El escándalo de las emisiones del Grupo Volkswagen parece no tener límites, pero la marca alemana ya plantea una solución para los afectados al otro lado del Atlántico. Volkswagen ofrecerá a sus clientes: recomprar su vehículo o repararlo- ambas opciones acompañadas de una indemnización.00001_small

Sin duda la estafa de Volkswagen con sus coches trucados ha sido la noticia del automovilismo que más revuelo ha causado en el último año. La marca alemana se había ganado una intachable reputación, tanto por sus solvencia como por la calidad de sus productos, pero la salida a la luz del escándalo de las emisiones la imagen de Volkswagen se desvaneció de la noche a la mañana. Esta perdida en su imagen comercial les está llevando a tomar medidas y parece que van a centrar sus esfuerzos, o por lo menos a comenzarlos, en Estados Unidos.

La compañía ha llegado a un acuerdo con las autoridades de Estados Unidos para solucionar los problemas de los 482.000 clientes afectados por los motores 2.0 TDI. Volskwagen recomprará estos coches o los reparará de forma gratuita, lo que el cliente decida. No hay que olvidar que el problema de las emisiones no afecta a las partes mecánicas y con una simple actualización de software estos coches ya cumplirán con la legalidad medioambiental. Sea cual sea la decisión de los afectados, Volkswagen también acompañará estas medidas con una indemnización que rondará los 4.500 euros.

Lavar su imagen no le va a salir nada barato a la marca, las primeras estimaciones colocan la cifran en 10 millones de dólares, unos 9 millones de euros al cambios. Unas cifras que sólo contemplan a los afectados en Estados Unidos y sólo a los motores 2.0, aún quedan pendientes unos 90.000 vehículos que equipan un propulsor 3.0 TDI y las justicia americana no descarta el tomar medidas legales más severas si estos coches no reciben una reparación o sustitución.