Chevrolet continúa en su incansable lucha con Ford y Dodge por ser el rey de los coches al más puro estilo americano y se ha llevado al Salón de Nueva York el Camaro ZL1, un muscle car dispuesto a luchar cara a cara con el Mustang con sus más de 600 CV.1366_2000La lucha entre las marcas del otro lado del charco, por ser la casa referente entre los cochos americanos, está más vibrante que nunca con Ford, Dodge y Chevrolet poniendo toda la carne en el asador. El último que ha mostrado sus cartas han sido los últimos, la marca de General Motors ha presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York el Camaro ZL1 y el Camaro ZL1 Convertible.

La estética de este modelo está inspirada en la competición, modificando completamente las líneas del Camaro y la versión SS del modelo americano gracias al trabajo en el túnel del viento. El ZL1 incluye una parrilla frontal totalmente renovada ampliando la superficie de refrigeración en la parte baja y que se complementa con una franja, también en forma de panal, en la parte superior. Mientras que en el capó se sigue esta línea con unas rejillas para extraer el capó que da entrada a la fibra de carbono hasta los limpiaparabrisas.

Toda esta estética no se queda sólo en la parte delantera, los laterales han sido vestidos con nuevas taloneras, nuevos pasos de ruedas y llantas de radios de 20 pulgadas. En la zaga destaca el renovado alerón, más grandes, y las cuatro salidas de escapes.

Bajó ese capó que mezcla la fibra de carbono con la chapa, se encuentra la bestia que da vida al Camaro. Los de Detroit no han querido escatimar en potencia y este ZL1 monta un motor de 6,2 litros y 8 cilindros en V que genera la friolera cifra de 640 caballos de potencia, con un par máximo de 868 Nm. Un propulsor que combinará con una caja de cambios manual de seis velocidad, o una automática de diez, para transmitir toda esa potencia al eje posterior, ya que como un buen muscle car este modelo cuenta con tracción trasera.

Pero su mecánica no queda ahí, Chevrolet apuesta por una suspensión magnética para pegar el coche al suelo y no perder tracción, distintos modos de conducción que modifican los parámetros del vehículo y un diferencial de deslizamiento limitado, los derrapes están asegurados pero sin pasarse, hasta que el conductor vea que ya ha quemado suficiente goma.

2560_30001

¿Aún queréis más? Pues el interior sigue esta línea deportiva. El cuero toma un gran protagonismo, pero la firma Recaro es el principal actor en todo el habitáculo: Asientos deportivos, volante palo por debajo, una palanca de cambios de corto recorrido, cinturones y costuras en rojo… Sentarse en el Camaro ZL1 es lo más parecido a ponerse en una línea de salida, sólo que el casco es opcional y no veremos la bandera de cuadros.

Potencia, diseño, competición… este nuevo Camaro ZL1 llega al mercado con ganas de galopar a los ponis de Ford y de mirar fijamente al carnero de Dodge. El ZL1 estará disponible con dos carrocerías, una completamente rígida y otra descapotable para los amantes de sentir el viento a gran velocidad, la decisión ya dependerá del comprador y su cartera. Pero lo que es seguro es que con cualquier acabado la diversión al volante está asegurada, aunque quizás los puntos del carné no tanto.