Victoria de Lewis Hamilton en el Gran Premio de China por delante de Nico Rosberg y . Ferrari no pudo pelearle la victoria al inglés, aunque intentó ganar al menos la segunda plaza a Rosberg. El ritmo del alemán era ligeramente superior al de los pilotos de la escudería italiana y eso, apoyado en una buena estrategia, acabó por dar a Mercedes un nuevo doblete. Mal fin de semana para los españoles. Fernando Alonso fue, quizás, la nota más positiva al acabar la carrera y hacerlo 12º. Carlos Sainz fue 13º tras muchos problemas y Roberto Merhi acabó último.

Hamilton

Nueva victoria de Hamilton | Fuente: Reuters

Lewis Hamilton ha vuelto a la senda de la victoria en el Gran Premio de China, tras la decepción en Malasia. Esta vez sí, Mercedes acertó con la estrategia y Ferrari no tuvo apenas opciones. La Scuderia lo intentó pero los alemanes parecen haber aprendido la lección de la última carrera y se hicieron con un nuevo doblete. La carrera acabó con el Safety Car, lo que terminó con las esperanzas de podio de Kimi Räikkönen, que se acercaba a Sebastian Vettel en las últimas vueltas.

La tercera carrera de la temporada 2015 arrancó de forma muy limpia. A pesar de que la primera curva es como un embudo y es complicado que los 20 coches se metan sin ningún toque importante, en esta ocasión todos los pilotos consiguieron pasar. Lewis Hamilton, que se había colocado muy cruzado en su cajón de salida para defender la pole, logró su objetivo y mantuvo la primera plaza por delante de Nico Rosberg y Sebastian Vettel. El otro Ferrari, el de Kimi Räikkönen, salió muy bien y adelantó en pocas curvas a los dos Williams, principal obstáculo para que el finés pudiese luchar por el podio con su compañero de equipo. Si el inicio de la carrera de Shanghái fue positivo para la escudería italiana, todo lo contrario le ocurrió a Red Bull. Daniel Ricciardo se quedó muy parado en la salida y perdió muchísimas posiciones, tantas que hasta Fernando Alonso le adelantó. Daniil Kvyat, que salía aún más atrás que el australiano, también perdió posiciones y se quedó justo por delante de su compañero.

Problemas para los españoles

Si la clasificación no fue buena para ninguno de los españoles, tampoco lo fue la carrera. Carlos Sainz trompeó en la primera vuelta y se quedó último del pelotón. Habiendo salido con el neumático medio, la remontada se complicaba aún más. Adelantó alguna posición, pero el neumático no pareció funcionarle correctamente y el ritmo era muy lento. En la vuelta 24, justo después de su primera parada, el cambio se le quedó enganchado. Reinició el sistema y el problema se solucionó. Reemprendió la marcha, ya con vuelta perdida y nada que hacer en carrera. Antes de eso ya habían abandonado Daniil Kvyat y Nico Hülkenberg. El primero por rotura de motor y el segundo por problemas con el cambio. Lo del ruso abrirá más la brecha abierta entre Red Bull y Renault. La relación ya es tensa y cualquier incidente que afecte al rendimiento de sus coches por fallo de la marca francesa generará más tirantez.

Roberto Merhi también tuvo problemas en el primer stint, a pesar de haber adelantado a su compañero en la salida. Cuando cambió los neumáticos y recuperó el buen ritmo ya era tarde. Al rodar en última posición las banderas azules hacen acto de aparición cada dos por tres y mantener un ritmo rápido y constante se complica. Difícil fue también para Alonso. El asturiano decidió montar un juego de neumáticos duros en la primera parada, al contrario que su compañero, que optó por los blandos. Button se alejó y Alonso sufrió, pero sabiendo que el final de carrera sería más propicio para él. Así fue. Cuando salió de la segunda parada estaba a 12 segundos del británico. Fue recuperando terreno y llegó hasta él cuando el campeón de 2009 peleaba con Pastor Maldonado. No hizo falta que Alonso intentase el adelantamiento. Button cometió el error de acercarse demasiado al alerón trasero del Lotus en la curva 1 y terminó impactando con el venezolano. El peor parado fue Maldonado, que tuvo que abandonar a consecuencia del choque y ya van tres abandonos en tres carreras. Alonso aprovechó el incidente para pasar y ganar las dos posiciones.

Abandono de Verstappen y final tras Safety Car

La carrera se decidió tras la segunda parada en boxes. Tanto Mercedes como Ferrari tenían que montar los neumáticos duros y la duda estaba en saber si la Scuderia podría mantener el ritmo y poner en jaque, al menos, la posición de Rosberg. No fue así. Hamilton se sacó de la manga esas décimas extras que suele guardar para los momentos clave y puso pies en polvorosa. Ni siquiera su compañero pudo seguir su ritmo. Tampoco los Ferrari siguieron el del alemán. Räikkönen, que fue el último en pasar por el pit lane, intentó recortar la distancia con Vettel para poder subir al podio por primera vez esta temporada, pero un Safety Car al final acabó con sus opciones.

El coche de seguridad salió en la penúltima vuelta porque Max Verstappen dejó su coche tirado en la recta principal. Un problema, primero, con el motor de combustión y otro, a continuación, con el cambio, acabaron con la carrera del joven debutante holandés. Hasta ese momento el piloto de Toro Rosso había realizado una carrera brillante y se encontraba en los puntos tras realizar varios adelantamientos espectaculares. Los Sauber fueron sus víctimas favoritas, aunque los Force India y los Lotus tampoco se libraron. Max ni siquiera se cortó un pelo al adelantar a Kvyat de forma muy agresiva en los primeros compases de la carrera. Finalmente se quedó sin premio, pero sale reforzado de Shanghái. La semana que viene, más.

ACTUALIZACIÓN: Jenson Button y Roberto Merhi han sido sancionados con 5 segundos y 2 puntos en el carnet por sendas investigaciones. El primero por el toque con Maldonado y el segundo por exceder el ‘delta time’ con el Safety Car. El español mantiene la última posición y el inglés baja a la 14ª en favor de Carlos Sainz, que sube a la 13ª.

Tabla de tiempos

Tiempos