Honda Europa ha confirmado en el día de hoy que su compacto Type-R no tiene rival, pro lo menos en 5 circuitos. Al tiempo conseguido en Nurburgring tenemos que añadir tiempos de récord en Silverstone, Monza o Spa.
2560_3000-1

La lucha por el compacto perfecto, la necesidad de conseguir un modelo deportivo, rápido y asequible está manteniendo una lucha encarnizada entre las marcas y Honda se erige como la vencedora gracias a su Type-R.

La marca japonesa marcó todo un hito al completar el “Infierno Verde” de Nürburgring en 7 minuto, 50 segundos y 63 décimas, un crono que batía el récord logrado por el Renault Megane 275 Trophy R en casi 4 segundos. Pero como Nürburgring no lo es todo, Honda se ha lanzado a la caza de récord en 5 circuitos más en Europa: Silverstone, Spa-Francorchamps, Monza, Estoril y Hungaroring consiguiendo los siguientes cronos:

PilotoCoche
Adrian NeweyMarch 711 de 1971
Alain ProstRed Bull RB8 de 2012
Damon HillLotus 49B de 1968
Dario FranchittiLotus 25 de 1963
David BrabhamCooper Climax T53 de 1960
David CoulthardRed Bull RB8 de 2012
Derek WarwickMcLaren M29C de 1980
Emerson FittipaldiMcLaren M23 de 1974
Jackie Oliver Lotus 33 de 1965
Johnny Herbert Tyrrell 006 de 1973
Martin BrundleMcLaren M26 de 1977
Nigel MansellMcLaren M23 de 1974
Paul StewartTyrrell 006 de 1973
Rubens BarrichelloWilliams FW07B de 1979
Sir Jackie StewartMatra MS80 de 1969

Honda se consolida así como un referente en el sector de los compactos, tal y como explica Philip Ross, Vicepresidente Senior de Honda Motor Europa:

“Este desafío consolida la posición del Civic Type R como referente del segmento de vehículos compactos con tracción delantera. Con el apoyo de nuestras estrellas del mundo de la competición de turismos, hemos conseguido testificar que el equipo que concibió y diseñó este vehículo creó el coche de carreras definitivo para circular por carretera”.

Ahora la pelota está en el tejado de SEAT, Renault o Volkswagen, quienes tendrán que demostrar que sus compactos de tracción delantera no se quedan atrás con respecto al Type-R, un vehículo que gana adeptos cada día gracias a su potente mecánica y una estética radicalmente deportiva.