La marca de los 4 aros ha llegado a Nueva York con la renovación del Audi R8 en su versión “Spyder”, un descapotable que nos dejará sentir el V10 en su plenitud. Este modelo alemán cuenta con 540 CV, una imagen agresiva y las últimas tecnologías de infoentretenimiento. 14587503029957En el pasado Salón de Ginebra Audi se centró en sus modelos SUV con el lanzamientos del Q2 y la renovación del Q7, pero en Nueva York los alemanes han apostado más por la deportividad y el nuevo R8 Spyder es la máxima representación.

La carrocería de este modelo amplía sus dimensiones a lo ancho y a corta su distancia total, sin variar los 2,6m que separaban los ejes de la generación anterior. En su parte frontal destaca la gran parrilla con estructura de panal que recorre prácticamente la totalidad del frontal, y que se complementa con dos estradas de aire en los laterales que también mantienen la forma de panal de abeja. La parte delantera la completan los faros en forma de cuña y con tecnología LED, aunque también están disponible unas ópticas Matrix Láser que mejorar la iluminación nocturna.

En la parte trasera Audi ha cambiado por completo la estética de este R8, sobretodo en la parte baja. La marca alemana introduce un difusor muy trabajado, con 5 cavidades que mejoran el flujo del aire por debajo del coche, modifica la forma de los escapes, que pasan de dos salidas a cuatros y que dejan de ser redondos para tomar una forma cuadrada, y modifica las dos entradas de aire que refrigeran el motor central que se esconde bajo la cubierta, dotándolas de dos apéndices verticales en el lateral. Cambios estéticos que dotan de un carácter más agresivo y deportivo a este descapotable biplaza.14587509660965¿Pero que mueve este deportivo? Bajo la cubierta del motor, que sigue siendo central, se esconde un motor V10 atmosférico e inyección directa con una cilindrada de 5.204 cc y que genera una potencia de 540 CV, una mareantes cifras que llevan a este R8 hasta los 318 kilómetros por hora de velocidad punta. Pero no todo es potencia, Audi también ha pensado en el control y ha equipado a este coche con la tracción quattro, que tiene un diferencial autoblocante mecánico en el eje trasero como gran aliado para no perder ni un ápice de potencia.

Si mezclamos la potencia del motor V10, las prestaciones aerodinámicas de su carrocería y su caja de cambios, que cuenta con la tecnología STronic y un doble embrague, este R8 Spyder se convierte en un as en la manga cada vez que se pone el semáforo en verde, Audi cifra su aceleración de 0 a 100 en tan sólo 3,6 segundos y si fijamos en 200 km/h el objetivo el tiempo de tan sólo se retarda hasta los 11,8 segundos.

Pero no debemos olvidarnos de su capota. Este R8 permitirá a sus dos ocupantes sentir el rugido de su V10 sin panales de por medio, gracias a una capota de tela que en tan sólo 20 segundos dejará que la luz del sol llegue a su interior. Esta “tapa” se retira con el coche estacionado y mientras está rodando, siempre que la velocidad no supere los 50 km/h, y se aloja detrás de los asientos.14587507052001Y por último, pero no por ello menos importante, su interior. Audi sigue el ejemplo de simplificar al máximo el salpicadero y sustituido la pantalla táctil central de 12,3 pulgadas por el cockpit virtual mediante una pantalla en el cuadro de instrumentos. Pero no es la única tecnología, la marca alemana ofrece conexión a Internet, el sistema MMI de navegación, carga inalámbrica, conexión Bluethoot y un sin fin de opciones. Aunque la novedad más importante es el Audi Smartphone Interface, la tecnología de la marca de los aros que permite visualizar el contenido de un smartphone en el cuadro.