Final de infarto el que ha vivido en Alemania con la lucha entre los pilotos de Hyundai, que se disputaban la segunda posición del podio por apenas décimas. Por delante, un Sebastian Ogier que ya huele su cuarta corona ha conseguido casi medio segundo de ventaja.
FB_IMG_1471783187814

Después de dos jornadas en las victoria podía caer en manos de varios pilotos, así como las dos posiciones del podio restantes, la mañana de hoy ha sido muy trepidante con la lucha entre los pilotos de Volkswagen y Hyundai. La victoria no era un objetivo factible para cualquier piloto que no fuera Sebastian Ogier, el francés comenzó el día con 33,4 segundos y durante los tras tramos celebrados, la segunda pasada por Dhrontal se tuvo que neutralizar porque el público no estaba colocado en zonas seguras, demostró porque es tricampeón del mundo de rallyes y porque es el máximo candidato para este 2016. Gestionó su colchón a la perfección, sin tomar riesgos pero sin dar opciones a los i20 WRC para terminar ganando con una ventaja de más de 20 segundos.

Ogier gana después de 6 rallyes y 6 meses sin hacerlo. Y lo hace en la primera prueba sobre asfalto después del gran maratón de tierra que tanto le ha perjudicado por su posición de salida, lo que le hacía limpiar las pistas de suciedad y llevar mil ojos en piedras ocultas. Una victoria también especial por la cercanía con Francia y por ser la casa de su equipo, Volkswagen.

La segunda posición ha sido conquistada por un gran Dani Sordo. El español ha vuelto a la competición después de perderse el Rally de Finlandia, ¡Y de que manera lo ha hecho! Desde los primeros compases de la prueba ya demostró que tenía ritmo para estar arriba y luchar por los puestos del podio, pero en las dos últimas jornadas se ha superado a sí mismo. Velocidad y control, esas fueron las claves que llevaron a Dani Sordo al segundo cajón del podio por sólo 1 décima con su compañero de equipo, el belga Thierry Neuville. Durante toda la mañana se estuvieron midiendo los dos i20 WRC, pero el belga era quien tenía que tomar los riesgos y, a pesar de dar todo en cada tramo, no fue suficiente para batir al piloto español. Neuville se lleva el consuelo de los tres puntos del Power Stage al superar el crono de Latvala en 2,5 segundos.

Fuera del podio ha terminado Andreas Mikkelsen, el piloto noruego que llama en cada rally al asiento de Latvala. Mikkelsen luchó por los puestos de cabeza en los primeros compases del rallye y no le puso nada fácil el liderato a Ogier, pero una serie de errores le hicieron descender en la clasificación hasta caer fuera del podio, pero no por mucho. A penas 6.8 segundos le han separado de Neuville y pord etrás la ventaja con Paddon ha superado los 3 minutos. Y cerrando los coches WRC, Mads Ostberg ha conseguido la sexta posición con casi un minuto de diferencia con el tercer Hyundai i20.

Cerrando el top ten, Skoda y más Skoda. Lappi se ha hecho con la victoria en WRC 2 en casa de la marca del grupo VAG, una victoria que no viene sola y la consolidan la segunda posición de Tidemand, la tercera de Kopecky, la cuarta de Kremer y la quinta de Mevius. Hasta la sexta posición del WRC 2, 12ª de la general, no tenemos que ir para ver el primer Citroën R5, concretamente el DS3 de Pierre-Louis Loubet.

Y así termina este Rally de Alemania, la primera cita en asfalto y que dejará un parón demás de un mes hasta que los coches del WRC vuelvan a rugir tras la caída del Rally de China. Volvemos en Francia, una cita que todos los años nos trae sorpresas y que en este 2016 no será manos.