El futuro del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto se pone interesante con el interés que la marca Hyundai, a través de su filial en España, tiene de desembarcar con una unidad R5 del i20 que están a punto de homologar.img_news.jpg

Suzuki, Opel, Renault, Mitsubishi… las marcas están apostando fuerte por el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, bien sea con un equipo propio como hace Opel Motorsport, con una colaboración directo con un preparador como Suzuki y Mitsubishi o con copas de promoción como la Copa Swift o la Dacia Sandero de Renault. Y la lista muy pronto tendremos que añadir una nueva empresa, siempre que los planes salgan bien.

Hyundai está poniendo picante al Mundial de Rallyes con una encarnizada lucha con Volkswagen Motorsport, pero los coreanos no dejan de mirar a las categoría inferiores y el i20 R5 planea ser el arma definitiva llamada a derrotar a los Fiestas de M-Sport. Un vehículo que luchará por la categoría WRC 2 a partir de 2017 y que buscará su hueco en certámenes como el ERC o los nacionales, siempre que se cumplan sus requisitos: no quieren un reglamento ambiguo que no de garantías a vehículos fuera de las normas.

Por ello ya han comenzado a vincularse con la categoría mediante un acuerdo con RACE y las Federación Española de Automovilismo para estar presente en los rallyes del CERA a los largo de la temporada 2016, de lo que queda de ella, con un Hyundai i30 Turbo oficial como coche 0 y que ya debutó en Ferrol. Pero la filial de la marca ha ido más allá y ya han encargado una unidad del i20 R5 para llevar su objetivo de equipo oficial para la temporada que viene.

Veremos como evoluciona este proyecto de Hyundai, que de llevarse a cabo será una gran noticia para los rallyes de España. Una marca oficial significa grandes presupuestos y una buena oportunidad para pilotos que no consiguen el capital necesario para afrontar el calendario de forma privada.