Peugeot Sport ha desvelado por fin el 3008 DKR, la nueva arma de la marca del león para convertirse de nuevo en los campeones del rally-raid más duro del mundo. Peugeot abandona el 2008 y toma su último SUV como modelo para este 4×2.

The new Peugeot 3008 DKR during a studio photoshoot at Paris, France on August 7, 2016.

The new Peugeot 3008 DKR during a studio photoshoot at Paris, France on August 7, 2016.

Si Peugeot sorprendió en 2016 con un rediseño por completo del 2008 DKR que les llevó a lo más alto en la categoría de coches del Rally Dakar, para el año 2017 también nos espera toda una bestia devora dunas, el nuevo Peugeot 3008 DKR. Un proyecto que se ha llevado a cabo durante los últimos 8 meses en la localidad francesa de Velizy, prácticamente desde que Stéphane Peterhansel cruzó la línea de meta en la primera posición en la pasada edición del Dakar. Un Peugeot 3008 DKR que se mantiene fiel a la filosofía de dos ruedas motrices.

Los ingenieros de Peugeot Sport han trabajado en dos factores clave para conseguir un coche ganador: la fiabilidad y un fácil manejo. El 2008 DKR se mostró como un coche verdaderamente fiable, apenas tuvieron problemas mecánicos y lograron conquistar 9 etapas, pero en Peugeot han querido perfeccionar estos aspectos y han trabajado sobre la mecánica y la electrónica, haciendo un gran hincapié en la gestión del motor. Un motor V6 de 3.0 litros biturbo que ahora otorga un mayor par a bajas revoluciones pero que por contrapartida contará con 20 CV menos por la nueva normativa, que les obliga a pasar de una brida de 39mm a 38mm. Y para el combustible, como no, siguen apostando por el diésel.

Pero en Peugeot no sólo han pensado en la máquina, también en sus integrantes. Por ello, el 3008 DKR incorpora aire acondicionado, un aspecto que igual no está contemplado en otras competiciones de motor pero que es muy necesario dado que tanto piloto como copiloto pueden llegar a estar más de medio día dentro del vehículo y la cabina puede llegar a alcanzar temperaturas superiores a los 60º. Sin duda algo que Sainz, Despres, Loeb y Peterhansel agradecerán pero que habrá que esperar que el coche de sus primeros kilómetros para ver si puede afectar a su rendimiento.

Bruno Famin, director del equipo:

“El nuevo 3008 simboliza el próximo paso. Nuestro objetivo con este coche era tomar los puntos débiles de los coches existentes y hacerlos más fuertes, mientras que la capitalización de todas las fuerzas existentes para mejorarlas aún más. También hay algunas nuevas regulaciones, que obviamente, necesitamos cumplir”.

Sébastien Criquet, diseñador de exterioresde Peugeot:

“Nuestro nuevo coche Dakar es la expresión más extrema de la última SUV de Peugeot. Se mantiene el lenguaje de diseño distintivo del coche de carretera, pero lo transporta en un contexto de rally. Y ese es el trabajo ideal para cualquier diseñador: cuando se crea un coche, que siempre tenga una versión de competición en el fondo de su mente”.

Pero este nuevo Peugeot 3008 DKR no llegará a latinoamerica sin kilómetros de competición a sus espaldas. La marca gala ya ha confirmado la participación de Carlos Sainz, el piloto sobre el que recayó el desarrollo del 2008 DKR, en el Rally de Marruecos a principios de octubre. Una prueba en la que estará acompañado de Cyril Despres con la versión anterior, una parada perfecta para comparar ambos modelos y ver que aspectos se deben mejorar para que el león vuelva a rugir en los dunas y pistas de Argentina, Bolivia y Paraguay.

Galería de imágenes