Ángel Paniceres y Javier Álvarez cosechaban una victoria R2 in extremis en los últimos tramos, además de un nuevo triunfo en el Trofeo Júnior. Esteban Vallín y Borja Odriozola sufrían una salida de carretera en la temporada, sin consecuencias físicas, a poco de finalizar la prueba mientras lideraban con autoridad la categoría.img_20160911_212410

La capital asturiana se convertía en testigo de los miles de aficionados que asistían a una de las citas por excelencia del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto.

El equipo Red Opel Motorsport llegaba a la tierra de sus dos pilotos astures y comenzaba con garra en la primera etapa del viernes con Vallín y Paniceres atacando desde el primer tramo y repartiéndose los primeros scratch del Trofeo de España R2. Esteban Vallín sufría un leve pinchazo que le hacía perder algunos segundos a poco de finalizar la primera etapa del rallye, situación que no impedía que finalizase en primera posición entre los R2.  Al contrario que a su compañero, otro pinchazo complicaba la primera etapa a Paniceres, que perdía más de dos minutos y veía reducidas sus opciones de victoria.

En su particular lucha por recuperar el tiempo perdido en la etapa del viernes, Paniceres y Álvarez bordaban la segunda mitad del rallye y, ayudados  por los problemas  de sus rivales, sentenciaban  su primera victoria en el Trofeo de España R2 con el Opel ADAM y sellan una nueva victoria en el Trofeo de España Júnior, del que son líderes incontestables.

Por otro lado, Vallín y Odriozola se mostraban al ataque al comienzo de la etapa del sábado hasta que sufrían una salida de pista en el TC9, sin consecuencias físicas, que les obligaba a firmar, con amargura en casa, el primer abandono de la temporada 2016.

Este triunfo supone para Ángel Paniceres su primera victoria en el Trofeo de España R2, otorgándole la primera posición en la categoría y las opciones de batirse la primera posición final con su compañero de filas en las carreras restantes del Campeonato.