El piloto de Citroën no lo ha dudado y no se esconde de las críticas que cuestionan su última victoria en el WRC con el DS3 del Total Abu Dhabi WRT, la segunda en los que va de año.

IMG_20160731_234103

La temporada 2016 nos está dejando una interesante lucha en el Mundial de Rallyes, cada prueba es una lotería y los ganadores se van sucediendo con cada país que visita la competición. Por el momento ya van seis los pilotos que se suben a lo más alto del podio en las 8 pruebas que se han disputado, sólo Sebastian Ogier y Kris Meeke han tenido el privilegio de repetir su presencia en el champán de la victoria. Pero también está teniendo su polémica.

Desde que la tierra tomó el protagonismo allá por el mes de marzo, con la llegada del Rally de México, el equipo Volkswagen Motorsport ha cargado contra la norma que obliga a su tricampeón, Sebastian Ogier, abrir la pista durante las primeras jornadas de cada rallye. El galo ha tenido que limpiar las pistas de polvo y piedras, además no se ha encontrado una rodada ya marcada, y ha tenido que levantar el pie para preservar su continuidad y no quedar tirado por una revoltosa piedra en su camino. Una situación que han aprovechado sus rivales para sacar ventaja y que ha provocado constantes declaraciones hirientes en el entorno de la marca alemana.

El último en salir a la palestra ha sido Jost Capito, el director de Volkswagen Motorsport y que muy pronto dejará la categoría para unirse a la filas de McLaren. Capito ya auguró antes del Rally de Finlandia que Meeke sería el ganador y después de que su predicción acertara declaró que “Kris no puede ser feliz con esta victoria” y admitía que el piloto de Citroën sólo podría perder en Finlandia, dando a entender que sería un rallye regalado para él.

Ante estos ataques el piloto de Irlanda del Norte no ha agachado la cabeza, como buen aspirante al título ha contestado estas críticas. Mekke ha dicho a Capito y a Volkswagen que se verán las caras el año que viene, temporada en la que regresará al Mundial de Rallyes con un programa completo, un coche actualizado y un proyecto prometedor que buscará terminar con el monopolio del grupo VAG al frente de la categoría reina del rallye. Además, a través de su cuenta oficial en Twitter ha hecho un guió a la película Le Mans con la mítica imagen de Michael Delaney haciendo la señal de los dos dedos, como las dos victorias que lleva en este 2016.

¿Son injustas las críticas hacia Kris Meeke? Es cierto que tanto en Portugal como en Finlandia estuvo beneficiado por la posición de salida al salir tan atrás, pero Meeke no es el único que sale detrás. Hyundai, principal rival de Volkswagen en el campeonato de marcas, también contaba con Thierry Neuville en una posición retrasada y Ott Tanak también estuvo en la lucha hasta los incidentes.

El de Irlanda del Norte está en un momento brillante y se espera mucho de él la próxima temporada, un proyecto en el que está trabajando cada semana con diferentes pruebas del Citroën C3 WRC, un vehículo que ya conoce como la palma de su mano. Volkswagen debería de estar más preocupado por lo que pueda hacer en 2017 que porque este año se lleve algunas victorias.