Las eternas rectas de Sakhir, que penalizaron el año pasado a los motores menos potentes, suponen el mayor problema para Red Bull. La unidad de potencia de Renault se muestra, además, poco fiable tras identificarse un fallo de diseño en los pistones del V6. A estos problemas se suman los fallos en los frenos y la escasa eficiencia aerodinámica de un coche que no está permitiendo mirar más allá de los puntos a Ricciardo y a Kvyat.

Kvyat abandonando en el  pasado GP de China | Imagen: www.autosport.com

Kvyat abandonando en el pasado GP de China | Imagen: www.autosport.com

Así llegan los pilotos a Bahréin

  • Daniel Ricciardo: Después de ser nombrado deportista revelación de 2014 en los Premios Laureus, el piloto australiano llega motivado al trazado de Sakhir con la intención de seguir salvando los muebles del equipo de la bebida energética. Tras sus problemas iniciales en la carrera de China, donde la falta de potencia le relegó a las últimas plazas, su vuelta a vuelta supuso un continuo correcalles para ascender posiciones con un coche que no ofrecía excesivas garantías. La 9ª plaza cosechada supone su cuarta carrera consecutiva en los puntos, algo que espera que continúe en Bahréin para mejorar así su octavo lugar actual en el Mundial de Pilotos.
  • Daniil Kvyat: mala suerte y malas maneras del ruso en este tramo inicial de temporada. Tras el abandono previo a la carrera de Australia, han acompañado al joven piloto un noveno puesto y una retirada en los dos últimos Grandes Premios. En China, un fallo en el motor dejó tirado a Kvyat cuando peleaba en posiciones retrasadas tras partir con el neumático medio e impedir el paso a su compañero de equipo, que iba con una estrategia claramente diferente. Mucho por demostrar para el ruso, por tanto, en un circuito complicado para el RB11 y donde el año pasado se quedó al borde de los puntos. Más necesario será ahora lograr algún punto para mejorar la 14ª posición que ocupa en el Mundial de Pilotos.

Así llega Red Bull a Bahréin

Escasas expectativas tienen en el box austriaco de cara a este Gran Premio. Los sectores plagados de rectas del circuito árabe condicionarán en gran medida las aspiraciones de un RB10 cuyo motor Renault se está mostrando como el más débil en potencia pura en este tramo inicial. Los escasos 20 tokens utilizados se solapan con los problemas de fiabilidad de una unidad de potencia que presenta fallos en el diseño de los pistones. El largo proceso de elaboración de estas piezas, que se prolongaría a las seis semanas, hace que en el equipo de Milton Keynes tengan que adoptar una solución provisional a corto plazo. Por si fuera poco, los contratiempos en los frenos marcaron el fin de semana de la escudería en Shanghái. La vuelta de la marca Hitco a Brembo ha generado problemas añadidos en Red Bull, que solo pudo llevarse un 7º lugar en el trazado chino, lo que le coloca a seis puntos de la cuarta plaza del Mundial de Constructores. Posición que les corresponde, en vista de su rendimiento en pretemporada y en las primeras carreras.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web de Infiniti Red Bull Racing (traducción propia)

Daniel Ricciardo

“Nos quedamos posiblemente en el hotel más increíble de la temporada. No he explorado Manama está cerca del circuito, donde estamos situados. Es genial que este hotel tenga su propia playa… obviamente el clima es estupendo y relajante para disfrutar unos días antes del Gran Premio. En Bahréin hice posiblemente mi mejor vuelta de Clasificación, así que tengo algunos buenos recuerdos de Sakhir. A una vuelta no hay nada que realmente parezca difícil en este circuito, pero para las carreras mejora un poco. El año pasado la carrera fue una de las mejores. Puedes adelantar y pasar a una carrera nocturna cambia un poco las cosas. Se mantuvo en vilo todo hasta el final con los neumáticos. Sí, definitivamente es una buena pista para competir. Hay algunas curvas difíciles. La 10 es un giro en frenada divertido, es muy técnico, y cuando se hace bien te sientes genial”.

Daniil Kvyat

De noche la temperatura nos facilita mucho las cosas a los pilotos, el asfalto no está tan caliente y la iluminación es muy buena; no supone un verdadero problema pilotar bajo los focos. La pista en sí es lo que yo llamaría una especie de diseño “clásico”.Tiene algunas secciones que fluyen y algunas curvas interesantes. Me gusta. Es una buena pista de carreras. Las instalaciones son excelentes, al igual que el paddock. Tuve una carrera bastante desafortunada allí el año pasado, pero eso no hace que sea una mala pista para mí. Creo que si eres rápido ¡entonces cualquier pista es buena! Si trabajas en la dirección correcta, si eres preciso en la puesta a punto y en el enfoque del fin de semana, entonces vas a disfrutar. Nos quedamos en un buen hotel en Bahréin que está justo en la playa y el ambiente es muy agradable. En realidad no he estado en Manama, ya que ¡el hotel está prácticamente al lado del circuito!