hamilton hacía esperar en su entrada a boxes a un Rosberg que perdía posiciones que debería recuperar en las vueltas sucesivas. El impecable trato de neumáticos de Sebastian Vettel convertía a Rosberg en presa fácil para el de Ferrari, que iba a copar el primer escalón del podio y a dejar a su compatriota en tercera plaza. Misma posición ocupa el alemán en el mundial de pilotos, donde acumula 33 puntos que espera aumentar en el trazado de Shanghái, circuito que le vio ganar por primera vez en 2012.

Así llega Mercedes a China

Debes tener una diferencia abismal con tus rivales en el bolsillo si te atreves a asegurar en el primer Gran Premio de la temporada que te gustaría tener más competencia. Nico Rosberg no sabía que sus palabras en Australia supondrían un preludio de lo que llegaría quince días después. Malasia ponía en tela de juicio el dominio implacable de Mercedes con una contundente victoria de Sebastian Vettel y hacía saltar las alarmas en Brackley. La aparente tranquilidad en la firma de la estrella ante el ascenso natural de su mayor perseguidor no es ni mucho menos la cara real de un equipo que sabe que debe reaccionar cuanto antes para evitar sobresaltos como el de Sepang. China supondrá un nuevo salto en el calendario y un punto apropiado para llevar el primer paquete de mejoras aerodinámicas de la temporada. Esto sumado a su mejor rendimiento con temperaturas que pueden rondar los 15ºC de temperatura ambiente, va a ayudar al equipo que lidera actualmente el mundial de constructores, con 76 puntos. Sin embargo, flaco favor hará a Mercedes el mayor control de la FIA sobre la inyección del caudal de gasolina, que va a estar controlado por nuevos sensores en el monoplaza desde este Gran Premio y podría perjudicar tanto su rendimiento como el de Ferrari.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web de Mercedes (traducción propia)

Lewis Hamilton

“Malasia fue un fin de semana duro debido al calor. Los problemas con el coche el viernes, la lluvia durante la Clasificación el sábado y una carrera poco previsible el domingo fueron factores que convirtieron el fin de semana en un difícil reto. Siempre hay margen de mejora y hemos trabajado duro para analizar todo de cara a la próxima carrera en China, que es uno de mis circuitos favoritos por los fans que, no sé cómo, pero desde que aterrizamos en el aeropuerto saben que estamos allí. Realmente es increíble ver el apoyo que recibimos. El circuito en sí supondrá un reto diferente a Albert Park o Sepang, pero se adapta a mi estilo de conducción y siempre me hace disfrutar. Gané el año pasado y solo he terminado fuera del podio en dos ocasiones, por lo que el objetivo es, sin duda, volver a estar delante”.

Nico Rosberg

“El último fin de semana no fue especialmente bueno para mí. No hice una vuelta buena en Clasificación y, en carrera, al perder tiempo en boxes, hice un duro vuelta a vuelta para tratar de atrapar a Lewis. Hemos aprendido definitivamente algunas lecciones y es el momento de demostrarlo en Shanghái. Es un gran circuito para mí, donde conseguí mi primera pole y mi primera victoria en 2012. No ha sido un comienzo perfecto para mí el sexto año con el equipo y estoy decidido a cambiar eso este fin de semana. Por supuesto mi compañero de equipo tendrá otra forma de pensar, al igual que mi compatriota con su coche rojo, estoy seguro, pero esta es una pista en la que siempre me he adaptado bien, así que tengo el objetivo de hacer un buen fin de semana”.

Paddy Lowe, director ejecutivo técnico

“Al igual que en todas las carreras, hemos pasado tiempo analizando el fin de semana en Sepang para identificar las áreas en las que mejorar. La debilidad más significativa fue nuestra gestión de los neumáticos durante una carrera con unas temperaturas excepcionalmente altas –incluso para lo normal en Malasia–. Es esencial tener un coche competitivo en todos los circuitos y en todas las condiciones, por lo que hay trabajo por hacer en ese caso. China representa un desafío diferente. Las temperaturas pueden variar drásticamente de año en año, pero en general son bastante bajas. Además, cuenta con una buena mezcla de curvas y una larga recta, por lo que será interesante ver cómo se comportan los coches en un circuito con otras características. Cada vez el campeonato está más apretado y esto hace que tengamos que seguir trabajando a toda máquina para mejorar el rendimiento. Tenemos un nuevo desarrollo aerodinámico para Shanghái y esperamos estar más fuertes que en Malasia“.