El piloto del Peugeot ha tenido unas palabras con el diario Marca en el que ha mostrado su descontento con el recorrido de la próxima edición del dakar, que contará con mucha pista y poca arena.1452373581-000mvd6656879

Carlos Sainz se ha mostrado muy activo en las últimas semanas preparando su nueva arma para la próxima edición del rally-raid más duro del mundo, así como las jornadas de tes con su pupilo José Antonio Suárez para desarrollar el 208 R5 Evo de cara al Rally de Portugal. El madrileño se muestra satisfecho con el coche, están trabajando duro para que nos les pille de nuevas los cambios realizados en el 2008 DKR, tal y como ha declarado al diario Marca:

“Queremos mejorarlo en todos los aspectos: motor, suspensiones… No es lo mismo empezar de cero como realmente hicimos el año pasado que partir de una base ganadora como este año. Eso nos va a dar mucha ventaja a la hora de preparar bien el coche”.

Pero Sainz no se muestra tan satisfecho con el recorrido con el que contará la prueba sudamericana, la falta de Chile y su demoledor Desierto de Atacama ha obligado a la ASO ha buscar alternativas, pero que no se pueden comparar. Según los primeros análisis del recorrido todo apunta a que volveremos a notar la ausencia de fueras de pista y que las pistas, al más puro estilo WRC, serán la tónica de la prueba:

“Aún no he podido analizar bien el recorrido entre unos test y otros, pero me da la sensación de que vamos a tener otra vez un Dakar con poco fuera de pista y poca arena, por desgracia. Habrá que verlo cuando se conozca el recorrido al detalle pero un Dakar sin arena no es un Dakar. Veremos que hay en Paraguay porque el resto más o menos se conoce”.

Por este motivo el madrileño ya trabaja con la marca para poder disputar en la Baja de Aragón, la prueba que se disputará entre el 22 y el 24 de julio y que recorrerá la comunidad desde Zargoza hasta Teruel. Una prueba que coincide con el Silkway Rally y que dificulta la logística del equipo Peugeot, ya que estarán presentes con 3 coches en la prueba rusa.