Nani Roma ha hecho oficial en el día de hoy el gran secreto a voces, dice adiós a Mini y se une a Toyota. El ganador del Dakar en 2014, en coches, deja así una de las estructuras más potentes del rally raid más duro del mundo, como es X-Raid Mini, y se une a las filas del ilusionante proyecto de Toyota, que año tras año es más fuerte.

espanol-Nani-Roma-vigesimo-Dakar_91750886_392576_1706x960

Con el final de la pasada edición del Rally Dakar, los rumores comenzaron a surgir en los medios sobre un posible cambio de equipo de Nani Roma. El piloto español ha formado parte de la estructura X-Raid Mini durante los últimos 5 años, durante los cueles siempre se ha visto luchando por los puestos de cabeza salvo las ediciones de 2015 (abandono) y de 2016 (problemas al inicio del rally). A pesar de ser uno de los grandes talentos en la prueba más dura del mundo, Nani ha visto en sus compañeros una dura competencia que sólo le ha permitido hacerse con el título en 2014.

Ahora ha llegado el momento del cambio para el Folgarolas, que a partir de hoy mismo ya forma parte del equipo Overdrive Toyota. La marca japonesa supondrá el quinto equipo de coches para el español, tras su paso por Mitsubishi, BMW, Nissan y Mini. El de Toyota es un proyecto ilusionador y con el que buscará su segundo título gracias a una Hilux, de motor V8, que ya dio muestras de su potencial durante el último Dakar. Estas han sido las declaraciones del piloto:

“Es un placer para mi pilotar el Toyota Hilux. Se trata de un nuevo y apasionante reto en mi carrera y una nueva oportunidad de desarrollar mis habilidades en competición en un proyecto nuevo y emocionante. Estoy ilusionado como un niño para trabajar de inmediato y empezar las pruebas para finalizar la puesta a punto antes de nuestra primera carrera juntos en la Baja España Aragón en unas semanas”.

“Los últimos cinco años de mi carrera he estado unido a otra marca, con la que he estado en todos los peldaños del podio en el Dakar. Han sido cinco años emocionantes, con momentos de gloria y también de sufrimiento. Valoro lo que he logrado en este tiempo pero ahora quiero mirar hacia adelante, a esta oportunidad de trabajar con Overdrive y evolucionar el coche para luchar por la primera victoria de Toyota en el Dakar. Tengo que decir que el cambio me entusiasma”.

“Estoy muy contento de trabajar con una marca como Toyota que tiene un enorme historial en competición y con la que comparto la pasión por las carreras. Pilotar para una marca tecnológicamente puntera, como es Toyota con los híbridos, y que además también compite en el WEC y en 2017 estará en el WRC, es un reto apasionante”.

A Nani Roma le espera una fase de aprendizaje y adaptación al nuevo coche, un trabajo que comenzará en Julio con la Baja de Aragón. La prueba española será un una primera fase del Dakar con la presencia de Carlos Sainz a los mandos del Peugeot y de Nani con el Toyota Hilux.